Oruro, Bolivia. 18 de marzo de 2019
  • close

Orureño entronizó a la Virgen del Socavón en “village” navideño de EE.UU.

La Virgen del Socavón en lo alto del “village” de Víctor Vargas

timerTiempo estimado de lectura: 3 minutos, 25 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
date_range 06 de enero de 2019

NUEVA YORK

En una singular simbiosis de réplicas de clásicos paisajes navideños norteamericanos, se oyen los tradicionales villancicos bolivianos, que marcan las características peculiares  de la villa (village) que año tras año arma el orureño Víctor Vargas en su vivienda de Rye Brook en Nueva York – Estados Unidos, que esta vez entronizó una imagen de la Virgen del Socavón en el cúspide de una serranía que marca el punto de impacto visual en su atractivo decorado navideño instalado  en su hogar.

Se trata de un espacio de aproximadamente ocho metros cuadrados donde desde hace 18 años, el además hincha de San José, Víctor Vargas, cada 1 de noviembre comienza a instalar un complicado sistema eléctrico que le permita mostrar, días más tarde, un impecable paisaje de miniaturas que hacen a la Navidad norteamericana, pero con matices orureños.

Este trabajo es coordinado con su esposa Rosario Martínez, quien comparte la paciencia y la visión a detalle para acomodar las por lo menos 2.000 pequeñas figuras navideñas, que a decir de otros bolivianos que acuden a su casa para apreciar el paisaje,  forman parte de uno de los “village” mejor trabajados en la región.

Diversidad de pasajes que hacen a la vivencia navideña en Estados Unidos

En este decorado incluyeron más o menos 30 casitas, valuadas cada una entre 40 a 100 dólares, además de 25 pesebres de diferentes tamaños y que están distribuidos, muy cerca de las casitas. En la villa navideña se aprecian pequeños graneros, pista de patinaje, rotondas, templos, carruajes, teatros, un molino, hospital veterinario, parques, biblioteca, panadería y pastelería, trineos y trenes en funcionamiento, además de otras pequeñas construcciones típicas del cotidiano vivir estadounidense.

En su laborioso trabajo  acomodaron también una infinidad de personajes, entre ellos músicos, fotógrafo, granjeros, niños, ancianos padres y madres de familia, novios y varias mascotas.

Los esposos Vargas – Martinez junto a su “village”


La luminosidad acompasada con la música tiene faroles y varias luces interiores en las casas y diseminadas en árboles, puentes, guirnaldas, etc. Su propietario asegura que es un tanto difícil cuantificar el costo que demandó el conjunto de sus piezas, pero afirma que año que pasa se entusiasma por buscar nuevos accesorios para su villa que esperan mantenerla por muchos años más.

Víctor Vargas es devoto de la Virgen del Socavón, participó del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, en filas de la Fraternidad Morenada Central Oruro, de la que junto a otros miembros de su familia fue su pasante y es por eso que este año agradece la feliz coincidencia de la presencia de la Santa Patrona de los orureños en su hogar, pues la comunidad orureña radicada en Port Chester, también de Nueva York, inició las veladas rumbo al Carnaval 2019, y la familia Vargas ofreció su vivienda para recibir a la deidad.

El pesebre navideño es otro atractivo importante en la decoración de fin de año en el hogar la familia Vargas


MOTIVACIÓN

Esta familia boliviana así le da un toque particular a la temporada navideña. “De alguna manera quise mostrar como la Virgen del Socavón, está siempre presente entre nosotros y me inspiré en la construcción del monumento que tenemos en Oruro situado en la cima del cerro Pie de Gallo para presentar esta recreación”, comentó Víctor Vargas.

Ellos además se preocupan de elaborar acuciosos videos para mostrar su villa a través de las redes sociales con mensajes dedicados a sus familiares y amigos, expresando sus deseos de fin de año.

Son más de 2.000 piezas de diferente tamaño que hacen al “village” que cada año se construye desde inicios de noviembre.


Página vista 88 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia