Oruro, Bolivia. 17 de septiembre de 2019
  • close

Por hábitos de consumo y contrabando

Cae vertiginosamente producción de papa nativa

Papa amarilla.- La papa criolla o nativa es un cultivo oriundo de las regiones montañosas de los Andes, en América del Sur, donde la planta (Solanum tuberosum) ha sido cultivada por más de 10.000 años, desde la época del imperio Incaico.

timerTiempo estimado de lectura: 11 minutos, 59 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city La Paz, Bolivia
date_range 21 de abril de 2019

En Bolivia se encuentra el núcleo genético de la papa, cuenta con 1.508 variedades de papa nativa, pero solo 33 cuentan con registro. La demanda interna del mercado bordea los 5 millones de toneladas, pero sólo se produce 1.1 millón de T, el resto ingresa por la vía de contrabando e importación. El 2018 el precio de la arroba cayó de 100 a 40 bolivianos, desincentivando al productor, que ahora solo produce papa comercial (holandesa) para la producción de alimentos chatarra con repercusiones negativas en la salud de los bolivianos.

Debido al descenso del precio de la papa y el contrabando que ingresa del Perú, los agricultores prefieren, cada vez más, sembrar el requerimiento de los mercados de consumo y dejar de lado la producción de las más de 1.500 variedades nativas de este tubérculo que son poco comerciables en el país, aunque son altamente atractivas en mercados europeos y asiáticos.

En criterio del representante en Bolivia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Theodor Friedrich, en declaraciones a la red Erbol, la simplificación de la dieta boliviana, que ahora mayormente se basa en pollo con papas fritas, está dejando atrás a la papa nativa que contiene más micronutrientes y un agradable sabor, además de que es un ingrediente fundamental en la comida tradicional boliviana, que busca mantener su nominación de mejor destino culinario del continente

Friedrich, quien además es doctor en mecanización agrícola e ingeniero agrónomo, anunció que esa organización está colaborando a las instituciones del Estado en la producción de semilla de papa, en el objetivo de alcanzar la soberanía alimentaria en base a este milenario tubérculo, que se produce en nuestro país, desde hace 8.000 años antes de cristo, siendo su núcleo principal el lago Titicaca, del departamento de La Paz.

Además, el experto internacional considera que la “obesidad es el resultado de la comida chatarra” que se prepara a base de la papa holandesa, la misma que en su mayoría ingresa de contrabando de la vecina República del Perú, que a la fecha se mantiene como país líder de la región en exportación de papa nativa, en sus 200 variedades certificadas.

Papa roja.- Actualmente, la papa es un alimento básico a nivel mundial, ocupando nada más y nada menos que la posición de cuarto cultivo alimentario más distribuido del mundo, después del maíz, el trigo y el arroz.

Perú produce 4.6 millones de toneladas métricas, seguido de Brasil (3.5 millones), Colombia (2.13 millones), Argentina (2 millones).

Bolivia produce 1,1 millones de toneladas de papa anuales, según el Programa Nacional de Papa del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), citado por el diario digital Capitales.

La Paz es el primer departamento productor, con 335.520  toneladas anuales y una superficie cultivada de 55.195 hectáreas. El segundo es Cochabamba, con 298.069 toneladas anuales y 47.571 hectáreas cultivadas.

En tercer lugar, aparece Potosí, con 138.525 toneladas y 30.757 hectáreas, y en cuarto Chuquisaca, con 112.287 toneladas anuales y 22.888 hectáreas de superficie cultivada.

En Chuquisaca, los principales municipios productores son: Incahuasi, Villa Charcas y Culpina, agregó Calderón.

La papa es uno de los productos que más se consume en Bolivia, cada persona consume aproximadamente de 90 a 100 kilos por año, que se producen en alrededor de 200 mil hectáreas de cultivo.

La papa boliviana cuenta con 33 variedades registradas, sin embargo, las posibles variaciones de estos tubérculos llegan a 1.508 que no fueron inscritos por la complejidad de este trámite, según declaraciones del exresponsable nacional del programa de la papa del INIAF, Jorge Calderón Oropeza, citado por Capital

Según las estadísticas de la FAO, en el “top ten” de los principales productores de papa a nivel mundial destacan por orden China, India, Estados Unidos, Rusia, Alemania, Ucrania, Bangladesh, Países Bajos, Polonia y Francia. Perú ocupa el puesto 14 y Brasil el 15 lugar.

Papa khati.- Bolivia posee 1.508 variedades de papa criolla, pero sólo han sido certificadas 33 variedades

CONTRABANDO Y BAJOS PRECIOS GOLPEAN A PRODUCTORES

Entre Samaipata y Mairana, en el departamento de Santa Cruz, hay hectáreas y hectáreas de tierra seca que alguna vez albergaron papas y tomates en sus surcos. Hoy en día están abandonadas porque el negocio no es rentable.

Esto se debe a que la producción de los valles cruceños no puede competir en costos con la papa del Perú que ingresan vía contrabando al mercado boliviano.

Entre el 2016 y 2018, se registró en el país un déficit en la producción de papa, relacionado con el cambio climático y sequías, que elevaron el precio de una arroba hasta 100 bolivianos –al consumidor final—dichos precios reportaban al productor hasta 35 Bs; sin embargo, para frenar el alza de éste tubérculo, que forma parte de la canasta familiar y su subida implica inflación en el marco del Índice de Precios al Consumidor (ICP), el gobierno asumió la determinación de importar papa del Perú.

Según datos del IBCE en la gestión 2018 Bolivia importó 4.600 T de papa peruana (46 millones de kilos), de los cuales eran 280.750 kilos de papas frescas, 380.000 kilos de papa congelada y 818.459 kilos de chuño y tunta, lo que significó un costo de 1,5 millones de dólares.

En 2017, la importación fue de 33,7 millones de kilos por 1,5 millones de dólares, mientras en 2016, la cantidad fue de 51,8 millones de kilos, por los cuales se pagaron 2 millones de dólares.

Con el ingreso de papa peruana los intermediarios no pagan más de Bs 15 por arroba, en tanto que para el consumidor final el precio oscila por los Bs 40.  “Con estos precios no podemos competir y muchas veces para no volver con nuestros camiones debemos vender la arroba hasta en Bs 10. Un precio que no cubre mi gasto de producción”, lamentó Nicasio un productor de papa de Mairana.

El gerente de la Fundación Promoción e Investigación de Productos Andinos (Proinpa), Tonny Gandarillas, dijo que Perú produce todo el año y tiene un rendimiento más alto que el de Bolivia, porque cuenta con suelos fértiles, tecnología y asistencia técnica.

“Todos estos elementos influyen en nuestro país. El cultivo de la papa es muy deprimido”, dijo al diario paceño.

La institución, que se dedica a investigar y extender semillas mejoradas, propone cultivar el tubérculo en los valles de Santa Cruz para incrementar la producción.

Charquekan.- La papa criolla es uno de los ingredientes esenciales de la comida típica boliviana, además de que posee micronutrientes.

BS 96 MILLONES PARA FORTALECER PRODUCCIÓN

El responsable del Programa Nacional de Papa, Valerio Vargas, informó que en los últimos tres años el Gobierno invirtió más de 96 millones de bolivianos para incrementar la producción de papa y mantener estable el precio de ese producto.

Este proyecto tiene la duración de tres años desde el 2017 hasta el 2019 y ha tenido un recurso de más de 96 millones de bolivianos, en el 2016 tuvimos un déficit y la papa subió a 80 bolivianos la arroba, pero desde el 2017 hasta el 2019 la papa se ha establecido (en 40 bolivianos), se ha mantenido no hemos tenido incremento”, dijo.

Explicó que se beneficiaron 42.000 familias productoras de papa en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Tarija, Chuquisaca y La Paz.

LUCHA CONTRA EL CONTRABANDO DE PAPA

A fin de contrarrestar el ingreso por la vía de contrabando de papa peruana, el Ministerio de Desarrollo Rural, a través del  Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), apoya a los productores de la comunidad Jocopampa,  del municipio de Patacamaya, de La Paz, en la producción de papa industrial de la variedad “jatun puka”

El responsable departamental del INIAF, Rogelio Maydana, explicó que la variedad de papa jatun puka  se adapta a la producción mayor a 3.200 metros sobre el nivel del mar, además de ser tolerante a la tizón (hongo que provoca manchas en las hojas) y al virus  denominado “potato”.

“Durante la primera cosecha, los productores de la Asociación de Productores de Papa obtuvieron un rendimiento promedio de 31 toneladas por hectárea en un ciclo de tres meses. Estos resultados harán que se amplíe  la producción de esta variedad de papa industrial y así contrarrestar la importación de papa peruana”, señaló Maydana, en declaraciones al diario Página Siete.

PAPAS BOLIVIANAS, Exhibirán más de 600 variedades de papa boliviana en el Festival Nacional en Betanzos, a realizarse entre el 16, 17 y 18 de mayo próximos

DATOS Y CIFRAS

  • Bolivia y Perú son el centro de origen de la papa. Ambos países tienen la mayor variedad genética del mundo.
  • Hay variedades que no se venden en los mercados del país porque los agricultores las utilizan para su propio consumo y porque dan prioridad a las comerciales.
  • Una arroba cuesta alrededor de Bs 40.
  • La papa es un producto que contribuye al cálculo del índice de la inflación, porque está incluido en la canasta básica familiar.
  • El Programa Nacional de Papa atiende la demanda de productores y transformadores de los nueve departamentos del país.

Comida chatarra.- Los hábitos alimenticios de la población boliviana se reduce a pollo y papa frita, generando el desplazamiento de la papa nativa ya que su consumo se reduce únicamente a los pobladores del área rural



La papa criolla tiene mercado en países de Europa, Estados Unidos y Japón

EL FULGOR.com

Hasta el momento los más interesados son países de la Zona Euro, Estados Unidos y Japón, a donde algunos agricultores de Colombia y Perú ya están exportando papa criolla en su variedad amarilla.

Según explicó Orlando Carmona Villa, jefe de investigación de mercados y publicidad de Holasa, compañía que se dedica a la papa enlatada, hace tres años se hizo un envío de este producto a Europa y gustó bastante, pero el mercado colombiano estuvo en incapacidad de responder porque la producción no era suficiente, no cumplía con todos los requerimientos fitosanitarios y algunas papas no llegaban en buenas condiciones al consumidor final, debido a que se rajaban o le salían tallos.

En tanto que para el Perú, los mercados de Estados Unidos y Europa se han convertido en los principales mercados destino para la exportación de la papa amarilla y nativa originaria  y en los últimos años han incrementado la demanda por estos productos, según manifestó el ministro de Agricultura, Jorge Villasante, citado por la agencia de noticias RPP.

“La demanda por la papa peruana no sólo crece en el mercado interno, sino que se está abriendo paso en el mundo entero. Este producto está llegando a nuevos destinos como Estados Unidos y Europa, en diversas presentaciones como congelada y en chips”, indicó a la agencia Andina.

Bolivia 1.500 variedades de papa criolla

Siendo que Bolivia es el núcleo genético de la papa, tubérculo que se produce abundantemente en la zona andina del país, a más de 3.200 metros sobre el nivel del mar, que comprende a  los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca,  solo se cuenta con 33 variedades registradas, en tanto de 1.508 accesiones (variedades) que se encuentran en espera de cumplir los procedimientos para su registro.

Bolivia exporta papa, pero en poca cantidad, informó a CAPITALES el responsable del Programa Nacional de Papa del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), Jorge Calderón Oropeza.

Dijo que así como se tiene variedad de papa, también hay mucha variabilidad de problemas fitosanitarios. Entonces, no se puede cumplir con la norma internacional para exportar papa fresca en este momento.

En la actualidad Bolivia exporta al Brasil semilla prebásica, es decir, la que se utiliza para la siembra. Otro mercado al que llega este producto es el Paraguay, aunque en poca cantidad.

Calderón indicó que hay chance de exportar la papa transformada a la China y algunos países de Europa, pero la condición es que los productos, chips o papas fritas embolsadas tengan contenidos de hierro y zinc. En cuanto a la papa fresca, los chinos representan un mercado potencial, pero Bolivia por el momento no puede cumplir sus exigencias para la exportación. “Hay muchas restricciones especialmente por el tema de plagas, es algo que se debe superar”, manifestó Calderón.

Por otro lado, se exporta chuño enlatado, especialmente a España. “Desde 2002 la empresa Dillmann exporta chuño enlatado a España, pero en cantidades mínimas”, precisó.

De manera informal se lleva papa natural a Buenos Aires. “Los migrantes añoran consumir papa, chuño, maní y ají y se dan modos para llevar estos productos; entonces hay un mercado, pero reducido”.

Acotó que la papa se puede transformar en muchos productos, por ejemplo desde hace seis meses en Corea del Sur se está haciendo jabón de papas. También hay fideos hechos con este tubérculo, cuyo consumo no es habitual en nuestro país pero que se puede encontrar en los supermercados.

PARA CONSUMO PROPIO

Calderón explicó que hay variedades que se van perdiendo porque los agricultores prefieren cultivar las más comerciales al sopesar las ganancias económicas. Esto pese a que algunos tipos de papa nativa tienen mejores propiedades alimenticias.

LOS PROBLEMAS PARA EXPORTAR

La principal dificultad que ven los expertos, agricultores y comerciantes al momento de exportar papa criolla es que este es un cultivo que aún no cuenta con los mejores estándares de calidad en el país y aunque se está trabajando en ello, los requisitos que exigen otros países aún no se cumplen.

Sin embargo, diferentes entidades han tomado el liderazgo con el fin de que esta papa logré abrirse camino en las exportaciones. Una de las estrategias consiste en llevar el producto con un proceso de industrialización o empacado en frascos congelados, lo que permitiría solucionar dificultades como el rápido proceso vegetativo. 


Página vista veces












ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia