Oruro, Bolivia. 21 de octubre de 2018
  • close

EDITORIAL

La rabia canina

La rabia canina

account_box


DIRECTOR | EL FULGOR.com
email [email protected]
date_range 19 de noviembre de 2017

El Gobierno Municipal de Oruro anunció la ejecución de una campaña contra la rabia canina advirtiendo que los animales que no sean vacunados y sigan en las calles, serán capturados por el centro de Zoonosis de la comuna.

Se trata sin duda de un gran esfuerzo para controlar el mal de rabia que portan los animales que no fueron vacunados en campañas anteriores, mal que es transmitido a los humanos a través de las mordidas o arañazos del can.

Una vez detectado el mal en humanos, el desenlace es siempre fatal, la proliferación de casos de rabia canina en lo que va del año movió a la ejecución de esta campaña.

Si la persona atacada por un animal infectado llega hasta un centro  médico es tratada adecuadamente con la vacuna antirrábica habrá salvado la vida, de lo contrario no.  

Oruro es una de las ciudades que muestra en sus calles y avenidas una gran cantidad de perros vagabundos que recorren las vías y mercados en busca de alimento.

Ya se hizo costumbre observar a los perros solos y cuando no en verdaderas jaurías que convirtieron las vías, plazas y parques en su hogar.

Las calles están llenas de excrementos de estos animales cuyos dueños los lanzan a las calles sin ningún cariño el mismo que, por la noche vuelve al domicilio para dormir en la puerta, cuidando la casa.

No hemos aprendido que cuando en el hogar se adopta una mascota viene acompañada de obligaciones que debemos cumplir como el darle alimentación adecuada y un ambiente donde se desarrolle.

En caso de salir a la calle con el perrito  se debe imitar el comportamiento de dueños de estos animales de otras ciudades que junto al can salen con guantes y una bolsa para recoger las eses del perro y luego depositarlas en un contenedor de basura.

Lejos estamos de este comportamiento ya que los dueños prefieren sacar al animal de la casa para que vaya en busca de un lugar donde hacer sus necesidades fisiológicas que son generalmente puertas de otros domicilios, postes de luz, árboles y plazas y parques.

Esto le da un mal aspecto a la ciudad que junto a la basura, un problema que parece sin solución muestran un rostro que no es el de Oruro, otrora una ciudad considerada como modelo por su limpieza y orden.

En Bolivia existe una población canina de unos tres millones de canes y aunque no existen estadísticas oficiales el cálculo se lo realiza tomando en cuenta que de cada tres personas una tiene un perro, por lo que si somos 10 millones, habrá 3 millones de canes.

Las comunas deben normar la tenencia de perros obligando a sus dueños a registrar al animal en una oficina especial así como pagar un impuesto por su tenencia.

Un adecuado control en la tenencia de los caninos evitará males mayores como la rabia humana por contagio de un can y en este caso, los más damnificados son los niños que no tienen como defenderse del ataque de un can infectado.

Por estas razones, todos los habitantes de Oruro debemos cooperar para el éxito de esta campaña y  así evitar la propagación del mal de rabia, que en cualquier momento puede afectar nuestros hogares.


Página vista 238 veces


local_offerSalud local_offer Zoonosis








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia