Oruro, Bolivia. 21 de octubre de 2018
  • close

EDITORIAL

La contaminación ambiental y el futuro del planeta Tierra

La contaminación ambiental y el futuro del planeta Tierra

account_box


DIRECTOR | EL FULGOR.com
email [email protected]
date_range 12 de noviembre de 2017

La contaminación del aire, del  agua dulce, de la tierra, de los mares y de los químicos, están produciendo estragos entre los habitantes del planeta Tierra y son muy pocos los gobiernos que ejecutan acciones para mitigar estos efectos.

La Conferencia de Paris de diciembre 2015, logró el compromiso de 195 países de tomar acciones para reducir los efectos del llamado efecto invernadero y así evitar la elevación de la temperatura del planeta.

La meta propuesta es  reducir en dos grados la temperatura del planeta para volver a la era pre industrial de 1850. Sin embargo los estudios de los expertos señalan que hasta 2050, es casi cierto que la temperatura global se eleve entre 3 y 4 grados centígrados.

Esta temperatura provocará desastres naturales de gran magnitud, como el derretimiento de los hielos polares haciendo que el nivel de los mares suba inundando ciudades costeras que quedarán bajo el nivel del mar.

Otro desastre que se vaticina es la migración de millones de personas desde sus lugares de origen hasta regiones del planeta donde la vida humana sea posible y exista el líquido que hace posible la vida: el agua.

Los expertos y los futurólogos vaticinaron que los conflictos bélicos del mañana ya no serán por los recursos hidrocarburíferos o los minerales como en el presente sino por el agua.

Bolivia está entre los países con mayores recursos hídricos del planeta por lo que esa migración de millones de personas puede tener a nuestro país como uno de sus objetivos.

El calentamiento global se produce debido a la emisión de grandes volúmenes de dióxido de carbono así como por la deforestación, el uso de químicos en la agricultura y en la extracción y tratamiento de los minerales.

Los desechos mineros y las aguas ácidas contaminan los suelos y las fuentes hídricas como ríos y lagos matando la vida, es decir, la flora y la fauna. La lógica parece ser el dinero es más importante que el medio ambiente.

Nuestra ciudad, Oruro, no es ajena a este fenómeno de contaminación sus habitantes estamos expuestos a la contaminación del aire que respiramos por la emisión de gases nocivos de la fundidora de minerales, la emisión de gases de los vehículos que circulan en nuestras calles y avenidas.

Además los acuíferos se contaminan con el agua ácida de los emprendimientos mineros conocida como copajira, que llega finalmente a los ríos y lagos. Es el caso del  emblemático lago Poopó cuyas aguas desaparecieron dejando en el centro un charco de menos de dos centímetros.

Otra fuente de contaminación que sufrimos los orureños es el que producen las ladrilleras instadas en los alrededores de la ciudad que utilizan como combustible llantas de vehículos, cuya quema produce grandes volúmenes de dióxido de carbono.

Ante este negro panorama mundial y local es pertinente preguntarnos ¿ qué hacen las autoridades y nosotros para mitigar los efectos del calentamiento global?.

No sólo son las autoridades las llamadas a ejecutar acciones que eviten la propagación de gases nocivos así como de aguas contaminadas o el uso de químicos. Nosotros también debemos contribuir seleccionando la basura y a través de un uso responsable del agua.

Página vista 2863 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia