Oruro, Bolivia. 14 de diciembre de 2019
  • close

EDITORIAL

El tiempo se acaba

timerTiempo estimado de lectura: 3 minutos, 5 segundos
EL FULGOR.com
REDACCIÓN
date_range 13 de enero de 2019

El tiempo se acaba y los efectos del cambio climático comienzan a sentirse en todo el planeta; sismos inesperados, inundaciones, sequías, erupción de volcanes son las señas que algo ocurre y que, si no se toman medidas urgentes, la población mundial corre grave peligro.

El aumento de la temperatura global debido a la fuerte emisión de los llamados gases de efecto invernadero están provocando un cambio radical del clima provocando desastres naturales y la pérdida de miles de vidas humanas.

Los principales países contaminantes son Estados Unidos, China y la India, sin descontar a otros en nuestro continente. Pese a la realidad el presidente de la principal potencia mundial, Donald Trump, se niega a aceptar que el cambio climático existe y afirma que es un invento de los científicos.

Con este pensamiento es muy difícil que los planes aprobados en varias cumbres climáticas para detener el alza de la temperatura y si es posible bajarla, se ejecuten con éxito.

Un informe del Panel Intergubernamental de Cambio climático, advierte que el desastre que se viene es inminente, es decir, el colapso del planeta y de la vida en el planeta Tierra y que tan sólo quedan 10 años para evitar la intensidad de gases que se emiten a la atmósfera.

En este lapso de tiempo, la humanidad debe asumir medidas para evitar que el calentamiento global se mantenga en un máximo de 1.5 grados centígrados, más allá de este valor, incluso medio grado provocará graves trastornos medio ambientales.

De acuerdo a los estudios de expertos en el tema, la temperatura planetaria es actualmente un grado superior al de la era pre industrial y los acuerdos firmados en la cumbre climática de París, del pasado año, es que no debe llegar a más de 1.5 grados centígrados.

Para lograr este objetivo la humanidad debe dejar de emitir más gases de efecto invernadero o dióxido de carbono que producen las industrias, debido al consumo de los combustibles fósiles, también los vehículos que circulan en todo el planeta.

Los científicos afirman que el aumento de la temperatura planetaria provocaría la desaparición de los arrecifes, los niveles de los mares subirían provocando grandes inundaciones y la consecuente desaparición de grandes ciudades costeras

Las olas de calor ocasionarán incendios forestales, así como la falta de agua para por lo menos la mitad de los habitantes del planeta.

Lluvias permanentes y sequías, que acabarían con las cosechas provocando hambre en todo el mundo.

La contaminación del aire en las grandes ciudades provocaría la aparición de enfermedades pulmonares que afectarían a una gran cantidad de ciudadanos, este fenómeno ya está presente en las grandes metrópolis planetarias.

El deshielo del casquete polar ocasionará también grandes inundaciones.

Para evitar estas catástrofes, el Panel recomendó reducir la emisión de dióxido de carbono en un 45 por ciento, hasta 2030, utilizar más energía renovable dejando de lado los combustibles fósiles.

Eliminar el consumo de carbón en la industria utilizada tanto en Estados Unidos como en China.

Y en nuestros hogares, los expertos recomiendan comprar menos carne, leche y mantequilla y más alimentos de temporada que se producen localmente. No botar tanta comida, conducir automóviles eléctricos, viajar en trenes y autobuses en lugar de aviones, usar videoconferencias en vez de viajar para reuniones.

El calentamiento global es una realidad presente en nuestras vidas y cada uno de nosotros puede contribuir a detenerlo y mejor a bajarlo.



Página vista veces








ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia