Oruro, Bolivia. 13 de diciembre de 2019
  • close

UTO encabeza reto de que Oruro vuelva a ser “la ciudad más limpia de Bolivia”

Antes era un lugar de paseo, hoy es un basural.

timerTiempo estimado de lectura: 4 minutos, 42 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 31 de marzo de 2019

Para nadie es desconocido que la indiscriminada generación y mala disposición final de los residuos sólidos se han convertido en el mundo un problema, y nuestro país, y en especial la ciudad de Oruro, atraviesa por este conflicto, por la irresponsabilidad de muchos de sus habitantes que no tienen conciencia del gran daño que causan al medio ambiente.

Desde hace varios años, que se han ido realizando actividades de sensibilización y concienciación, dirigidas por organizaciones no gubernamentales, pero que, al parecer en Oruro, no tuvieron efecto.

Es decepcionante observar cómo las concentraciones de personas, de todas las edades, generan tanta basura, y más cuando los residuos son botados en vía pública.

Pero también preocupa que existan personas que sin ninguna conciencia vayan a depositar su basura en algunos sectores de la ciudad, creando microbasurales sobre todo en los ingresos a la ciudad, que no solo dan un mal aspecto sino, provocan contaminación y por ende problemas en la salud.

Es en este sentido, que alguien debía iniciar alguna acción comprometida, no solo con Oruro, sino con la responsabilidad y el futuro de las nuevas generaciones para gozar de un espacio adecuado para la vida.

La gestión pasada, la Universidad Técnica de Oruro a través de Vinculación Universitaria, ha iniciado el programa “Mano a mano por Oruro limpio y verde”, que plantea objetivos claros, pero que además pretende hacer de Oruro, nuevamente, la ciudad más limpia de Bolivia.

“Hemos visto que de a poco la población está comprendiendo que el problema (de la basura) está en la educación, y básicamente no solo se trata de que como universidad salgamos a limpiar las calles, de la basura que no la generamos nosotros sino personas irresponsables, esperamos que en corto tiempo Oruro recobre ese título que tenía, como la ciudad más limpia de Bolivia”, expresó el responsable de Vinculación Universitaria de la UTO, Edgar Condomis.

El emblema de la campaña.


El año pasado se logró que una ley municipal declare cada primer domingo de junio, día de la limpieza en Oruro, no solo para el aseo en la ciudad, sino para generar conciencia en la población.  

Todas las gestiones que se han ido realizando, han sido apoyadas por las autoridades universitarias, y se espera también el compromiso de las autoridades políticas del departamento, así como de la ciudad, para que este año, el 2 de junio, la campaña masiva de limpieza también tenga éxito, como la de la gestión pasada, cuando incluso el Ministerio de Medio Ambiente coadyuvó con la entrega de material e insumos.

Actualmente, universitarios voluntarios, recorren diferentes sectores de la ciudad, realizando la limpieza y tratando de que la gente asuma conciencia, sin embargo, en el desarrollo de la actividad de aseo, lamentablemente, en el sector del río Tagarete, que dicho sea de paso, se ha convertido en un muladar, se han encontrado personas totalmente negligentes y faltos de toda sensibilidad y conciencia, que pese a observar el esfuerzo de los jóvenes, por limpiar el sector, continuaron echando basura e incluso haciendo sus necesidades fisiológicas, aduciendo que es “costumbre” el llegar hasta el lugar y ensuciarlo.

Condomis hizo un llamado a la población para que Oruro pueda ser una ciudad aseada, y realmente un espacio donde el orureño pueda vivir dignamente y no en medio de la basura.

Los estudiantes de la UTO, en una cantidad de 100 personas, también participaron de la limpieza de la avenida Tomás Barrón, pero también se toparon con la indiferencia de los vecinos, sin embargo, pudieron contar con la participación de los dirigentes de las zonas, a quienes les pidieron que puedan realizar ese trabajo de sensibilización con los habitantes del sector.

Jóvenes universitarias colaborando con la limpieza de la ciudad.


De estas acciones también participan miembros del SAAR Oruro, y se cuenta con el apoyo de Embol.

Para la UTO, la solución de este problema pasa por la actitud de las personas y el ejemplo que se da a las nuevas generaciones, y para ello se requiere de mucha educación.

Desde la casa de estudios superiores, también se generan productos audiovisuales, a través de la Carrera de Comunicación social, que no solo llegan a través de los tradicionales medios masivos de comunicación, sino también a través de las redes sociales, por la web.

“La participación conjunta de la universidad, la alcaldía y la gobernación será fundamental para educar a la población. Este trabajo es permanente, a través de productos comunicaciones para llegar a las personas y estamos convencidos que en dos o tres años vamos a lograr cambiar la conducta del ciudadano”, manifestó Condomis.

Se debe lamentar que pese a existir una ley sobre residuos sólidos en el país, en plena vigencia, no exista hasta ahora la reglamentación, que debe ser elaborada por cada uno de los municipios, y que desde hace varios años se encuentra en el despacho del alcalde en Oruro, lo que no permite la aplicación de la normativa nacional.

Esta dejadez demuestra, que a algunas autoridades no les interesa poner coto a este problema de salud pública, que trae consigo contaminación y enfermedades, y un futuro incierto para las futuras generaciones.


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia