Oruro, Bolivia. 18 de junio de 2019
  • close

El mundo celebra la Navidad entre el comercio, la religión y la tradición

El tradicional árbol de navidad en la ciudad de La Paz

timerTiempo estimado de lectura: 10 minutos, 10 segundos

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 23 de diciembre de 2018

Los cristianos que representan el 31,5% de la población mundial se alistan para celebrar el 25 de diciembre la Navidad. Las tradiciones navideñas, varían de un país a otro pero, sin duda quedaron muchas cosas comunes como el árbol de navidad, las coronas del adviento, los bastones de Carmelo, los pesebres  el canto de villancicos, papá Noel, las tarjetas navideñas que hoy son virtuales, la misa de gallo, los muñecos de nieve, los que dieron lugar a generar un gran comercio a nivel mundial, pues a estos se añadieron los regalos que trajeron los Reyes Magos el 6 de enero de cada año.



Cenar con una picana, ir a la misa de gallo, abrir regalos y disfrutar tiempo con la familia son formas de a celebrar la Navidad, una tradición que año tras año se mueve entre el comercio, la religión y la tradición, aunque, no todo el mundo lo celebra, es el caso de los musulmanes que no creen en el nacimiento del niño Jesús o como en Filipinas la celebración se prolonga por cuatro meses cantando villancicos.

Quienes visiten las capitales de Bolivia sin duda se encontraran en su plaza principal un árbol lleno de luces de color y un nacimiento; unos serán en cerámica, otros en yeso y, hoy, como se estila con materiales reciclados además, todos irán acompañados de  grandes,  pequeños mercados y locales comerciales exponiendo los regalos lo que hace que los material se anteponga a  verdadero sentido de la Navidad, que es la solidaridad, humildad y unir a la familia para atender a los más pobres y necesitados.

La navidad que tenía en el país tradición, que hoy, poco a poco se va perdiendo, son los grupos de niños que recorrían las calles y los barrios de la ciudades, tocando y cantando villancicos que anunciaban la  llegada del Niño Jesús.

La picana para la cena de Noche Buena


Las tradiciones navideñas, varían de un país a otro pero, sin duda, quedaron muchas cosas comunes como el árbol de navidad, las coronas del advenimiento, los bastones de Caramelo, los pesebres  el canto de villancicos, papá Noel, las tarjetas navideñas que hoy son virtuales, la misa de gallo, los muñecos de nieve, y así podemos seguir enumerando. La oferta navideña también se completa con la venta de chocolates, ferias de amas de casa que dedican parte de su tiempo hacer adornos alusivos a la fecha y las iglesias católicas se alistan a publicitar las misas festivas a la celebración y los mercados de verduras prevén que el pavo, el pollo y el chancho no falte en estas fiestas.

Todas estas tradiciones también dieron paso al millonario comercio que mueve estas fiestas, en que se celebran en nombre de Jesús.

La Navidad es celebrada en todo el mundo principalmente por los cristianos que son 31,5% de la población mundial, vale decir 2.200 millones; 23,2% no celebra porque son musulmanes y es el segundo grupo religioso del planeta que en total suman una población 1.600 millones de habitantes; en tercer lugar, están los hindúes que suman mil millones que hacen el 15%; 500 millones son budistas quiere decir 7% y 14 millones el 2% son judíos. Los restantes Mil cien millones de la población mundial 16,3%   están dentro de los no creyentes.

Según Pew Research Center 5,8 mil millones de pobladores adultos, el 84% de la población mundial tiene una alguna afinidad religiosa, entre los primeros están los cristianos, musulmanes, induces, budistas y judíos.

La tradición nos dejó a Papa Noel

                                         

NAVIDAD PARA EL CRISTIANISMO

Sólo el 31,5% de población mundial celebra la navidad, porque son cristianos. Particularmente para los católicos  el 24 (noche buena) y el 25 (Navidad) es  trascendental pues ese día nos recuerda el nacimiento  de Jesús en un humilde pesebre de paja en Jerusalén, después que María, su mamá lo concibiera por obra del Espíritu Santo y su papá José, dudando de la virtud de María inicialmente la rechazó, hasta que se le apareció el ángel Gabriel que le pidió que cuidase al niño "como si fuese suyo".

Como narra el evangelio de San Mateo, "José, el humilde carpintero para proteger a María salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea (el lugar más pobre de la tierra), donde nació Jesús”.  El nacimiento de Jesús en el lugar más pobre es un signo para que los cristianos adopten como principio la humildad.

Según el calendario litúrgico cristiano, el Adviento es el período de preparación espiritual previo al nacimiento de Cristo, durante el que los cristianos oran y se preparan para la venida del Mesías.

Con esta tradición también viene la adoración de los Reyes Magos, cuando los tres magos de Oriente, siguiendo la estrella, llegaron al portal de Belén para adorar al niño recién nacido y le ofrecieron oro, incienso y mirra. En conmemoración a esta adoración, cada 6 de enero, las familias reparten los regalos traídos por los Reyes Magos.

En Bolivia, en la parte occidental el 6 de enero o día de Reyes se celebra haciendo buñuelos y tomando chocolate y la noche buena el 24 de diciembre, con una sopa conocida como Picana. Muchos hogares acostumbran antes de la cena abrir los regalos, otros prefieren que llegue el 25 de diciembre para abrir los regalos que se dejan bajo el árbol de Navidad.

Los bastones que antes se regalaban en dulces


LOS CRISTIANOS PROTESTANTES TAMBIÉN CELEBRAN NAVIDAD

La iglesia católica, al igual que todo en el mundo también enfrentó sus propias luchas internas por el poder es así que Martín Lutero, el teólogo y fraile alemán ante el alejamiento de los postulados de la biblia se reveló y provocó la contrarreforma de la iglesia y creo una corriente de cristianos protestantes.

Los protestantes se agruparon en tres grandes grupos -luteranos, calvinistas y anglicanos-, ellos pese a su alejamiento de la Iglesia Católica siguen celebrando la Navidad, aunque dejaron de hacerlo temporalmente en el siglo XIX, para desligarse del catolicismo.

En Estados Unidos los católicos y protestantes han compartido la celebración de la Navidad desde el año 1607, primer año que se celebraron estas fiestas en Estados Unidos.

Sea la religión que sea, todas celebran de forma especial algún acontecimiento del calendario anual, para conmemorar acontecimientos importantes o, simplemente, para recordar que forman parte de un grupo de fieles más amplio, con el que comparten raíces y tradición.

EL 25 DE DICIEMBRE LOS JUDIOS NO CELEBRAN EL DÍA DE LA LUCES

Los Judíos a quienes se los acusa de haber alentado la crucifixión del hijo de Dios, no celebran la Navidad, sino el Hanuká o Festival de Luces.

El judaísmo, aún esperan la llegada del Mesías, pues para ellos, Jesucristo es sólo un profeta y no el auténtico hijo de Dios, por eso, no celebran la Navidad como la venida de Cristo, sino que su fiesta típica en este período es el Hanuká o festival de las luces.

El Hanuká se celebra durante ocho días en diciembre, no se debe a episodios que aparecen en la Biblia, sino a acontecimientos ocurridos más tarde, que aparecen en el Talmud, el libro judío que contiene discusiones entre rabinos.

El Talmud, dice que Hanuká conmemora la consagración del templo de Jerusalén en el año 165 a.C. cuando, tras haber sido profanado por el monarca Antíoco IV Epífanes, los judíos macabeos se rebelaron y acabaron derrotando a los invasores seleúcidas (dirigidos por Epífanes), recuperaron Jerusalén y su templo y lo volvieron a consagrar en honor a Yahvé (Dios).

Los villancicos que se van perdiendo

Durante los ocho días que duraron las fiestas de consagración del templo, permaneció encendida la menorá, el candelabro de siete brazos del templo. Sólo había aceite para un día, pero, según la tradición, Yahvé obró el milagro de que ardiera durante los ocho días y uno de más. Por eso, en Hanuká se emplea un candelabro especial de nueve brazos, uno por cada día que Yahvé hizo que el menorá permaneciese encendido.

El primer día del Hanuká se celebra una comida familiar y se intercambian regalos. Entre las comidas que suelen preparar los judíos en estas fechas destacan pasteles de patata y buñuelos (que llaman sufganiot), una especie de rosca sin agujero en el medio y generalmente rellena de mermelada.

ISLAMISMO

El islamismo tampoco celebra la Navidad, pero los musulmanes tienen en alta consideración a Jesucristo, al que reconocen como un gran profeta.

Los musulmanes no celebran la Navidad porque considera la fecha -25 de diciembre- carece de rigor, ya que la fecha exacta en la que se sitúa el nacimiento de Cristo no aparece en los evangelios, sino que fue elegida por el Papa Liberio en el año 354.

Además, aducen que la Navidad es más una fiesta pagana que religiosa y no hay ningún acontecimiento en el Corán ni en la Sunna (libro con la tradición musulmana) que llame a celebrar festejos especiales en esa fecha.

Los musulmanes sí celebran el día de Ashura, en el décimo día del mes de Muharram, el primero del calendario lunar islámico. Para los musulmanes, el día de Ashura es un día de ayuno, con lo que conmemoran el ayuno con que Moisés agradeció la liberación del pueblo de Israel de manos de los egipcios. Según la tradición, el profeta Mohammed solía ayunar en esta fecha y recomendaba este ayuno a sus compañeros.

Los musulmanes celebran dos fiestas: el 'Id Al Fitr', la festividad inmediatamente después de terminar el ayuno de Ramadán, y el 'Eid al-Adha', el festival del sacrificio durante el tiempo del peregrinaje mayor (Hayy), ya que todo musulmán está obligado a visitar al menos una vez en su vida La Meca.

El gran mercado de los regalos nacidos de la tradición del pesebre.


BUDISMO E HINDUÍSMO

El budismo celebra el nacimiento de Jesús, porque lo consideran un ser santo, sin embargo, no llevan a cabo grandes festejos en diciembre, ya que su año nuevo es en el mes de febrero.

Sus celebraciones están más basadas en aspectos de práctica religiosa y armonía familiar que en grandes comidas.

Sin embargo, la Navidad es para los budistas muy importante porque celebran la llegada a la tierra de un ser excepcional que trajo una doctrina de paz, según se refieren los budistas a Cristo.

Por su parte, los hindúes celebran 'Diwali', una especie de Navidad que adelantan a noviembre. Esta festividad hindú es una de las principales celebraciones del calendario en esta religión y marca el inicio del nuevo año con una fiesta en la que se regalan dulces entre familiares y amigos y que conmemora el triunfo del dios Ram contra el demonio Ravana.

Pero, para católicos, cristianos, protestantes, que son la mayoría en el mundo, la Navidad representa el nacimiento del hijo de Dios, que fue envido para hacer un mundo mejor, y cada año su celebración es la esperanza de mejores días, más unión, paz y justicia.



Página vista 195 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia