Oruro, Bolivia. 23 de febrero de 2020
  • close

El año 2018 cumplimos con limpiar el planeta de la contaminación

Bolivia entró a la era de la producción-venta de los biocombustibles o combustibles verdes

La primera planta de biotenal producida a partir de la producción de sorgo fue instalada el 2018 en el municipio de Pailón por Anapo

timerTiempo estimado de lectura: 9 minutos, 17 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 23 de enero de 2019

“La sustitución del aditivo químico por el vegetal –etanol– permitirá los primeros ocho años al país la mezcla de 380 millones  de litros de gasolina con etanol –alcohol– con una proyección  de producción 700 millones de litros en 15 años, ingresos por 480 millones de dólares a las cuentas del Estado, 27.000 nuevos empleos directos e indirectos y una baja en la contaminación del 6%”, sostienen los empresarios privados. Presiente Evo Morales aseguró que este es el nuevo modelo productivo y económico del país.

En un acuerdo privado público, el  15 de septiembre de 2018,  Bolivia entró a la era de los biocombustibles o la producción de combustibles verdes al promulgar la Ley 303 que permite la producción y venta de aditivos de origen vegetal –alcohol- para mezclar con gasolina y diesel, como el ron 92 bioetanol 92.

Pero, el decreto pone una frontera pues los biocombustibles en el país no podrán poner en riesgo la seguridad alimentaria, un tema que ha sido un tabú en la era de los biocombustibles, pues se pensó que la producción de maíz, soya o caña podría ser destinada a los combustibles y no proveer alimentos a la población

En una combinación que han denominado los empresarios privados de Santa Cruz y el Gobierno Nacional, como casi perfecto, los ingenios azucareros de Santa Cruz, Guabirá, Unagro y  Aguaí   comenzaron a invertir en plantas de hibridación de alcohol anhídrido-etanol, ampliación de los cultivos de caña, soya y maíz transgénico  y generación de energía, lo que lleva al país a  ingresar en un nuevo modelo productivo y económico.

Gasolineras en Santa Cruz  empiezan con la venta del combustible verde


PRIVADOS INVIERTEN 1600 MILLONES DE DÓLARES EN BIOETANOL

La inversión comprometida para producir etanol por el sector privado de Santa Cruz es de  1.600 millones de dólares entre el año 2018-2025. Como una muestra de confianza en mayo 2018 los empresarios cañeros de Santa Cruz comenzaron a invertir en biotecnología. La Unión Agroindustrial de Cañero –UNAGRO– que se encuentra en el municipio de Mineros informó que construyó con tecnología Hindú su planta de etanol con  una inversión de 15 millones de dólares y  una capacidad de procesar 300.000 litros por día de alcohol anhidro que permite tener un alcohol puro separado de las moléculas de agua y con alta calidad de sequedad.

Por su parte el ingenio azucarero Aguaí de capitales bolivianos que empezó operaciones en Bolivia el año 2013 en la provincia Obispo Santiestebán, anunció que invirtió 10 millones de dólares en su planta para etanol de industria Brasilera. La planta tiene una capacidad de producción de 750.000 litros día y los tanques tienen una capacidad de almacenamiento de hasta 3 millones de litros.

Mientras que en diciembre de 2018, la empresa Guabirá inauguró su planta de etanol industria argentina con una inversión 6 millones de dólares. “Guabirá ha invertido 40 millones de dólares en el proyecto etanol  en la planta  y la ampliación de cultivos. Ojala que la venta de etanol mejore la economía del sector”, sostuvo el presidente el ingenio azucarero Guabirá, Mario Aguilera al explicar que el año 2018 los tres ingenios vendieron a YPFB un stock 40 millones de litros de alcohol etanol.

El etanol es un alcohol que se obtiene a partir de la fermentación de azúcares contenidos en alimentos como la caña, sorgo, soya etc. con la utilización de levaduras, para luego llevar a un proceso de purificación, de la misma manera que se procede en la obtención de alcohol comercial convencional. Las principales materias primas utilizadas son los productos ricos en sacarosa y almidón como la  caña de azúcar, melaza, sorgo dulce,  maíz, trigo, cebada y los tubérculos remolacha, batata y papa.

En Bolivia la apuesta por la producción de bioetanol comenzó con la  caña de azúcar, cuyo cultivos el año 2017 alcanzaron 51.000 hectáreas destinadas  sólo a la producción de azúcar que fue de 3,5 millones de quintales, entre los cinco ingenios azucareros que operan en Santa Cruz como son Unagro, Guabirá, San Aurelio  y Aguaí  y la Bélgica.

 El presidente Morales, al promulgar la Ley 303 informó que el año 2018 el sector cañero de Santa Cruz incrementó su siembra y cosecha de caña de 137.769 hectáreas a 150.312 hectáreas y su objetivo es llegar hasta el 2025 dijeron a 305.000  hectáreas. 

Las plantas de almacenaje de YPFB con la gasolina verde etanol 92 o ron 92

“Este año esperamos producir 18 millones de litros de alcohol a partir de caña, mientras que hasta 2025 el proyecto prevé sumar 380 millones. Esta producción se traducirá en aproximadamente 8,2 millones de litros de etanol y otros 6,6 millones de súper etanol para comercializar en el plazo de esos siete años”, sostuvo  el mandatario.

Por su parte Roberto Barbery Paz, presiente de UNAGRO, sostuvo que la autorización del gobierno para ampliar los cultivos de caña permitió que el 2017 el sector empiece a   fabricar alcohol inhidro-etanol. “Por primera vez el sector cañero plantó 36.000 hectáreas más de caña entre ampliación y renovación”.

La producción de etanol de los ingenió azucareros cruceños en su totalidad fue vendido a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos –YPFB-  quien con un 25% de aditivo vegetal mezcla la gasolina y la comercializa como etanol 92, que vienen a formar parte de los nuevos biocombustibles de producción nacional que se pusieron a la venta desde octubre 2018 en todas las gasolineras de Bolivia.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Carlos Sánchez, dijo que YPFB ha cerrado con los empresarios de Guabirá, Aguaí y Unagro el precio de venta del alcohol anhidro en 0,72 dólares el litro (Bs5  el lito) puesto en  la industria, sin pago de impuestos.

A  la fecha las plantas deshidratadoras vendieron a YPFB 80 millones de litros de alcohol anhidro-etanol, lo que permitirá esto producir más aditivo vegetal para mezclar con gasolina y reducirá en 21% la actual importación de gasolina.  

Los propietarios de los ingenios en un comunicado afirmaron que el año 2017 el gobierno destinó a la importación de gasolina 96,7 millones de dólares y que con la compra de etanol el gobierno ya no importará gasolina lo que le permitirá al Estado ahorrar dinero y tener más dólares internamente.

YPFB actualmente  comercializa 5 millones de litros de gasolina por día; de ese total, entre el 70% y 75% es producción propia y el saldo es resultado de la importación de gasolinas terminadas o aditivos químico.

El presidente  Evo Morales  junto a los empresarios privados en mayo de 2017 lazando el proyecto super etanol


YPFB RECBIRÁ POR EL BIOETANOL 480 MILLONES DE DÓLARES

“La sustitución del aditivo artificial químico por el vegetal –etanol- permitirá los primeros ocho años al país la mezcla de 380 millones  de litros de gasolina con etanol –biocombustible- con una proyección  de producción 700 millones de litros en 15 años, ingresos por 480 millones de dólares a las cuentas del Estado, 27.000 nuevos empleos directos e indirectos y una baja en la contaminación del 6%”, sostienen los empresarios privados.

Los ingenios venderemos en los próximos meses 80 millones de litros de alcohol y YPFB dejará de importar esa cantidad de gasolina sostuvieron. Pero, el etanol no es un combustible, sino un aditivo vegetal que reemplazará al químico, aclararon los empresarios.

Por su parte el presidente de la estatal petrolera, Oscar Barriga, dijo que YPFB para la primera fase invirtió  $us4 millones para la adecuación de una planta de almacenamiento de alcohol anhidro para los volúmenes iniciales, a esto se sumó la implementación de sistemas de almacenaje y blending en   las principales ciudades del país con  una inversión de entre 40 millones y 45 millones de dólares en los próximos cinco años.

Según el programa establecido, YPFB procesará 80 millones de litros en los primeros 12 meses; sin embargo, la proyección es llegar a los 360 millones de litros.

El primer biocombustible puesto a la venta por YPFB fue el ron 92 que logró gran aceptación en el mercado especialmente por los propietarios de vehículos último modelo  actualmente se vende el ron 94 y su comercialización será en todo el país.

Un hombre en  plena zafra en Santa Cruz


GRANOZOL PRODUCIRÁ ETANOL DE SORGO

“No venimos a competir, sino a sumarnos a este  ambicioso proyecto público privado”,  dijo el presidente de Granosol S.A., Willams de las Muñecas, quienes operan en el municipio de pailón produciendo granos de soya y sorgo.

Muñecas anunció que a partir de la producción de sorgo procesará alcohol. La planta que de Granosol  fue importada  de Argentina con una inversión de 5 millones de dólares  y en una primera etapa empezó a producir  5 millones de litros de etanol por año y 5.000 toneladas de burlanga de sorgo con 38% de proteína. Molera  15.000 toneladas de sorgo equivalentes a 15 mil hectáreas.

Con la introducción de semillas transgénicas el año 2017 Santa Cruz batió record en la producción de sorgo. De 238.000 hectáreas se sembró y cosecho 376.500 hectáreas y la producción en rendimiento por la semilla transgénica paso de 311.296 tonaledas a 921.914 toneladas.

A la producción de etanol también se sumaron los productores de sorgo  de Anapo  quienes empezaron a producir alcohol –etanol y empezaron a vender a YPFB 5 millones de litros año que se empezó a producir en la plata de Sorgo de Pailón que tiene un inversión de 5 millones de dólares  y procesa 15 mil toneladas de sorgo. Anapo anunció que los pequeños productores de sorgo se sumarán el proyecto con la instalación de plantas más pequeñas de procesamiento de alcohol-etanol, esto tomando en cuenta que el mercado de YPFB está asegurado.

Este nuevo modelo ha dado un giro en la producción de alimentos y combustibles, pues los empresarios privados con la autorización para sembrar con semillas transgénicas soya, maíz y sorgo están obligados a ampliar la frontera agrícola para producir  etanol que destilada se denomina bioetanol y para producir aceites vegetales como el de girasol o soya con el que se producirá el biodiesel.

En este marco que definió la nueva matriz productiva el país basado en la producción de transgénicos, producción de bioetanol y biodiesel, el presente Evo Morales, ratificó que Bolivia entra en un nuevo modelo productivo y económico.


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia