Oruro, Bolivia. 06 de diciembre de 2019
  • close

Esperanza en la UTO para devolver a Oruro un digno escenario cultural

El gobernador Víctor Hugo Vásquez, y el rector de la UTO, Emilio Ismael, muestran el documento de traspaso del Palé a la UTO, (como popularmente se lo denomina).

timerTiempo estimado de lectura: 4 minutos, 13 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 14 de abril de 2019

Tuvieron que pasar muchos años, para que el Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru), tome la decisión de traspasar a título gratuito y de forma definitiva el cine teatro Palais Concert a la Universidad Técnica de Oruro (UTO) para que pueda ser restaurado.

La instancia gubernamental tuvo en sus manos esta infraestructura, considerada una joya arquitectónica, por muchos años, sin poder conseguir restaurarla, aduciendo que no contaba con los recursos económicos suficientes.

La gestión pasada, se decidió dar en comodato el vetusto teatro a la UTO, con el fin de que esta instancia rescate este espacio y lo ponga a disposición del arte y la cultura de Oruro, objetivo con el que fue erigido hace ya más de 100 años.

Hoy los artistas, especialmente los actores de teatro, ven con esperanza el que la universidad se haga cargo de esta reliquia, para que en un tiempo no muy lejano vuelvan a contar con uno de los mejores escenarios que tuvo la ciudad de Pagador.

“Tenemos la esperanza de que la UTO consiga convertir nuevamente este teatro en un escenario digno, para la ciudad, donde la actividad cultural se desarrolle a plenitud”, manifestó uno de los gestores culturales de nuestro departamento y actor de teatro, Jimmy López.

La fachada principal del monumento arquitectónico orureño.


Ya es un año, desde que la UTO se hizo cargo del Palais Concert a través de un convenio de comodato, y un mes desde que el traspaso fue definitivo, y desde la gestión pasada se han tocado varias puertas para conseguir el financiamiento requerido, de tres millones y medio según un plan elaborado por técnicos de la casa de estudios superiores.

“Estamos buscando financiamiento externo de España, Alemania y otros países”, manifestó el rector de la UTO, Emilio Ismael, durante el acto de transferencia.

El secretario de Cultura del Gobierno Departamental, Marcelo Lara, remarcó que se trata de un edifico que tiene mucha historia en la cultura de Oruro, que ha sido construido en un momento en que la demanda por las actividades culturales era muy alta, pues en nuestra ciudad se vivía una época de apogeo con el auge de la minería, lo que congregó a una gran cantidad de personas que venían de todas partes del mundo.

“Este teatro se ha construido con todos los parámetros de un escenario para actividades culturales de muy alto nivel, aquí han llegado artistas nacionales e internacionales de renombre, recientemente, varios artistas de gran talla se sorprendieron por la acústica que tiene este escenario y por sus características técnicas”, sostuvo Lara.

La principal autoridad universitaria informó que la transferencia definitiva y gratuita debía realizarse, para que la UTO pueda gestionar e invertir en la refacción y restauración del vetusto edificio, pues mientras estaba en comodato, por normativa era imposible.

Masiva concurrencia tuvo el acto de traspaso.


La iniciativa de que la UTO se haga cargo del rescate del cine teatro Palais Concert surgió cuando se buscaba un espacio adecuado para exponer los valiosos cuadros pictóricos que hoy se encuentran en depósitos de la universidad.

En principio se quiso adquirir los ambientes contiguos a la Casa de la Cultura Simón I. Patiño, sin embargo, éstos fueron vendidos a una de las entidades financieras de la ciudad.

Y al tener la opción de ocupar el teatro Palais Concert, se determinó buscar la forma de restaurarlo pues los murales están bastante deteriorados por la humedad, entre muchas otras refacciones que se requieren.

“Ahora sí vamos empezar con la remodelación, nos van a ayudar España y Alemania, solo que el proceso tarda un poco, la Embajada de España quiere que incluso que sea un ambiente de primera para la cultura orureña”, sostuvo el rector.

Además de las obras de arte pictóricas con que se cuenta, el Teatro Palais Concert a recibido la donación de un piano, de marca Sneider de 1988, uno de los más conservados de los diez que existen en el mundo, junto a una serie de partituras que regresaron al teatro, pues en ellas se tiene la inscripción Palais Concert.

La testera del acto, en plena plaza 10 de Febrero donde se ubica el histórico inmueble.


Este edificio avaluado en más de 10.5 millones de bolivianos, es una de las pocas joyas arquitectónicas que tiene Oruro, y merece una atención especial para no sumarse a los varios edificios que se recuerdan con nostalgia, por haber sido derruidos, como el Teatro Municipal.

“(La restauración) es una gran responsabilidad para la institución, pero es un compromiso también de todas las instituciones orureñas, para que este espacio se mantenga en el tiempo y esté destinado a las actividades culturales orureñas”, manifestó el secretario general de la Gobernación, Magín Herrera.


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia