Oruro, Bolivia. 16 de julio de 2019
  • close

En una efímera Casa de la Moneda

Oruro acuñó preciadas y raras monedas para Bolivia en 1849

Son piezas altamente cotizadas en el mercado de la numismática mundial

Las preciadas monedas que se acuñaron en Oruro

timerTiempo estimado de lectura: 7 minutos, 17 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
date_range 05 de mayo de 2019

Con diseños que reflejan el Cerro Pie de Gallo, y lo que entonces se conocía como la iglesia del Socavón, el sol, además de una leyenda alusiva a la presidencia de Manuel Isidoro Belzu, son las preciadas monedas que en mínima cantidad se acuñaron en Oruro, el año 1849.

El presidente de la Unión Numismática de Oruro, Cnl. Juan Frías Cardozo, es poseedor de estas piezas quien explicó que las monedas fueron acuñadas en plata extraída de las minas de San José e Itos.

En aquella época había una especie de contrabando y en vez de dejar las cajas de rescate de la plata, los mineros preferían llevarlas a Perú o Chile, entonces  la instalación de la Casa de la Moneda en Oruro, era una manera de controlar la fuga de minerales, pero, lamentablemente,  por factores administrativos, no tuvo mucho tiempo de vida; sin embargo se logró acuñar algunas piezas.

Masiva asistencia a la Segunda Exposición y Encuentro de Numismática Oruro


El historiador e integrante de la Unión Numismática de Oruro, Fabrizio Cazorla Murillo, narró que en 1849 el presidente Manuel Isidoro Belzu, decidió trasladar a Oruro las máquinas de acuñación de monedas que estaban en Cochabamba;  para consolidar una Casa de la Moneda en esta región altiplánica,  a manera de controlar mejor  la salida de la exportación de  “piñas” de plata.

Explicó que, por entonces, de manera equívoca se citaba al Cerro Pie de Gallo, como Cerro Socavón. El diseño de estas monedas de un valor de 1 y 4 Soles, se completa con una leyenda que dice: “En gratitud a su presidente MIB (Manuel Isidoro Belzu). República Boliviana 1849”.

Son piezas sumamente escasas y de alto valor numismático, porque datan de una época de la que no se sabe cuántas se acuñaron en la efímera Casa de la Moneda de Oruro. Según Cazorla, existen pruebas de algunas monedas que circularon por entonces con el valor de 4 Soles, ejemplares que serían de mayor tamaño, su precio actual en el mercado internacional numismático es altísimo, pero la probabilidad de encontrarlas también es escasa.

La Casa de la Moneda de Oruro, funcionaba en el edificio de la ex Prefectura, hoy Gobernación, desde donde las pruebas y ensayos se enviaron a la entonces Prefectura de La Paz, para dar a conocer que las monedas estaban siendo acuñadas en Oruro.

Tokens o fichas telefónicas que refieren que Oruro fue la primera ciudad en contar con estas piezas para facilitar llamadas telefónicas


ALGO DE HISTORIA

Según información difundida por la Unión Numismática de Oruro, la instalación de la primera casa de la moneda en Bolivia, data de 1572, donde solo se manufacturaban las macuquinas ( monedas acuñadas a golpe de martillo), eran amorfas, algo circulares.

La acuñación de las macuquinas se extendió hasta 1770, aunque en 1767 se inició la elaboración de las monedas circulares que se denominaron mundos y mares.

MEDALLAS

Fabrizio Cazorla, que posee una colección particular de medallas conmemorativas, por otra parte, explicó que a través de estos recordatorios, también se pueden narrar historias. En el caso de Bolivia una de ellas es la historia del ferrocarril, comenzando por la llegada del tren.

“Tenemos medallas desde la incursión de estos capitales para la mina de Huanchaca y desde ese hito de 1800, se desarrollan diferentes etapas en la inauguración de diferentes tramos”, detalló.

Entre aficionados y coleccionistas intercambiaron, compraron y vendieron fichas y monedas

Uno de esos hitos históricos testificados en una medalla es la inauguración del tramo férreo Oruro – Uyuni, que significó el ingreso del tren a Oruro el 15 de mayo de 1892. Este avance, en cuanto a medios de transporte de esa época, quedó grabado en una medalla conmemorativa además coincidente con el cumpleaños de Aniceto Arce, principal gestor que la llegada del tren a esta región de Bolivia.

En 1908 circularon dos preseas conmemorativas que inmortalizan la inauguración de la conexión ferroviaria Oruro – La Paz. Una medalla fue mandada a elaborar por el gobierno de entonces y otra por la entonces Prefectura de Oruro.

Otra medalla labrada en cobre testifica el polémico contrato Speyer (1910) para la explotación de los ramales Oruro – Cochabamba – Viacha y Potosì. En esa ocasión el gobierno boliviano firmó contrato con City Bank y Speyer & Co. de Estados Unidos, de manera que la transnacional consiguió el decreto mediante el cual podía; construir, poseer, tener en operación y explotar una red ferroviaria que luego pasó a dominio absoluto mediante la The Bolivian Rallway Co.

Entre tanto que la inauguración del tramo Oruro – Potosí está manifiesta en medallas fundidas en bronce, cobre y plata, todas con un solo diseño: el Cerro Rico de Potosí, la ciudad y en sus faldas el tren ingresando a dicha villa.

Medallas conmemorativas de la inauguración de tramos férreos vinculados a Oruro

Otro célebre acontecimiento como la inauguración de la vía Oruro – Cochabamba, en 1917, está plasmado en una medalla. Históricamente este tramo tenía 205 kilómetros de longitud y se constituyó en uno de los más interesantes por sus características que posibilitaban visitar diferentes poblaciones y paisajes a lo largo de su recorrido.

La minería sin duda también marcó historia a partir de la inauguración de la ruta Uncía – Machacamarca, para luego empalmar hasta el océano Pacífico, La construcción fue  encomendada por Simón I Patiño en 1921 para poder exportar los minerales explotados en sus minas. Ahí se distribuyeron medallas conmemorativas de plata.

“Cada medalla cuenta un hecho y registra la prueba, señal o huella del pasado de lo que fueron los acontecimientos de las que no podamos tener objetos físicos, pero, creo que la medalla reemplaza ese momento”, dijo Cazorla.

Expositores y coleccionistas de piezas numismáticas


BLÍSTERES

Otra especialidad del coleccionismo son los blísteres que permiten contar con información específica y amplia de monedas, billetes, incluyendo fotos, diseños, logotipos, hologramas, dibujos, etc.

El coleccionista de esta especialidad Juan Carlos Soto, describió que estas monedas o billetes conmemorativos están selladas y protegidas con un plástico.

En esta rama se puede acceder a una especie de álbumes para coleccionistas en los que se almacenan, de una manera adecuada, las piezas conforme salen a circulación, así como las monedas esmaltadas, de circulación, pero, que son pintadas a partir de un tratamiento especial; las monedas caladas y las que refieren a mundiales de fútbol y personalidades, fauna, flora y otros.

Soto en su colección cuenta con coloridos billetes con diseños que incluyen animales que circulan en África, monedas caladas, monedas de mundiales de fútbol desde 1978, billetes dedicados a Los Beatles.

Juan Carlos Soto explicó detalles de su colección de blísteres

TOKENS O FICHAS TELEFÓNICAS

Oruro fue la ciudad en la que se emitieron las primeras fichas para teléfonos públicos, en 1985; eran de acero cuando la mayoría de la gente no podía acceder a teléfonos domiciliarios y se optaron por aparatos públicos.

En los años 60 nació la Empresa de Teléfonos Oruro (Etosa), hoy Cooperativa de Telecomunicaciones Oruro y en 1985, Etosa,  fue la primera en emitir estas fichas en material de hierro.

“Coteor (creada en 1988) era la única empresa en Bolivia,  en contar con fichas telefónicas para llamadas de larga distancia nacional, de manera que desde Oruro se podía llamar a todo el país”, explicó el coleccionista Rolando Challgua Mamani.

Fue en 1989 que comenzaron a circular las fichas de bronce fabricadas por el Instituto de Aprendizaje Industrial (IAI), estas piezas son raras y de alta demanda entre los coleccionistas.

Dos años después el técnico metalurgista Néstor Cazorla San Martín, en su empresa Industrias de Peltre (Indepel), en base a aleación de estaño, antimonio y cobre fabricó las fichas para el Discado Directo Nacional (DDN) para llamadas locales y nacionales.

Estas y otras piezas fueron puestas a consideración de los visitantes al Segundo Encuentro y Exposición Nacional de Numismática que tuvo recientemente su sede en el Museo Histórico “Ildefonso Murguía” de Oruro.

Otras piezas que se expusieron en el encuentro numismático



Página vista 343 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia