Oruro, Bolivia. 16 de julio de 2019
  • close

Gobierno sella alianza con privados

Bolivia apuntala una salida soberana al Atlántico por Puerto Busch

Puerto Busch de 48 km2 de superficie, ubicado al sureste de Santa Cruz,  representa la alternativa más viable para que Bolivia supere su enclaustramiento marítimo

timerTiempo estimado de lectura: 9 minutos, 21 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city La Paz, Bolivia
date_range 06 de enero de 2019

Después una centuria de incertidumbres y dos fallidos juicios internacionales contra Chile en demanda de una salida soberana al Océano Pacífico, el gobierno con el apoyo del empresariado cruceño, vira a consolidar una salida propia de Bolivia al Océano Atlántico, mediante Puerto Busch.

El 31 de diciembre de 2018, gobierno y empresarios suscribieron una alianza estratégica para encarar las obras de construcción, equipamiento y funcionamiento de un complejo portuario en la zona que demandará una inversión estimada de 1.000 millones de dólares.

El acuerdo  denominado “Alianza estratégica para el desarrollo de Puerto Busch, Bolivia hacia el océano Atlántico”, establece obligaciones mutuas tanto para el Estado como para  los empresarios que prevén invertir alrededor de 450 millones de dólares en la construcción del complejo portuario.

“Nunca renunciaremos al derecho sobre el litoral hacia el Pacífico, pero ahora hemos decidido abrir nuevos horizontes que nos permitan una vinculación efectiva con el Atlántico a través de canales de acceso soberano, como es Puerto Busch”, destacó en un sentido discurso el presidente de los empresarios de Bolivia, Ronald Nostas.

Por su parte, el gobierno garantiza el financiamiento del estudio final del proyecto de la infraestructura portuaria, la construcción de un acceso carretero, pluvial y ferroviario y el establecimiento de normas para acuerdos nacionales e internacionales.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, indicó que a partir de la firma de la alianza de compromiso corresponde empezar con el estudio a diseño final del puerto y de la carretera de acceso en función a la cantidad y tipo de carga que vaya a circular, aspecto que será definido con los empresarios. Explicó también que los estudios tomarán un plazo de aproximadamente un año y que posteriormente se dará inicio a la construcción del proyecto.

SALIDA SOBERANA

Puerto Busch, ubicado en un triángulo denominado Dionisio Fioanini, colinda al este con Brasil y en el oeste con Paraguay, en tanto que al sur desemboca sobre el río Paraguay, por lo que su tráfico fluvial no está sujeto a interferir con otros países.

Actualmente las navieras que salen de otros puertos privados de Bolivia (Puerto Suárez, Puerto Aguirre y Puerto Quijarro) deben atravesar territorio brasileño por el Canal Tamengo para poder llegar al río Paraguay, principal afluente de América del Sur, que alimenta el río Paraná y uno de los más importantes de la Cuenca del Plata que discurre en el Océano Atlántico.

El desarrollo de Puerto Busch, además de dar a Bolivia un acceso soberano al océano Atlántico, permitirá generar un crecimiento logístico para los operadores de comercio exterior, así como para las agroindustrias, minerales y la producción con valor agregado, como la urea, gas, cloruro de potasio y otros producidos en la zona de influencia portuaria del ‘hinterland’ de Puerto Busch.

Actualmente por la hidrovía Paraguay- Paraná fluyen 1,7 millones de toneladas de carga boliviana despachadas desde las terminales Jennefer, Gravetal y Aguirre, por el Canal Tamengo.

Puerto Busch, rodeado por un terreno pantanoso, de escasa población pero resguardado por un puesto militar de la Armada Boliviana que sienta soberanía sobre el girón patrio


INFRAESTRUCTURA BASICA

Según declaraciones del ministro de Obras Públicas, Miltón Claros, el Gobierno ya invirtió 20 millones de bolivianos en Puerto Bush creando condiciones básicas para que la Empresa Siderúrgica Mutún exporte hierro, cuya reserva estimada es de 40.000 millones de toneladas.

El funcionario también agregó que se ha mejorado el acceso a Puerto Busch con 80 kilómetros intervenidos desde la carretera de Puerto Suárez y que sólo restarían 57 kilómetros para concluir el tramo por lo que  adelantó que se tiene asegurada una inversión de 10 millones de bolivianos para el tramo final y se espera que el contrato sea suscrito durante el 2019.

Claros también explicó que la línea ferrocarrilera Motacusito- Mutún- Puerto Bush se encuentra en estudios dadas las especiales características ecológicas de la zona del Pantanal boliviano.

La autoridad gubernamental dijo que a partir de la firma de la alianza estratégica entre privados y Gobierno, se podrá agilizar la concreción, no solo de los corredores de integración, sino todo lo que tiene que ver con el desarrollo de la región que está contemplado en la Agenda Patriótica 2025.

El documento suscrito entre el Gobierno y los empresarios establece que el “Gobierno asegura la implementación del proyecto hasta su culminación como una política de Estado” y que “los empresarios se comprometen a redireccionar la carga actual de comercio exterior que sale por otros puertos hacia Puerto Busch, para garantizar la sostenibilidad del mismo”.

Según el documento, el Gobierno garantiza la realización del estudio de diseño técnico de preinversión, además garantiza la inversión para la construcción de los accesos carreteros, fluviales y/o ferrocarriles hasta el lugar donde se construirá el puerto.

Se conformará, además, un Consorcio Empresarial con poder de decisión para que se constituya en la contraparte privada.

El Gobierno y los empresarios potenciarán el desarrollo de Puerto Busch


CASA PROPIA

Tras la firma de la alianza estratégica, entre el gobierno y los empresarios privados, el dirigente empresarial de Santa Cruz, Luis Barbery, destacó que el acuerdo, en los hechos significa, construir una casa propia.

"Es el punto de partida para la conformación de una genuina alianza estatal público y privada destinada a aunar esfuerzos para concretar Puerto Busch (...), esto equivale a un sueño de todos los bolivianos de tener una casa propia, después de vivir en alquiler consigue su propio terreno y construye", dijo en su discurso central en el acto de firma de ese convenio.

Barbery destacó que Puerto Busch es una aspiración centenaria, porque desde Santa Cruz se demandó que ante la usurpación del Litoral, por parte de Chile, la mirada debía volcarse hacia el río Paraguay como puerta al Atlántico de forma soberana.

En tanto que para el presidente de la Confederación de Empresarios de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, la firma de este acuerdo es solo el inicio de lo que puede ser el despegue económico hacia la diversificación de la economía, y la ruptura de dependencia de los recursos no renovables.

“Coloca al país frente al desafío de incrementar la capacidad exportable, un objetivo que debemos encarar de manera conjunta y urgente, y que implica el apoyo a los sectores productivos, eliminación de barreras e implementación de políticas consistentes, de largo plazo, que faciliten el crecimiento y sostenibilidad del sector privado”, dijo.

El acuerdo, denominado “Alianza estratégica para el desarrollo de Puerto Busch, Bolivia hacia el océano Atlántico”, fue suscrito por los ministros de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros; de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, y los presidentes de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, y de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Barbery


Puerto Busch fue cedido a Bolivia en 1903 en compensación por el Acre

EL FULGOR.com

Hace más de un siglo, que el pueblo cruceño espera la voluntad política de los gobiernos de turno para que Bolivia aproveche su soberana salida al Océano Atlántico, mediante Puerto Busch, territorio que fue cedido por la República Federativa del Brasil, en compensación por la pérdida de 164.242 km² de la región del Acre que fueron anexados a la entonces provincia y actual estado de Amazonas.

Después de la  invasión militar, de 1879 en la que Bolivia perdió a manos de Chile todo su territorio costero, de 400 km lineales y 120.000 km2 de territorios de desembocadura en el mar Pacífico (que se consolidó con el Tratado de Paz y Amistad suscrito en 1904); en el territorio del Acre  --entre los años 1899 y 1903-- también se generaron una serie de revueltas populares encabezadas por los siringueros, todos de origen brasileño que habían invadido pacíficamente el territorio boliviano para explotar goma y oro en la región,

En 1899, tras la fundación de Puerto Alonso como capital administrativa de la región del Acre y la creación de una aduana en la misma ciudad con la imposición de un impuesto a la goma exportada por los pobladores del Acre, el entonces gobernador del vecino Estado del Amazonas (Brasil), Ramalho Junior, acusó a Bolivia ante su gobierno de una "ilegalidad" ocupación de su territorio, imputando a los supuestos ocupantes bolivianos de robos, atropellos y actos de violencia cometidos contra los residentes brasileños.

Los acreanos probrasileños se organizaron política y militarmente y ocuparon Puerto Alonso, donde destituyeron violentamente a las autoridades bolivianas y declararon posteriormente al Estado Independiente de Acre, Purús y Yaco libre de Bolivia, con el apoyo de un ejército del Brasil, que fue enviado para resguardar el Estado de Amazonas.

En medio de una guerra civil que se vivía en Bolivia por la definición de la sede de Gobierno, el Ejército boliviano raudamente se organizó y marchó hasta la región del Acre logrando recuperar el territorio nacional con la toma de la capital, la ciudad de Xapuri que concluyó en febrero de 1903 con la firma del Tratado de Petropolis que establecía la desmovilización de las tropas bolivianas y la suscripción de un nuevo tratado de límites.

El Tratado de Petropolis, establece que Brasil, al igual que Chile compensó a Bolivia con dos millones de libras esterlinas, el compromiso de construir la vía férrea Madera-Mamoré que nunca se concretó y una compensación territorial de 3.000 km2 --a cambio de 164.000 Km2 de las ricas tierras gomeras del Acre—en los que se encontraba Puerto Busch  (en concreto Brasil dejaba de reclamar estos territorios que hasta entonces pugnaban la propiedad ambos países), aunque posteriormente, en 1934, durante  la Guerra del Chaco, Puerto Busch nuevamente entró en disputa, esta vez con Paraguay.

Según el historiador Diego Rojas Castro, uno de los objetivos más importantes de Bolivia durante la Guerra del Chaco fue llegar al río Paraguay, cosa que no se consiguió mediante la guerra, sino a través del poder de la diplomacia: El presidente Germán Busch firmó el Tratado de Paz, con Paraguay, en 1938.

Gracias a los conocimientos del Dr. Dionisio Foianini Banzer, el ministro de Minas y Petróleos del gobierno de Busch, quedaron los campos petroleros para Bolivia, y sobre todo, el acceso soberano en el tan anhelado puerto en el río Paraguay. Busch estaba tan decidido a obtenerlo, que no le importaba romper el cese de hostilidades y volver a entrar en guerra, para lo cual envió 20 mil hombres a la frontera con Paraguay listos para entrar en acción, relata Rojas.


Página vista 480 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia