Oruro, Bolivia. 14 de diciembre de 2019
  • close

Hilarión Daza, Uyuni y el carnaval

Hilarión Daza.

timerTiempo estimado de lectura: 5 minutos, 1 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city Uyuni, Bolivia
date_range 20 de enero de 2019

Si analizamos  la historia desde un punto de análisis crítico, veremos que las verdades de ayer son mentiras de hoy, según el historiador Edgar Oblitas Fernández en su obra "La historia secreta de la guerra del Pacífico" (1978), a través de la cual, desmiente documental y categóricamente toda la ruin e insidiosa campaña montada para eclipsar la imagen del General Hilarión Daza.

Siempre se ha hecho creer que este presidente ocultó el "Telegrama" que daba cuenta del asalto a Antofagasta, urdido por el historiador chileno Benjamín Vicuña Mackenna, sindicando al presidente Daza de ser culpable de la retirada de Camarones, otra insólita calumnia.

La usurpación Chilena que fue digitada por el imperialismo inglés y ejecutada por los capitalistas chilenos de la época, que tenían por detrás a la "Gran Logia Masónica Oriente de Chile", Logia a la que pertenecían Aniceto Arce, Rosendo Gutiérrez (Bolivia), Benjamín Vicuña Mackenna, Domingo Amunategui, Napoleón Peró (Chile), Damazo Uribó (Argentina).

El General Daza patriota nacionalista demostró su conducta de colaboración al gobierno de Achá, quién declarara la Guerra a Chile por ocupar la Bahía de Mejillones; su también colaboración a Morales en su lucha contra la empresa privada de Artiche; con Frías en quién tuvo un ascendiente y fue su ministro de Guerra y Comandante del Regimiento Loa.

Tumba de Hilarión Daza erigida en el cementerio de Sucre, sección de Notables.


GRAVAMEN DE 10 CENTAVOS

El gravamen de los 10 centavos al quintal de salitre explotado por la Compañía chilena fue un acto de soberanía y protección de los recursos naturales y de noble patriotismo, la nacionalización de los bienes de la empresa chilena además de la confiscación de sus pertenencias y su consecuente expulsión del país.

Esta actitud es la que no perdona Vicuña Mackenna que inventó el carnaval para desacreditar al presidente Daza; el argentino Dámazo Uriburo, califica a  Hilarión Daza de "Aventurero, vulgar y repugnante histrión, fruto espúreo del cuartel de militares corrompidos e indisciplinados".

El potosino Subieta Sagárnaga le ubica entre los "Réprobos, tiranos y traidores, nacido en Sucre en el seno de bajas capas sociales, cuyos hábitos  groseros adquirió desde su cuna"; el chileno Amunátegui Solar le llama "Soldado torpe y grosero; el más educado es el historiador chileno Walterio Millar quién trata a Daza de "Presidente de Bolivia Dn. Hilarion Daza, impulsado por el gobierno del Perú...".

Mausoleo de Notables en el cementerio de Sucre.


EL TELEGRAMA

El presidente Hilarión Daza no recibió nunca ningún "Telegrama", Bolivia en esa época no contaba con este servicio, lo que si recibió fue Postas y correspondencia oficial del estafeta Gregorio Colque que fue enviado por el Cónsul de Tacna  Manuel Granier y como buen boliviano hizo lo que tenía que hacer, lo que estaba al alcance en momentos de peligro, convocando al pueblo a la defensa del territorio hollado, de esta manera quedo demostrado la falsedad del telegrama que supuestamente fue entregado el martes challa durante los carnavales de aquel fatídico año (1879).

DERROCAMIENTO Y GOLPE DE ESTADO DEL DICTADOR DAZA

En plena contienda bélica, Aniceto Arce y la masonería chilena planifican el derrocamiento de Hilarión Daza y en diciembre 1879 se concreta el golpe de Estado provocando la asunción al poder de Narciso Campero.

El presidente como consecuencia  de este golpe de Estado es exiliado en Francia.

Frontis del cementerio general de Sucre.


Después de 15 años de permanecer en ese país (1893) solicita permiso al gobierno boliviano encabezado por Mariano Baptista para regresar y  asumir defensa de las acusaciones de sus enemigos del Congreso Legislativo, a esas alturas el ex dictador Daza había dilapidado su fortuna en  el exilio y se encontraba pobre, resuelve retornar al país donde la simpatía y el cariño del pueblo se hacía latente por lo que confiaba en que al ponerse en manos de la justicia  y al ser reveladas las verdades y entre telones de la Guerra del Pacífico se verían afectados en su imagen e intereses de la casta oligárquica real culpable de la derrota.

No permitieron verse incriminados y afrentada; por ello la masonería chilena - boliviana, oligárquicos, insensibles, deciden la muerte de Daza para lo que se planifica dos opciones: la primera, se le permitiría llegar a Bolivia vía Mollendo, Arequipa, Puno, La Paz, Sucre y un segundo plan  planteado por el Gobierno de Baptista y Aniceto Acre  que comprendía Mollendo Arequipa, Antofagasta (Antiguo territorio boliviano) y Uyuni (1894) de donde se dirigiría a Sucre, lamentablemente, no se cumplió este recorrido porque Daza fue asesinado al llegar a Uyuni en la estación de ferrocarriles de esta localidad justo al frente del Hotel Uyuni por sus propios custodios (27 de febrero de 1894),el asesinato se cumplió por órdenes del capitán José Mangudo y el teniente Manuel Castillo

RESTOS DEL DICTADOR DAZA

Después del asesinato de Daza, sus restos fueron inhumados y enterrados en el cementerio general de Uyuni, donde se construyeron dos inmensos cúmulos de barro hechos por los vecinos, posteriormente, estos  restos  fueron trasladados al cementerio de Pulacayo población minera a 25 Km de Uyuni desde donde fueron llevados al cementerio de Sucre, capital de la entonces República de Bolivia.

Actualmente los restos de Hilarión Daza se encuentran en este cementerio donde se erigió una tumba en el lugar de los Notables.

Las circunstancias del traslado de los restos mortales de Daza de Pulacayo a Sucre no se conocen a ciencia cierta, ningún historiador se preocupó de este detalle.

Otra fotografía de Hilarión Daza.



Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia