Oruro, Bolivia. 22 de agosto de 2019
  • close

EDITORIAL

Pasó el Carnaval

timerTiempo estimado de lectura: 2 minutos, 59 segundos
EL FULGOR.com
REDACCIÓN
date_range 10 de marzo de 2019

Pasó el Carnaval de Oruro y una vez más, mostró a Bolivia y al mundo, porque es una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Miles de visitantes nacionales y extranjeros además de los orureños, se maravillaron con la majestuosidad que significa la puesta en escena de la entrada devocional del sábado, cuando los 52 conjuntos que bailan las 18 especialidades de danza, peregrinan por un poco más de tres kilómetros hasta llegar a los pies de la Virgen del Socavón.

Y es que el Carnaval de Oruro es único en el mundo, porque se baila por devoción a la sagrada imagen de la Virgen de la Candelaria más conocida y reconocida como la Virgen del Socavón, en un sentimiento de profunda fe católica.

A lo largo del recorrido los privilegiados espectadores pudieron deleitarse con el ritmo de las danzas, con la alegría y destreza de los bailarines, con los trajes de diablos, morenos caporales, tinkus, tobas, por citar sólo algunos, que juntos convierten al carnaval en un evento de magia, lleno de luz y colores.

Las bandas de música desde hace unos años atrás, constituyen un espectáculo aparte, ya que dejaron su papel pasivo de sólo ejecutantes, para convertirse también en otra atracción, con sus llamativas coreografías.

La participación de la juventud boliviana que llega a la Capital del Folklore de todos los rincones patrios, le da frescura y constante renovación a las danzas, apropiadas por personas de todos los estratos sociales haciendo del Carnaval de Oruro, un verdadero crisol de la nacionalidad boliviana.

La seguridad que brindaron los efectivos de la Policía y del Ejército, dejó atrás el temor que habían ocasionado las dos explosiones producidas el 10 y 13 de febrero del año pasado con el saldo trágico de 14 personas muertas y 52 heridas.

El fantasma de nuevos actos terroristas cuya autoría la policía nunca pudo aclarar, se fue difuminando con el transcurso de las primeras horas de la entrada devocional del sábado con la presencia de las fuerzas del orden.


La decisión de la comuna orureña de declarar la restricción en el consumo de bebidas alcohólicas entre las 03:00 y las 19:00 horas del sábado, tras muchas críticas, resultó en una medida positiva ya que se evitó la irrupción de personas en estado de ebriedad en el recorrido de los conjuntos que en años anteriores ocasionaban problemas.

Aunque varios aparecieron ebrios tan sólo a los 15 minutos de suspenderse la prohibición, significa que si bebieron, lo hicieron en sus hogares y no provocaron ninguna clase de incidentes.

Las autoridades calcularon una asistencia de 300.00o personas, menos que el año 2018 cuando acudieron a Oruro 420.000 espectadores, esto no evitó en modo alguno, que el carnaval vuelva a mostrar su magnificencia.

Todos quedaron “maravillados” por la puesta en escena de esta Obra Maestra de la Humanidad, entre ellos, el presidente del Paraguay Mario Abdó Benitez, el primer presidente, que asiste para observar el fastuoso carnaval.

En suma, un carnaval que cada año mejora por la activa participación de bailarines, cuya devoción a la “Mamita del Socavón” les hace bailar por lo menos por tres años seguidos y a otros, toda la vida. También la participación de los músicos y en suma, de todo el pueblo orureño hace que esta Obra Maestra brille cada años más.


Página vista 183 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia