Oruro, Bolivia. 22 de septiembre de 2019
  • close

Esparcimiento sano

Parque “Simón Bolívar” un espacio público alternativo

Portada del Parque “Simón Bolivar”

timerTiempo estimado de lectura: 3 minutos, 59 segundos

account_box


Especial para EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 12 de mayo de 2019

Los espacios públicos como los parques, las explanadas, ciertas calles o avenidas, son lugares usados para la recreación o para la expresión artísticas, deportiva o cultural, uno de los motivos principales es el goce del esparcimiento personal o grupal, a decir de Marc Auge: “es el lugar del sentido inscripto y simbolizado” que hace a la identidad de las personas, las familias, amigos etc.

Pero hoy en día la tecnología va generando los desencuentros, entre los espacios y el tipo de esparcimiento que preferimos, como es el caso que trae consigo la tecnología (ordenador, televisión, consola, celulares, etc.) y secuencialmente el sedentarismo infantil que registra un problema presente en nuestra sociedad “moderna”, y sobre todo en los niños y adolescentes que pasan demasiado tiempo frente a estos medios tecnológicos que imposibilita la interacción social y el uso de los espacios alternativos para reencontrase con la sociedad. Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños y adolescentes de entre 5 y 17 años deberían realizar al menos 60 minutos de actividad física diaria de intensidad moderada a vigorosa para evitar el sedentarismo.

Estudiantes del Quinto A,B y C del Colegio Quinto A,B,C de la Escuela “Carmela Serruto”


Oruro en la actualidad tal vez no con las mismas características de otros departamentos, fue generando espacios públicos en las cuales pueden ser alternativas al esparcimiento y la lucha contra la tecnología mediática, las cuales parecen invisibilizadas, pero que son alternativas a las cuales podemos recurrir como el que se encuentra en pleno centro de nuestra ciudad (calles Murguía entre La Plata y Presidente Montes) el Histórico parque “Simón Bolívar”, espacio que fue revitalizado por el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO) en la gestión 2015 en donde se recuperó algunos símbolos históricos como la réplica del portal original cuando fue inaugurado el 6 de agosto de 1926 y manteniendo los juegos gimnásticos (traídos de Buenos Aires) de aquel entonces que caracterizó a este espacio, siendo  Oruro la primera ciudad de Bolivia en contar con modernos juegos y de buena calidad que permanecen en muy buen estado hasta nuestros días.

Alrededor de 85 estudiantes dieron vida a este espacio de esparcimiento.


La nueva imagen que presenta este espacio de esparcimiento (luces led, cambio de suelo de arena por césped sintético, baldosas de alto tráfico) acoge sin duda alguna a la niñez y juventud orureña pese a la intromisión de las “nuevas tecnologías” a la vida diaria de las familias, en donde algunos profesores de las escuelas de nuestra ciudad consideran como estrategias del maestro la visita a estos espacios como parte de sus actividades extracurriculares: “es interesante que los maestros utilicemos estos pequeños espacios… no siempre es exclusivamente avanzar temas en aula: justamente padres de familia, autoridades de nuestro departamento y porque no decir los propios maestros deberían traerlos acá a los parques, hay necesidad de que los alumnos se distraigan, tengan sus espacios, tengan sus momentos, que tengan una convivencia, es interesante el Parque Bolivar, de esa manera nos animamos, les trajimos… se divierten se distraen, es una hermosa experiencia” refiere el Prof. Braulio Gutiérrez, docente de la Escuela “Carmela Serruto” de la zona Sud de la ciudad de Oruro.

La familia también visita el parque.


Varios estudios han demostrado la interconexión que se produce en el desarrollo motor, social y cerebral del niño cuando juega en el parque, entre ellas: mejor de control corporal mejorando cada vez más sus destrezas musculares, adquirir seguridad en sí mismo fomentando su independencia, sociabilización con otros niños que ayuda a que el niño aprenda a esperar su turno y tolerar mejor sus frustraciones, le ayuda con las matemáticas ya que el niño aprende dominio espacial, ampliar su vocabulario, mejora su estado de salud ya que al jugar al aire libre se mantiene en forma, le da hambre y por ende le facilita el sueño, la exposición a la luz solar contribuye a sintetizar la vitamina D necesaria para el desarrollo de su sistema óseo; es así que la visita a nuestros parques deberían ser una prioridad no sólo en el entorno familiar sino como parte de las actividades curriculares en los centros de educación, fomentando una vida saludable y promoviendo el deporte formando  además hábitos que se alejen de la vida sedentaria que hoy lamentablemente forma parte de nuestra niñez y juventud.

El parque Bolívar luce remozado.



Página vista veces












ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia