Oruro, Bolivia. 14 de diciembre de 2019
  • close

EDITORIAL

El incendio de Notre Dame

timerTiempo estimado de lectura: 3 minutos, 24 segundos
EL FULGOR.com
REDACCIÓN
date_range 21 de abril de 2019

Un incendio producido la noche del pasado lunes 15 de abril, destruyó casi toda la catedral de Notre Dame (Nuestra Señora), en París, un patrimonio universal cuya construcción comenzó en el año 1163 y terminó en 1245 y dejó sólo la estructura principal en pie.

Las autoridades anunciaron su reconstrucción, en cinco años, aunque los expertos señalan que nunca volverá a ser igual.

La catedral de estilo gótico francés es visitada cada año por unos 13 millones de personas y constituye un patrimonio único, histórico, religioso, así como repositorio de grandes obras de la cultura universal.

No haya un informe oficial sobre el origen del fuego, pero se descartó un atentado terrorista y en cambio, se anunció que ya existen 500 millones de euros destinados a la reconstrucción de la catedral que provienen de familias adineradas, de fundaciones y aporte personales.

Unos 400 bomberos trabajaron toda la noche del lunes y la mañana del martes para apagar el fuego que, según su jefe, Jean-Claude Gallet, no afectó la estructura principal por lo que “la catedral se ha salvado”.

Pero el fuego terminó con la estructura de madera del techo y provocó la caída de la llamada aguja, la estructura más alta de la catedral que le daba una altura total de 69 metros.

El presidente francés, Enmanuel Macron en rueda de prensa dijo que lo peor había pasado y anunció la reconstrucción de la catedral.

El fuego se inició poco después de las 18:00 horas y en el interior de la catedral había una gran cantidad de turistas que rápidamente fueron evacuados por los bomberos y el informe oficial dio cuenta que no existían personas lesionadas.

La catedral se encontraba en medio de trabajos de remodelación y mantenimiento por lo que, en principio, se especuló que el fuego hubiese sido provocado por un obrero que manipulaba una máquina de soldar.

Sin embargo, esta versión fue descartada ya que a la hora de inicio del incendio en el interior de la catedral no había ni un solo obrero trabajando.


Las primeras investigaciones dan cuenta que una primera alarma de fuego sonó a las 18:23 horas en el ático más conocido como El Bosque, pero tras una inspección no se detectó nada. Fue 23 minutos más tarde que el fuego ya se había extendido por todo el lugar construido de madera. El techo y la aguja estaban envueltos en llamas.

El nombre del ático (El Bosque), se debe a que cada viga de su marco de madera fue construida de un solo árbol por lo que se necesitaron 21 hectáreas o más de 1.300 árboles de roble para construir la estructura según un informe oficial.

El sitio era altamente inflamable y los responsables de la catedral se negaron a instalar aspersores o mata fuego para evitar el riego de incendio por los cables de energía eléctrica, que podrían provocar un corto circuito. De haber contado con esos equipos, la destrucción hubiese sido menor.

Lo cierto es que el tesoro de la humanidad conocido como la catedral de Notre Dame, está prácticamente destruido y su reconstrucción demorará varios años, se cuenta con los fondos y aunque la tecnología facilitará el trabajo, ya nunca será igual.

Se trata sin duda de una gran pérdida del patrimonio de la humanidad, pero esta tragedia debiera convocarnos a la reflexión sobre los tesoros culturales que tenemos expuestos en Bolivia.

Si bien no es posible comparar Notre Dame con los centenares de iglesias dispersas por nuestro territorio que cada día son saqueadas o que están a punto de desaparecer por la implacable acción del tiempo, debe movernos a afirmar sin ninguna duda que también son patrimonio de nuestra cultura y de la humanidad.

El impacto del incendio de Notre Dame que sirva para crear conciencia sobre lo que tenemos, tesoros de incalculable valor que deben ser preservados.


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia