Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

Cultura del Agua: El “Arjé” en las comunidades andinas

Amunas Andinas, obras de la ingeniería hidráulica pertenecientes a las milenarias civilizaciones andinas (Fuente: https://pbs.twimg.com)

account_box


Especial para EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 02 de diciembre de 2018

Actualmente existe una crisis global del agua potable, la ONU mediante su secretario general Antonio Guterres el pasado mes de Junio, advirtió que un cuarto del planeta sufrirá escasez del agua para el año 2050 y que la falta del recurso causará un aumento de los conflictos entre los países.

Lamentablemente no existe una conciencia de cuidado del recurso como elemento primordial y fuente de vida; pero esta visión malsana no siempre estuvo presente en la humanidad, así como nos explica el Antropólogo Boris Pozo Pérez, Director de la Carrera de Antropología de la Universidad Técnica de Oruro: “uno de los principios cosmogónicos que entendió la importancia del agua como construcción cultural y de diálogo social se encuentra en la tesis del filósofo Tales de Mileto quien afirmaba que el agua es el arjé o principio de todo lo que existe”.

Asimismo hace referencia a la bióloga Lynn Margulis en la hipótesis de Gaia en 1979 cuando menciona que la salinidad del océano permanece constante en un equilibrio entre disolución, aporte de los ríos, evaporación, precipitación y en general entre los procesos que la aumentan y los que la disminuyen de forma que la concentración de sal sea compatible con la vida; existente por lo tanto una relación naturaleza y cultura base de la filosofía antigua en el que los hombres conviven con la naturaleza de manera equilibrada conformando así los principios de las organizaciones sociales, actos de relación social, mitos, tecnología, simbolismo y ritos, relacionadas a este entorno.

Es así que también nos recuerda que: “La milenaria cultura andina se desarrolla gracias al conocimiento adquirido sobre el uso y conservación del agua de sus montañas, indispensable para la agricultura como base de la alimentación como las antiguas obras de ingeniería hidráulica, los andenes, las amunas para almacenar la lluvia en el suelo y también existen las festividades en torno al agua, que son una de las principales en las poblaciones y comunidades andinas; todos esto es el fundamento de ese dialogo de reciprocidad que resume las cosmovisiones milenarias”.

El Dios Kon, mito de la cultura Nazca (Fuente: https://secretosenlahistoriablog.wordpress.com)


A su vez enfatiza: “Los mitos prehispánicos sobre la reciprocidad con la naturaleza y con el agua –como esencia del mundo- se recrearon en: mitos cosmogónicos, ritos preincaicos, incaico en lo que representa a los andes, relatos y tradiciones mesoamericanas describen la importancia y el dominio del agua sobre los hechos del hombre considera que la cultura Nazca fue una de las culturas que representa con mayor prolijidad a sus dioses relacionados con el elemento agua; manifestadas en los "puquios" que son sistemas de canales en forma de espiral que está relacionada con la fertilidad del agua.

Describe el mito del Dios Kon del trabajo de la historiadora María Rostworowski que considera a "Kon" como el creador del mundo, una figura eminentemente voladora sin huesos, veloz y ligero y que podía acortar distancias a su antojo, fue quien pobló la tierra de los seres humanos y colmó de abundante agua y frutos; pero sus criaturas olvidaron pronto sus ofrendas que debían al padre creador siendo así castigados quitándoles la lluvia y transformando las fértiles tierras en los inmensos desiertos costeños, Kon dejó solo algunos ríos para que con mucho trabajo y esfuerzo los humanos puedan subsistir y que regresaría algún día”

Argumenta que el investigador Francisco Greslou, en el mundo andino está relacionado con Mamacocha la madre mar laguna y Wiracocha o espuma de mar, que están vinculados al agua y las cumbres nevadas o pacha wira, que son los recipientes de su fuerza vital como principio y origen asociada con las cumbres como elemento abundante con lo doméstico y como flujo distribuido con el campo.

Por lo tanto, el concepto agua va más allá de una simple necesidad básica humana, muchas culturas la comprendieron como totalidad, considerándola como un Dios Natural, estos relatos hoy en día no solo llegan a ser míticos ya que estas leyendas llegan a ser para muchos pueblos el relato vivo de sus comunidades que integran su relación con el ente natural y consagrándola como una totalidad.

Los Puquios como sistema de canales propios de la cultura Nazca (Fuente: www.arqueotur.org)


El investigador nos comentó acerca del trabajo de investigación relacionado con el tema del agua que tuvo el apoyo de la universitaria Zaida Gutiérrez Corani, quien pudo rescatar en la memoria oral datos referentes a la comunidad Chihuirapi: “se encuentra ubicada en la Segunda Sección del municipio de Caripujo, Provincia Alonso de Ibañez, Departamento de Potosí a una distancia aproximadamente de 170 kilómetros del a ciudad de Oruro.

Actualmente habitan alrededor de 20 familias en esta comunidad y tiene paisajes con abundantes pajonales, cerros con gigantescas piedras de tipo esferas, pocos árboles, también se aprecia ríos, arroyos y algunas vertientes; desde tiempos ancestrales esta comunidad vive en armonía con la naturaleza y mantienen una relación de permanente dialogo mediante los actos rituales en diferentes épocas del año ya sea de peticiones, despachos, curaciones, agradecimientos y otros. Como testimonio de estos rituales pudimos tener acceso a una entrevista que realizaron a la Sra. Victoria Charca Quenaya, anciana de 78 años de edad quien relata: “si en tiempos de lluvia no había lluvia la población realizaban un ritual llamado el trueque del agua para esto íbamos a los lugares del agua vertiente llamado jalsuri a lo que nunca secaba, el yatiri Don Donato Villca y su esposa Micaela Huanca se reunían con toda la gente que también venían con sus esposas, entonces recogían agua de todas las vertientes en jarras de barro  llamado yuru  y lo juntaban en una de las vertientes de mayor tamaño y el que nunca secaba, en las jarras con agua colocaban flores de claveles, lirio, romero, por otro lado en una especia de mesita cubiertas con prendas tejidos de color rojo colocaba el fiambre que consistía en un preparado similar, esto contenía canela, alfeñique rojo y blanco, claveles rojo y blanco, maíz blanco y café de 12 surcos y alcohol.

Concientizar a las futuras generaciones, coexistiendo en armonía con la naturaleza


El agua tiene su nombre Sariri Mallku,  cuando hay sequía hay que cambiar: recoger el agua de las vertientes en las jarras de barro, entonces con cuidado hay que traer el agua derramando, derramando mixtura, después en una mesa preparar los elementos necesarios como: flores, lirios, romero, las jarras con agua, además tiene que estar acompañado con merienda como canela, confite de color blanco y rosado, alcohol, todos estos elementos tiene que estar encima de un aguayo miniatura de color rojo.

Luego empieza el ritual se humea la q´uwa y con incienso, recordando a los cerros más elevados, derramar el alcohol a los elementos rituales. Cuando se realiza el ritual del agua llega la lluvia. Los abuelos sabían realizar bien el ritual del agua, ahora ya no existen los abuelos porque ya murieron”

La cultura del agua es más que una noción de manejo ambiental es una condensación de la existencia y motivo del hombre en relación a la naturaleza en donde se explica a través de los relatos el pensamiento y diálogo que el ser humano entabló en los principios de la naturaleza que se fueron olvidando por las propias armonías generadas por el hombre y es hoy que debemos repensar en otras formas de convivencia con la naturaleza y generar nuevas facetas de enseñanza que llegan a ser los caminos que se deben volver a reescribir, argumenta.

El compromiso pendiente es concientizar a las nuevas generaciones en el cuidado, la importancia y revalorización del agua como elemento primordial de vida, evocando la memoria oral de nuestra cultura ancestral coexistiendo en armonía con la naturaleza.


Página vista 87 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia