Oruro, Bolivia. 18 de junio de 2019
  • close

Inseguridad en Los Andes

Habitantes del altiplano.

timerTiempo estimado de lectura: 5 minutos, 12 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city Uyuni, Bolivia
date_range 07 de abril de 2019

Durante el tiempo que me cupo desempeñar el cargo de  Corresponsal del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), tuve acceso a una importante documentación desarrollada en un Foro sobre la Gobernabilidad y Desarrollo Humano que se planteó en Potosí el 3 de diciembre de 1996.

La seguridad Humana, tiene que hacernos reflexionar dentro de un debate abierto, sobre nuestro porvenir como pobladores andinos, ciudadanos bolivianos y originarios potosinos.

En nuestro país hasta hace poco, no había un kilómetro de asfalto, daba miedo enfermarse, porque uno entraba al hospital para salir con los pies delante, el comercio siempre beneficio a los comerciantes de productos manufacturados en contra de los productores campesinos, las madres campesinas analfabetas, los padres semi-analfabetos y los hijos "educados" por líderes "terroristas".

La energía eléctrica que pasaba por los cerros de arriba de la ciudad, sin dejar ni un kilovatio para las áreas rurales.

Artesanías para vestirse en las fiestas, música para bailar y cantar, chicha de maíz, papa y chuño para tomar y comer, pero a pesar de los recursos naturales y humanos disponibles, la realidad y las perspectivas siempre han empujado a jóvenes y adultos hacia la migración.

Padres y madres campesinas reclamando centros de educación para sus hijos, la iglesia que se oponía rotundamente a la co-educación porque "sus hijos van a terminar prostitutas y sus hijos proxenetas", de igual manera  se oponían  contra la Escuela Normal que consideraban un antro del marxismo y por tanto antesala del infierno.

El Cerro Rico de Potosí.


Si se mantienen las raíces de la pobreza en la estructura de la articulación del país, las condiciones de un estallido de violencia están latentes, sin embargo es común escuchar "jodidos pero contentos", cholos , llockallas , cholas , imillas  se sienten "ciudadanos del país" no  agreden .ni se sientes agredidos, por ser ellos como son.

El eje central de Bolivia que articula los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y desarticula al resto del país que no se mueve mucho para articularse solo.

La estabilidad macro económica favorece al orden público y la imagen internacional, pero esconde el malestar micro económico de la Bolivia profunda.,

Si hablamos de la capacidad de marcha, con buena  motivación, el pueblo boliviano se moviliza con coraje y resiste con fuerza por territorio y dignidad ,pero muchas veces se queda en reivindicación la propuesta hacia un futuro diferente..

Asimismo, que alegría cuando se reciben visitas de afuera cualquier visitante, nacional o extranjero, que entra en una comunidad campesina, y que se presenta en buena forma, esta siempre bien atendido por los comunarios.

Ahora bien, si comparamos los indicadores para Potosí están en la mitad de los de Santa Cruz, pero como todo se promedia a nivel nacional, para fines de comparación internacional, Potosí resulta menos mal y Santa Cruz menos bien pero la cruda verdad sigue igual, en realidad quienes suben en la escalera y quienes bajan en ascensor en la escala nacional y regional de seguridad y desarrollo humano, que hacer para dejar de bajar, para subir y para integrarnos al país en lugar de esperar y resbalar en los índices comparativos, cada día más desiguales entre el eje central y la periferia que viene a ser el resto del país.

Parte de la economía de subsistencia de la región.


Identidad y diversidad que significa para cada uno de nosotros, aquí y ahora, ser potosino, boliviano, andino-americano, si bien se reconoce una identidad boliviana muy positiva para el país, encontramos todavía una nación fragmentada y con ciertos niveles de segregación que no beneficia a nadie.

Si bien la Constitución Política del Estado reconoce a esta nación como pluricultural y multiétnica, lo aceptamos o lo rechazamos, lo valoramos o lo denigramos, nos enriquece o nos empobrece..

Mientras unos ciudadanos se mueven entre los cinco continentes, otros siguen sobreviviendo casi en la edad de la piedra o a la orilla del siglo XXI. Esta distancia abismal al interior del país podemos encontrarla también en otros países sud americanos, pero también en Bélgica, Estados Unidos y Japón.

Debemos repensar los conceptos de seguridad y desarrollo humano, y a la vez reformular nuestro futuro común sobre la Pachamama, nuestra Madre Tierra, en términos de solidaridad humana, equidad económica y sostenibilidad ecológica.

Las civilizaciones andinas han dejado un legado invalorable respecto al manejo de nuestros recursos naturales como "el control vertical de los pisos ecológicos", en lo económico con las "tradiciones de reciprocidad" en el trabajo compartido, en lo humano con el "valor de la justicia" en las relaciones dentro y fuera de las comunidades.

Mercado


Es evidente que las políticas de ajuste estructural y la crisis minera resistieron en la última década, el tejido social en el departamento potosino, al punto de profundizarse los sentimientos de inseguridad económica de sus habitantes en un grado tal que hace urgente que el Estado, la cooperación internacional y la sociedad boliviana en su conjunto vuelquen mayor esfuerzo de solidaridad en apoyo hacia el departamento de Potosí.

En lo concerniente a la migración se hace evidente que los potosinos efectivamente tienen expectativas muy marcadas de migrar hacia otras regiones en busca de mejores horizontes, al punto de que esto se estaría convirtiendo en parte de un ánimo colectivo,

Finalmente es bueno destacar que los potosinos valoran altamente de seguridad cotidiana en las calles de su ciudad y el campo, remarcándose anomalías sociales que amenazan la tranquilidad de la población.

Es justo poner de relieve que si la solución para los problemas de Potosí pasa por ingresar en una dinámica de  desarrollo semejante a la de otros departamentos como los del eje central y por ello también tener que sufrir los niveles de atracos, pandillerismo y otras manifestaciones de inseguridad cotidianas alcanzando en estos departamento, mejor fuera quedarse "pobres pero seguros".


Página vista 115 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia