Oruro, Bolivia. 19 de agosto de 2019
  • close

“Estrella del Sur”: un espacio de integración, que rompe los conceptos anticuados de fronteras y nacionalismos

Encuentro con los hermanos Migrantes- Valparaíso

timerTiempo estimado de lectura: 5 minutos, 50 segundos

account_box


Especial para ELFULGOR.com
location_city Viña del Mar
date_range 27 de enero de 2019

Viña del Mar, Chile, fue la sede del III Encuentro Internacional “Estrella del Sur 2019”, que congregó a varias personas; en su mayoría jóvenes; para tratar como eje central el tema de “Integración, Migración y Buen Vivir”  bajo el lema “La Diversidad nos une”

Fueron alrededor de 5 días de mucha reflexión, análisis y trabajo; desde el día 14 al 18 de enero; para los participantes venidos de Argentina, Chile, Bolivia y Perú.

“Estrella del Sur”, es un proyecto que nace a partir de la Red Amerindia de los cuatro países mencionados; a su vez; esta red pertenece a Amerindia continental. Los hermanos “Amerindios” somos un grupo de personas con espíritu ecuménico e interreligiosos, en dialogo con todas las espiritualidades que sintonizan con el Jesús que los Obispos latinoamericanos; desde los documentos episcopales creados en las ciudades de Medellín y Puebla, y la Teología de la Liberación;  nos invitaron a mirar al Nazareno bajo la consigna de la “opción preferencial por los pobres” y que hoy tiene relatos en las hermanas y hermanos, indígenas, homosexuales, transgénero, afrodescendientes, campesinos, migrantes, etc. que viven rechazo y violencia tanto física como simbólica; razón suficiente para unirnos a ellos solidariamente y comprometernos con ellos, ya que son para nosotros y nosotras,  la causa de Jesús.

El primer encuentro de “Estrella del Sur” fue Santiago de Chile 2016, donde se ahondó el tema de integración, del cómo romper fronteras y nacionalismos abstractos y anticuados  que no hacen bien a la gran integración de nuestros pueblos en América Latina. El segundo encuentro fue Cochabamba 2017, cuya temática fue “Pueblos Originarios y cuidado ecológico”; en dicho evento se pudo observar a más de un centenar de participantes donde sobresalieron los hermanos Mapuches y los Urus del lago Poopó, en una clara muestra de integración e interculturalidad de nuestros pueblo originarios que comparten un mismo sentir, “El vivir bien”

Hermanos Argentinos, invitando el tradicional mate en la fiesta de las Culturas


El año 2018, la llegada del hermano Papa Francisco a Chile, pospuso la realización del evento, llegando al 2019 llevando la  Sede a Viña del Mar en la región de Valparaíso.

Este último encuentro, confluyó en una serie de actividades con respecto a la problemática migrante. Las situaciones socio-políticas y económicas de nuestra región, han hecho que muchas hermanas y hermanos  decidan migrar buscando mejores días. Sin embargo, la decisión de migrar no siempre es fácil, así como no es fácil vivir y trabajar en un país extraño.

Muchas veces los migrantes no viven a plenitud sus derechos humanos, son negados a una vivienda digna, a un trabajo y salario justo, a políticas migratorias “poco adecuadas” que más que ayudar, perjudica. Los migrantes son presas de la discriminación racial, cultural, religiosa,  de género entre otras. Además de vivir en la preocupación diaria de conseguir trabajo y un sueldo justo, viven con la preocupación de tener a sus familias divididas y en muchos casos incomunicadas por mucho tiempo.

Es así que se tuvo un panel de mujeres migrantes que contaron la difícil situación de migrar. Fueron mujeres de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Colombia. También se tuvo la visita al Congreso de la República de Chile dónde se analizó el tema desde el punto de vista político, a cargo de un funcionario de la comuna de Valparaíso, desde el punto de vista espiritual a cargo de un Teólogo y desde la experiencia de una religiosa que trabaja el tema migrante con sus casas de acogida. En una parroquia que trabaja exclusivamente con migrantes, se realizó un encuentro ecuménico, entre la Iglesia Católica y la Iglesia Presbiteral  

Sin embargo, no sólo se trabajó con temáticas definidas, sino también con actividades de integración, con muestras folklóricas, fiesta de las Culturas, momentos de esparcimientos con personas migrantes, momentos de recreación, futbol, guitarreadas, etc… Todo con el sello de los jóvenes.

No se olvidaron de los momentos espirituales (más no religiosos), con bailes, meditaciones y oraciones que conectaron a los asistentes con sus ancestros. Así como los rituales heredados de nuestros abuelos, en retribución a la Pachamama.

La participación de jóvenes de diferentes países


Participaron de este encuentro, jóvenes voluntarios  del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Buenos Aires así como algunos  participantes de Santa Fe. De Perú estuvieron la Pastoral Juvenil y Universitaria de Puno. De Chile participaron Amerindia Santiago, Valparaíso y Temuco, así como el Centro Ecuménico “Diego de Medellín”. De Bolivia participaron Amerindia Cochabamba, el Movimiento Franciscano “Justicia y Paz” de Oruro, así como una delegación del Colegio Anglo Americano.

También debemos mencionar a personas “de participación libre”, que no pertenecen a ningún movimiento, comunidad o grupo, pero que tienen el anhelo de vivir la experiencia de integración. Así encontramos jóvenes creyentes y no creyentes, profesores, sociólogos, sacerdotes, religiosas de diferentes congregaciones, hermanos católicos y protestantes así como pueblos indígenas.

Finalmente hago mención de las palabras de Cristian Muñoz de Amerindia- Valparaíso que dice:  “somos creyentes y personas sin una identidad confesional, guiados por el Espíritu (Ruah), quienes invocamos el Misterio y el origen de la vida de diversas maneras y con distintos nombres. En los encuentros anteriores hemos vivido momentos de profunda espiritualidad, siempre animados por la Ruah, que nos fortalece frente a la vida y frente a la muerte. Algunos/as somos discípulos/as de Jesús de Nazaret, respetuosos de todas las espiritualidades y religiones en sintonía intercultural. Por ello, nos preocupa que ante el tema de la migración, aun existan signos de xenofobia, racismo, aprovechamiento laboral y otros vejámenes a los que hermano/as de diversas culturas son obligados a tener que vivir en nuestros países. Situaciones lamentables e indignantes. Igualmente nos alegran los signos de vida que miran al migrante con respeto y reconocimiento de su dignidad y por tanto queremos ser semilla profética que anuncia y denuncia a favor del migrante. Hoy tenemos el hermoso regalo que representa los valores democráticos al servicio de la persona humana para la búsqueda del bien común, destino común con el kimün de la cosmovisión mapuche o en el sumaj kawsay quechua.

Aún no se decidió dónde será el IV encuentro de “Estrella del Sur”. Esperamos pronto que Oruro albergue esta importante experiencia de Integración.

Ofrenda de la Tradicional “Mesa” en agradecimiento a la Pachamama



Página vista 210 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia