Oruro, Bolivia. 09 de diciembre de 2019
  • close

CAPUZ CULTURAL

Celebremos la lectura: “Morir en mi cumpleaños”

Oscar Unzaga de la Vega líder de Falange Socialista Boliviana

timerTiempo estimado de lectura: 5 minutos, 6 segundos

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 28 de abril de 2019

En esta oportunidad, comparto con usted lector, dos fechas importantes: 19 de abril, onomástico del líder histórico de un partido político que estuvo en el ostracismo durante el sexenio del Movimiento Nacionalista Revolucionario, y que justamente el día de su cumpleaños fallece en circunstancias no esclarecidas. Y el otro, 23 de abril, conmemorando el Día Internacional del Libro.

Hemos decidido juntar ambas fechas celebrando la lectura del libro: “Morir en mi cumpleaños” de la escritora Lupe Cajías, que a modo de novela nos relata las circunstancias de la muerte de Oscar Unzaga de la Vega, líder de Falange Socialista Boliviana (FSB), buscado por el fatídico “Control Político”, unidad de inteligencia y represión del Ministerio del Interior en la década de los años cincuenta, durante el Gobierno de Hernán Siles Suazo.

El libro lo leímos hace algunos años, de fácil lectura y, además muy dinámica, que si bien en la parte introductoria establece que este debía ser un libro de historia (también hubiésemos preferido de tal manera), sin embargo, a modo de novela demuestra ser muy didáctica.

Este libro escrito en el año 2011, da la impresión que corresponde a una época distante y lejana de la actual, llevando consigo testimonios de campos de concentración y control político sin mencionar la fuerte crisis económica que cotidianamente se vivía a través de "vales" de productos repartidos al buen estilo socialista.

No existía tranquilidad, muchas veces se tenía que aguantar que milicianos entraran en la casa porque existía la sospecha de alguna denuncia (aun sin fundamento basada a veces por mero comentario). Los milicianos (guardia del partido de gobierno de la época) en completa violación de la privacidad ingresaban a las casas sin respeto, lo que provocaba ataques de nervios cuando se escuchaba el ruido de motores estacionando en la puerta de la casa. Con este panorama se vivía en constante estado de sitio, la desconfianza era mayor frente al vecino, e inclusive el pariente más allegado.

En estas circunstancias los políticos eran desterrados y en algunos casos torturados y asesinados cobardemente, por verdugos en constante estado de beodez que también aprovechaban del pillaje de las casas allanadas.

Oscar Unzaga de la Vega fue líder del partido opositor del gobierno, tal vez el único con un fuerte discurso antagónico, que luego del ingreso al poder del Movimiento Nacionalista Revolucionario a partir del 9 de abril de 1952, fue perseguido por ser contrario a su posición ideológica; el MNR en sus inicios fue marxista que en los hechos demostró todo lo contrario, aun con las grandes reformas como la nacionalización de las minas, la reforma agraria o el voto universal.

La Falange era un partido inspirado en el fascismo italiano lo cual era diametralmente opuesto al pensamiento político del gobierno.

Imagen de la autopsia del cadáver de Unzaga


Muchos de los militantes de FSB fueron apresados, llevados al exilio, encerrados en el panóptico de San Pedro de La Paz, o en otras cárceles (testimonio por demás olvidado de Terebinto en Santa Cruz, pareciera que a propósito se pretendiera olvidar estos hechos), como también en campos de Concentración (al buen estilo del nacionalsocialismo) instalados en Uncía, Coro Coro o el célebre de Curahuara de Carangas (para ello el otro libro de Fernando Beltrán "campos de Concentración en Bolivia"), todos ellos controlados por civiles llamados "milicianos".

Innumerables testimonios de asesinatos eran los más frecuentes, sin respetar edad, sexo o simplemente la condición de la persona.

Oscar Unzaga de la Vega en ese periodo de los años cincuenta vivió en el exilio y dentro del país cuando tenía oportunidad de volver, se refugiaba en casas particulares de allegados o de militantes de la FSB.

El libro precisamente detalla lo acontecido el día 19 de abril de 1959, día de cumpleaños de Unzaga de la Vega que, de acuerdo a los preparativos de su militancia, preparaba un golpe al gobierno de turno del Dr. Hernán Siles Suazo, y el regalo para el jefe falangista debía ser la Banda Presidencial.

Los acontecimientos de aquel día sorprenden de sobremanera por la extrañeza del desenlace. El libro destaca el mismo con testimonios debidamente documentados, escrito a modo de novela, pero fundamentalmente esclarecedor.

Durante mucho tiempo se tuvo la duda de que, si Unzaga fue asesinado o tomo la decisión del suicidio, este último improbable por ser un ferviente católico y en la época aquel acto era considerado condenable inclusive en la memoria fúnebre. Lo interesante es que los milicianos irrumpieron en la casa de la calle Larecaja Nº 188 en La Paz, ante la denuncia de que supuestamente se guardaba armamento.

Paradójicamente los milicianos equivocaron el número y se fueron a otra casa, y luego de la rectificación ingresaron a la casa desconociendo de la presencia de tan célebre personaje que casualmente se encontraba "alojado". En estas circunstancias, Oscar Unzaga de la Vega en circunstancias muy poco claras aparece muerto en el cuarto de baño junto a su protector el cadete Gallardo.

Esta historia tiene elementos de felonía, intriga y tal vez, aunque no estoy de acuerdo, mala suerte. Las Investigaciones y el levantamiento del cadáver además de la autopsia, se complementan con las fotografías recientemente compartidas por allegados al partido, demostrando hipótesis, las que se vinculan con el testimonio del Doctor Huáscar Cajías.

Sin embargo, el libro aclara lo que sucedió con mucho detalle invitando a reflexionar sobre lo sucedido. De no haberse producido aquél hecho, de repente la historia de Bolivia hubiera tenido otro desenlace y la historia hubiese cambiado. No revelamos si fue asesinato o fue un suicidio, reproducimos lo que la autora compartió a momento de solicitar la dedicatoria: "hay que leer el libro".


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia