Oruro, Bolivia. 18 de agosto de 2019
  • close

EDITORIAL

Día de la Madre Tierra

timerTiempo estimado de lectura: 2 minutos, 39 segundos
EL FULGOR.com
REDACCIÓN
date_range 28 de abril de 2019

El pasado lunes 22 se recordó el Día Mundial de la Madre Tierra, instituido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el año 1992, para crear conciencia sobre el daño que le hacemos al planeta que pone en riesgo la propia sobrevivencia humana.

El cambio climático es la principal amenaza que se cierne sobre la Tierra provocado por la emisión incontrolada de gases de efecto invernadero que están sobrecalentando la superficie terrestre.

El transporte, la energía, así como la producción de alimentos, son los mayores generadores de dióxido de carbono o CO2 que dañan la capa de ozono.

El efecto del calentamiento global se siente en todo el planeta con inusuales inundaciones o persistentes sequías y en los últimos años con sismos cada vez de mayor intensidad.

Son varios los movimientos mundiales que reclaman acciones concretas de los gobiernos para detener el calentamiento global y bajar la temperatura del planeta en al menos 1.5 grados centígrados.

El principal opositor a estas medidas es nada menos que el presidente de la primera potencia mundial, Donald Trump para quien, el efecto invernadero es sólo una invención de los científicos.

El gobierno estadounidense se ha negado a firmar el protocolo mundial que obliga a los gobiernos de todo el mundo a efectuar acciones que frenen la emisión de los gases de efecto invernadero.

Junto a las principales potencias, como China, la India y el propio Estados Unidos que son los principales emisores de dióxido de carbono niegan su concurso a esta iniciativa mundial.

La ONU advirtió que el cambio climático es la principal amenaza para el desarrollo sostenible en todo el mundo y la vida de las futuras generaciones.

Los gases de efecto invernadero son los responsables de la subida del nivel de las aguas de los mares, la acidificación de los mismos y de los cada vez más frecuentes fenómenos meteorológicos extremos que generan catástrofes naturales y escasez de alimentos.

También de daños medioambientales irreversibles y tiene incidencia directa en los movimientos migratorios que se producen en varios puntos del planeta, así como las crisis alimentarias y las guerras territoriales.

Los cambios bruscos de temperatura han afectado también a varias especies animales que se extinguieron y otras van por el mismo camino.

Un informe de la BC Mundo da cuenta que en territorio sudamericano desaparecieron cuatro especies animales: el guacamayo azul, la tortuga gigante de pinta, el sapo dorado y la foca monje del Caribe.

En Bolivia el fenómeno no es extraño ya que de acuerdo a informes oficiales existen varias especies en peligro entre ellas, el guanaco, el gato andino, el puma andino, avestruz andino, el cóndor, el oso andino o jucumari, el bufeo o delfín de río, entre otros.

Por estas razones es urgente tomar acciones concretas contra los gases de efecto invernadero a fin de lograr un equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y de las futuras, en armonía con la naturaleza.



Página vista 187 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia