Oruro, Bolivia. 19 de agosto de 2019
  • close

CAPUZ CULTURAL

COFFE & BOOKS: LA REPRESALIA DEL FORTIN VANGUARDIA

Recapitular nuestra historia debe ser una tarea constante

timerTiempo estimado de lectura: 4 minutos, 22 segundos

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 09 de diciembre de 2018

Volvemos a seguir las actividades organizadas por Coffee & Books dirigido por nuestro gran amigo e investigador Henry Pablo Ríos Alborta. En nuevo espacio, pudimos ser parte de la convocatoria de un encuentro en el cual de manera casual, pudo coincidir una fecha en particular el pasado 5 de diciembre con un hecho que se desarrolló hace exactamente 90 años.

Una manera de rememorar este hecho histórico, al estilo de Henry: una tertulia en su espacio al calor de un agradable café y rodeado de libros muy interesantes, podemos intercambiar criterios de manera participativa con los asistentes, generando un movimiento a nivel cultural, donde en una ciudad como la nuestra, este tipo de iniciativas son la excepción, con un público muy selecto que busca el espacio en su tiempo personal para conocer y aprender de acontecimientos que en otros niveles escolares o académicos no se enseña. Es una pena esta última afirmación.

En esta oportunidad, y como dijimos aprovechando que rememoramos los 90 años de un hecho histórico, el 5 de diciembre en el mismo día, se realizó la tertulia dedicada a la toma arbitraria del Paraguay al Fortín boliviano “Vanguardia”.

Más allá de solo relatar el hecho histórico, Henry Ríos nos compartió el alto sentimiento nacionalista del Presidente Hernando Siles ante una afrenta de la que fue víctima un fortín Boliviano en el Chaco el 5 de diciembre de 1928: la toma del Fortín “Vanguardia” por tropas del ejército paraguayo comandadas por el Teniente Ortigosa.

Las bajas bolivianas en este hecho de armas fueron:  Augusto Pizarro, Domingo Arroyo, Ricardo Antezana, Alfredo Viera, Adrián Bazán, Ignacio Vargas y Esteban Chiburu, los dos últimos ejecutados siendo prisioneros cuando eran trasladados al fortín Galpón.

Fueron tomados prisioneros, además, los tenientes Filiberto Lozada y Tomas Manchego, que en septiembre de 1932 en labatalla de Boquerón, se encontró con uno de sus captores, el Teniente paraguayo Velásquez, a quien Manchego reconoció por el Fortín Vanguardia y que pidió las mejores atenciones, lamentablemente murió poco después y en la misma batalla Manchego también pereció. Ambos se encuentran enterrados juntos en el cementerio de Boquerón al haberse conocido de la amistad generada en aquel año de 1928.

La noticia de la toma de Vanguardia, llegó a Palacio de Gobierno siendo presidente el Jefe del Partido Nacionalista el Doctor Hernando Siles Reyes, que ordenó tomar represalias, las cuales fueron cumplidas por el ejército tomando por las armas el Fortín paraguayo “Boquerón”, sin medir las consecuencias políticas y militares, sin caer en “negociaciones”.

Existen pocos espacios culturales en nuestra ciudad


Hernando Siles, en afirmación de Henry Ríos, tomó una medida republicana muy importante y destacable, da cuenta él presidente ante el Congreso de Bolivia sobre la represalia ordenada desde el ejecutivo, este hecho es digno de mención por el alto respeto a la institucionalidad boliviana y por ende a la República. El presidente en una manifestación popular que pedía la guerra expresó: “Soy enemigo de la guerra, pondré todos mis esfuerzos para evitarla, pero si a ella nos lleva el honor nacional, juro que iré con vosotros”.

Henry Ríos, además concluye que el desenlace de esta toma del Fortín constituye una victoria militar y diplomática; la primera, por la valentía en la decisión del presidente en la represalia y que concluyó con la toma del Fortín Boquerón y diplomática porque se reconoció desde la Liga de Naciones al Paraguay como país agresor, obligando a devolver el Fortín Vanguardia reconstruyendo lo que habían destruido en la toma, previa devolución de parte de Bolivia del fortín Boquerón.

Se destaca en esta victoria la labor del diplomático Tomas Manuel Elío y del representante boliviano ante la Liga de Naciones Enrique Velasco Galvarro, ambos coterráneos nuestros.

Sería muy extenso en el reducido espacio compartir los criterios de los asistentes y los magníficos aportes y estudio de Henry Ríos, pero nos limitaremos a concluir que fue una tertulia muy interesante e enriquecedora en conocimientos, aprendiendo de grandes victorias frente a las memorísticas derrotas que llenan los libros de historia de Bolivia.

La actividad fue gratificante para el organizador, particularmente por el interés  demostrado en la audiencia en su alta participación evitando que sea un monologo o una conferencia magistral.

Para quienes se interesen en conocer sobre las tertulias y los libros de exquisita lectura, invitamos a participar cada quince días de este tipo de eventos; sin embargo, para quienes quisieran llevarse un libro, pueden acudir a Coffe & Books en la calle Pagador entre la avenida Sargento Flores y Sotomayor. El 19 de diciembre asistiremos con mucho entusiasmo a la última tertulia y podremos llevar algún libro que el propietario obsequiará entre los presentes.

Quien escribe, se declara seguidor de esta actividad, aunque con criterios antagónicos con el propietario, permite la construcción de una corriente intelectual de aquellas que añoramos de Oruro de hace muchos años.


Página vista 223 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia