Oruro, Bolivia. 24 de mayo de 2019
  • close

Sólo el 20 por ciento de la inversión se queda en Oruro

Por lo menos $us. 40 millones danzaron en los carnavales de Oruro y Santa Cruz

La Diablada, danza emblema del Carnaval de Oruro.

timerTiempo estimado de lectura: 9 minutos, 19 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 10 de marzo de 2019

En Oruro 52 fraternidades maravillaron con su color y alegría y en sus trajes se estima  danzaron $us30 millones, mientras que en Santa Cruz 94 comparas vivieron tres días de carnaval. Movió $us10 millones. La alcaldía gastó $us300.000 de los cuales $us100 se van en premios. La informalidad y la presencia de empresas de otros departamentos hacen que sólo el 20% de todo el movimiento económico se quede en Oruro, mientras que en Santa Cruz el 90% del dinero se mueve se queda en la capital cruceña. En el saldo el carnaval dejó unas pocas divisas para el país, mucha basura y 66 muertos.

El carnaval, esta fiesta pagana religiosa que se inicia con la licencia que se daba el Dios Baco o Dionisio para beber y cometer actos “licenciosos”, hoy es una celebración mundial que en Bolivia particularmente mueve aproximadamente 40 millones de dólares, dinero que en gran parte (70%)  va a los artesanos y costureras que confeccionan miles de trajes, y el resto se distribuye en  pasajes, hospedaje,  venta de alimentos, cerveza y otros gastos propios de la fecha.

La ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, en un informe preliminar sostuvo que según el Observatorio Turístico del Carnaval;   Oruro alcanzó un movimiento de  127 millones de bolivianos ($us18,2 millones) y la participación de 300.000 espectadores. El gobernador Víctor Hugo Vásquez admitió que el número de espectadores fue menor al 2018 que se estima estuvo por los 420.000 esto sostuvo, debido a los actos de violencia y explosiones que se produjeron el año pasado y que dejaron un saldo de 14 personas fallecidas y 52 heridas.

El carnaval de Oruro volvió a mostrar porque es una Obra Maestra de la Humanidad.


Aunque las cifras oficiales de la ministra no coinciden con el estudio que realizó la  Universidad Técnica de Oruro (UTO) el año  2016 que en base a encuestas y entrevistas de profesionales independientes  estimó sobre la base de  150.000 espectadores sentados en las graderías a lo largo de los cuatro kilómetros de la ruta de la peregrinación y baile y  la participación de los 52 conjuntos folklóricos, el movimiento económico del Carnaval en Oruro en más de 35 millones de dólares (Bs.243 millones).

Pese a no tenerse una cifra oficial exacta sobre el movimiento económico en Oruro nadie puede negar que este es cuantioso. Lamentablemente de todo el movimiento económico sólo el 20% queda en la capital orureña, pues es el resto se distribuye en La Paz como  en manos de artesanos, bordadores, sastres, contrabandistas de telas y las empresas legales bolivianas que arriban de otras ciudades para la festividad como las cervecerías  o las telefónicas.

Uno de los rubros que más ha crecido en Oruro es el  hotelero. La Cámara Hotelera Departamental, informó que el incrementó de camas llega a 1.700 sin embargo, admite que continua siendo insuficiente pues en estas fechas la capacidad  hotelera es rebasada y colapsada por los más de 150.000 visitantes que llegan anualmente y se quedan por lo menos a noche.

“Las reservaciones se inician desde los primeros días de diciembre. A medida en que se acerca la fiesta, el precio de la noche en hotel por persona se incrementa hasta en un 100%, admite la Cámara que estima que sólo este sector generó  $us5 millones durante los tres días del carnaval.

Santa Cruz derrochó alegría y colorido y mucho dinero.

La mayor inversión y movimiento económico lo realizan los integrantes de las 52 fraternidades que participan y sobrepasa las 60.000 personas. Anualmente el carnaval comienza el primer domingo de noviembre con el primer convite cuando el bailarín debe invertir en cuota institucional, uniforme, traje oficial y gastos varios que oscilan desde 500 a 1.500 dólares dependiendo de la fraternidad, los más caros se estima son la diablada la Fraternidad o la morena Central o los Caporales San Simón, cuyas cuotas pueden superar los     2.500 dólares. Sólo tomando un promedio de $us700 que paga un bailarín para su traje de ensayo y gala multiplicado por los 60.000 se estima que esto representa un movimiento de 42 millones de dólares, que van a manos de los “artesanos” que no son más que grandes empresarios asociadas también con el contrabando de telas.

A esto se suma los gastos de transporte y hospedaje de los danzarines que llegan del interior de país que fácilmente se calcula en $us5 millones y los gastos del preste de la fraternidad que en promedio eroga 30.000 dólares.

No se tiene un número de pasantes, sin embargo, se estima que el 50% de las 52 comparsas tiene un pasante, algunos incluso contratan orquestas, conjuntos folklóricos y artistas internacionales en vivo, lo que representa otra erogación económica.

Los comparseros de Santa Cruz.


Las bandas de música constituyen otro fuerte gasto, por los tres días de fiesta los contratos están entre  3.000 y 5.000 dólares. Hay que tener en cuenta que muchas fraternidades contratan a más de una banda y muchas bandas tocan para más de una fraternidad durante el día de la entrada prinicipal. El caso más emblemático es la banda Poopó que toca para el ingreso de tres fraternidades.

Los integrantes de las bandas músicos que se estima alcanza a 7.000 músicos, cada uno   invierten aproximadamente  150 dólares en su trajes, la mayor parte lleva ternos  que se renueva en cada uno de los tres días de la fiesta -el último convite, el sábado y domingo de carnaval-. Se estima que sólo este rubro genera para los sastres la suma de un millón de dólares.

Otro sector que tiene un gran ingreso económico es la venta de graderías este rubro vende las butacas para apreciar el carnaval desde 100 hasta 2.000 bolivianos dependiendo del lugar y si se lo compra por agencia de turismo o en el lugar.

Al presupuesto para bailar hay que sumar los servicios de diseñadores, confeccionistas, estilistas, peluqueros, decoradores, serigrafistas y coreógrafos

La coordinación entre instituciones y autoridades departamentales y nacionales que para garantizar la seguridad ciudadana  que este año movilizó 2.225 policías y 1.500 militares para atender cualquier eventualidad.

Los bordadores y artesanos se llevan buena parte del dinero por su espectacular trabajo que le da brillo al carnaval.


El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, evaluó el Carnaval de Oruro 2019, como el mejor de los últimos años. "Con los monitoreos  a estas alturas estamos convencidos que ha sido el mejor carnaval de los últimos años, un carnaval bastante positivo", dijo en conferencia de prensa.   Resaltó cinco razones para calificar al carnaval de este año como el mejor, entre ellos, el bajo consumo de bebidas alcohólicas,  la participación "majestuosa" de los danzarines, su danza, vestimenta,  la presencia de las bandas de música y la excusión de los mensajes políticos, no se refirió al tema económico que será seguro más adelante cuando la fiesta sea enterrada en el  miércoles de ceniza.

Pero, la verdad el carnaval de  Oruro declarado el 18 de mayo de 2001 como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco, que en su versión 2019, contó con la  presencia del presidente de Paraguay, Mario Abdo, dejó  "maravillados" a todos por la diversidad en sus dazas, su coreografía, la innovación en los colores de los trajes y porque año tras año impone una moda por la elegancia en la confección de la vestimenta de fraternidades como la morenada, caporales, tinkus, llamerada, tobas, etc. etc. a esto también se sumaron las bandas de música que cada vez integra también a mujeres.

CORSO DE SANTA CRUZ MUEVE $US.10 MILLONES

La fiesta Grande de los cruceños que tiene su mayor expresión en el corso que se desarrolla en el Cambodromo, según estimaciones mueve aproximadamente 10 millones de dólares (Bs70 millones) y genera cerca de 14 mil fuentes de empleo.

La Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC)  informó que este año participaron del corso 105 comparsas y 10 grupos folclóricos.

La organización de la fiesta en Santa Cruz  se realiza entre la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras y el Gobierno Autónomo Municipal, este último invirtió este año 350.000 dólares, de los cuales $us100.000 son destinados a pagar los premios  para las comparsas y $us200.000 a la compra de luminarias para el recorrido del Cambodromo.

Peinadoras, manicuristas, diseñadores y otros son también parte del movimiento económico del carnaval.


El presidente de los comparseros indicó que el presupuesto promedio para una comparsa oscila entre $us20.000 y $us45.000. Desagregado por comparsa el gasto   se estima en bebidas moverá $us7000; la comida, $us6000; vestimenta, $us3000; y por último la seguridad con $us 2000, estos son los costos individuales que tiene cada comparsa”, dijo Carlos Arríen.

Al igual que en Oruro la mayor inversión la realizan los integrantes de las fraternidades  en la confección casacas, shorts, cotillón, en fin todo lo referente a textil donde los dueños de serigrafías y confección aseguran que han tenido que duplicar y en otros casos triplicar el personal.

La dueña de la serigrafía Álex, dijo “estos días son buenos para nosotros, tenemos bastante trabajo, cada año aumenta de 7 a 15 el personal porque necesito más ayuda, más manos para concluir con los pedidos de casacas, batas, poleras, morrales y gorras”.

Según el economista Carlos Slim, el área de confecciones y textil para trabajos de casacas o batas genera más de 8.000 puestos laborales eventuales, el área de ventas de bebidas 3.000 empleos y entre ventas de comidas y otros 3.000.

Sin duda como espectáculo los  carnavales de Oruro y  Santa Cruz son maravillosos, pero en el resultado económico dice que mueven millones de dólares -la mayor parte- en el marco de la informalidad pues los “artesanos” ya no lo  son, se han convertido  en grandes empresarios y muchos asociados al contrabando de telas que no pagan ni un centavo en impuestos. Lo mismo pasa con las graderías que se venden sin factura, los ambulantes,  la comida, así como el transporte que sin control alguno suben los pasajes; lo único que deja el carnaval es unos centavos para las arcas por el consumo de bebidas alcohólicas y  algunas divisas para el país por la participación de visitantes extranjeros, mucha basura por recoger para la alcaldías y este año tuvo un saldo de 66 personas muertas, la mayoría por accidentes de tránsito por consumo de bebidas alcohólicas.


Página vista 282 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia