Oruro, Bolivia. 13 de diciembre de 2019
  • close

Computadoras, pilas, televisores y otros equipos en desuso son peligrosos

Cada boliviano genera 5,49 kilos de residuos electrónicos al año

En Bolivia se produjeron más de 59 mil toneladas de RAEE al año. Los equipos eléctricos y electrónicos son nocivos debido a los metales pesados que contienen: Plomo, Mercurio, Cadmio, Cromo y otros. Cuando los equipos están en desuso generan elementos tóxicos que a la larga entran en contacto con el aire, el suelo y el agua lo cual contamina el medio ambiente y también representa un alto riesgo para la salud de los ciudadanos

Televisores, computadoras y otros residuos electrónicos son nocivos para la salud

timerTiempo estimado de lectura: 6 minutos, 59 segundos

account_box


EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 13 de enero de 2019

En los últimos años, los seres humanos no sólo han incrementado la producción de residuos orgánicos (alimentos) e inorgánicos (plástico, metálicos y otros), sino también la producción de residuos eléctricos y electrónicos, miles de toneladas de televisores, refrigeradores, computadoras, celulares, escáneres, fotocopiadoras, cámaras fotográficas, impresoras, equipos de sonido y muchos otros aparatos eléctricos y electrónicos en desuso no sólo contaminan el planeta sino representan una amenaza para la salud de las personas.

Un estudio realizado por la Universidad de las Naciones Unidas en colaboración con la Unión Internacional de Comunicaciones y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos muestran que los desperdicios han ido en aumento; hasta el 2016 en el planeta se generaron 44,7 millones de toneladas métricas de basura electrónica.

En el caso de Bolivia, el coordinador del Proyecto de Residuos de Aparatos y Equipos Electrónicos (RAEE) Mauricio Estivariz informó a EL FULGOR.com que cada uno de los bolivianos genera 5.49 kilos por año, una cifra preocupante y que va en aumento.

“En Bolivia estamos generando alrededor de 5.49 kilogramos por habitante cada año, eso implica que estamos generando más de 50 mil toneladas por año en el país”, manifiesta al adelantar que ante esta problemática existen empresas dedicadas al reciclaje de residuos electrónicos, mismas que se encuentran en una fase de desarrollo.

Por otro lado, uno de los últimos informes de la ONU revela que, hasta el 2016, los países que generaron más basura electrónica en América Latina son Uruguay con 10,8 kilos por persona, Costa Rica 9,7 Kg. y Chile 8,7 Kg.

La población puede ayudar a reciclar de forma correcta los RAEE


Seis empresas bolivianas reciclan RAEE

En el marco del “Proyecto de Reciclaje de Residuos Eléctricos y Electrónicos (RAEE): Economía Circular para la Sostenibilidad en tres ciudades”, el país cuenta con seis empresas dedicadas al recliclado de RAEE: dos en La Paz, dos en Santa Cruz y dos en Cochabamba.

Este importante aporte es fruto de los resultados de las campañas de Reciclaje iniciadas por la Fundación Viva y también del Fomin (Fondo Multilateral de Inversiones) miembro del grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pilares en este emprendimiento.

Actualmente, este proyecto trabaja con tres componentes: la Creación y fortalecimiento de empresas gestoras y operadoras de RAEE, la Sensibilización y educación de la población y la Generación de alianzas  público privadas con actores para la gestión de RAEE, todo ello para desarrollar un Sistema de Gestión Integral de Reciclaje de RAEE en el eje metropolitano de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

En el caso de La Paz se cuenta con dos empresas recicladoras, una de ellas especializada en el reciclaje de residuos electrónicos y otra empresa dedicada al reciclado de focos ahorradores y tubos fluorecentes; y que también está ampliando sus actividades al plástico.

“En Cochabamba se tienen dos empresas: Recitronik que gestiona el acopio y Recumet, que trabaja con chatarra, pero también con residuos electrónicos y que tiene una sucursal en Oruro”, explica el especialista.

Finalmente, se tienen a las empresas Fundare (CAINCO) y Bolrec en Santa Cruz, las mismas que cumplen aspectos normativos y técnicos para cumplir con este trabajo de manera responsable y eficiente.

Capacitación de acopiadores

Otro aspecto importante de este proyecto se centra en la capacitación de al menos 10 mil acopiadores de los RAEE, ya que esta actividad debe realizarse con mucho cuidado y responsabilidad debido a la presencia de metales pesados en los residuos eléctricos y electrónicos.

“Los acopiadores y recuperadores deben que son los residuos eléctricos y electrónicos, saber cómo manipularlos, conocer por qué estos residuos son peligros para la personas y el medio ambiente, porque algunos de estos equipos no deben ser manipulados y deben ser entregados directamente a las empresas recicladoras debido a la presencia de plomo, vario, radio, cadmio y otros elementos que son tóxicos y que a la larga pueden generar enfermedades como el cáncer”, explica el especialistas.

Los acopiadores deben protegerse de los RAEE para evitar enfermedades mortales

Sensibilización de la población y alianzas estratégicas

Este proyecto también contempla la sensibilización, campañas de difusión masiva en los que se informe a la población del por qué deben reciclar estos equipos eléctricos y electrónicos en desuso y el peligro que representan para la salud de las personas y el medio ambiente cuando son desechados en basureros y espacios baldíos, donde pueden causar mucho más daño al tener contacto con la tierra, el aire y el agua que consumimos.

Por tanto, los ciudadanos que dejan de utilizar un televisor, un celular o bien algún otro equipo eléctrico o electrónico debe tratar, en lo posible, entregar estos artefactos a estas empresas recicladoras de manera que ellos dispongan de ellos responsablemente.

Adicionalmente, el proyecto realiza alianzas estratégicas con empresas, instituciones como el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas, la Alcaldía de La Paz, la Cámara de Industrias y otras entidades que apoyan estas iniciativas. A la fecha el proyecto firmó convenio con al menos 10 instituciones que apoyan el reciclaje.

En ese marco, Estivariz, especialista en el tema, menciona que todas estas acciones permitirán generar una concientización y educación en la población, el cuidado de la salud, la protección del medio ambiente, el fomento a la economía circular, la participación activa de la comunidad y de las autoridades, la generación de nuevos emprendimientos y también la posibilidad de exportar materiales reciclados.

Bolivia cuenta con legislación

Ante esta nueva amenaza contra el medio ambiente y la salud de las personas, Bolivia cuenta con normas para tratar este problema de la disposición de los RAEE, gracias a la intervención del Ministerio de Medio Ambiente y Aguas. Actualmente, en el país está en vigencia la Ley de Gestión Integral de Residuos Nro. 755 y su reglamento que ampara estas acciones.

“En este caso se necesita que el Ministerio de Economía y Finanzas apruebe las partidas destinadas para a las actividades de reciclaje, y eso es algo que esperemos concretar este año”, revela Estivariz, al agregar que en la administración pública existen grandes cantidades de equipos en desuso y que por falta de norma no están siendo correctamente dispuestos para su reciclaje y aprovechamiento.

Mauricio Estivariz, Coordinador del Proyecto de Residuos de Aparatos y Equipos Electrónicos (RAEE)


Ayúdenos a reciclar

Para que la población tenga a la mano lugares donde entregar sus artefactos en desuso, el proyecto cuenta con las tiendas y puntos Viva, en todo el país, donde se instalaron contenedores para el depósito de RAEE pequeños.

Asimismo, se tienen las líneas gratuitas donde la población puede llamar y conocer cómo disponer de manera correcta y responsable los RAEE: en La Paz pueden llamar al número 800140286 y en Santa Cruz al 800142727. En Oruro se tiene a disposición la línea 50241491 y la oficina de Recumet está ubicada en la Av. 6 de Agosto # 680 entre Villarroel y Oblitas.

Por tanto la población debe estar consciente que estos residuos eléctricos y electrónicos contienen metales pesados los mismos que  pueden causar en el mediano y largo plazo enfermedades mortales como el cáncer. Empero estos extremos podrían prevenirse con una disposición correcta de los RAEE, acción responsable que beneficiará no sólo al ser humano sino también al planeta.

Fotografías: Fundación Viva.


Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia