Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

El Órgano Supremo Electoral fiscaliza a los partidos políticos

Anulaciones, renuncias y restituciones afecta sólo al 1% del padrón de militancia política

El 5 de diciembre es el plazo final para que cualquier ciudadano presente su reclamo y el formulario para la anulación, renuncia o restitución de militancia política en alguna organización política ante el Órgano Supremo Electoral

El ex presidente Carlos Mesa no aparece en los registros del FRI partido del cual es candidato.

account_box


EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 02 de diciembre de 2018

Mientras suman y siguen los reclamos y exigencias de anulación de militancia política por miles de ciudadanos cuyos nombres y datos personales aparecieron en las listas de algunos partidos políticos como militantes, el Órgano Supremo Electoral registró 13.002 solicitudes de ciudadanos que buscan entre renunciar, anular o restituir su militancia, sólo el 1% del padrón de militantes que asciende a 1.240.243 personas,  a nivel nacional

Frente a esta figura de descontento ciudadano, se presentaron tres figuras: la primera de quienes exigen la anulación de militancia política en algún partido político; la segunda de renuncia de militancia y la tercera de restitución, ya que muchos que se habían inscrito no figuran en las listas que tiene el Órgano Electoral.

Ante esta situación de incertidumbre, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, explicó que de un registro de 1.240.243 militantes que figuran en los libros presentados ante esta instancia, 13.002 personas denunciaron irregulares.

Por tanto, de los 13.002 ciudadanos presentaron sus formularios de reclamo ante el Órgano Electoral Plurinacional, 10.583 solicitaron la anulación de sus registros "porque no tienen nada que ver o no pertenecieron a ningún partido político", declaró Choque a Bolivia TV.

Por otro lado confirmó que también se tienen registradas 2.133 personas que presentaron sus formularios de renuncia, pidiendo ya no pertenecer a una determinada organización política en la que alguna vez se registraron.

Asimismo se refirió a un tercer grupo de ciudadanos, personas que solicitaron a este Tribunal la restitución de militancia, por tanto 286 ciudadanos aparecen en un partido político cuando en realidad pertenecen a otra organización. "Entonces, tengo que restituir al partido que corresponde", explicó Choque.

Frente a este panorama, la autoridad electoral pidió a la ciudadanía presentar sus formularios, si se encuentran en alguna de estas tres situaciones, hasta el 5 de diciembre, porque ese es el plazo fatal para cerrar las observaciones y realizar ajustes y modificaciones a fin de que las Elecciones Primarias, previstas para el próximo 27 de enero de 2019, se desarrollen con normalidad.

Por su parte el Vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, Antonio Costas calificó de un “abuso” el que algunos partidos políticos incorporaran a sus listas a personas sin su autorización, “eso es algo que los partidos políticos y particularmente quienes han hecho  este registro deberán rendir cuentas”, sentenció.

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque y vocales.


De un sistema manual a un biométrico

Costas explicó que con los reclamos subsanados se espera que el próximo 13 de diciembre se cuente con un padrón de militantes saneado, el mismo que halle la aquiescencia de la ciudadanía, a fin de que el ciudadano haya podido constatar su registro, el recinto y la mesa de votación para participar de las elecciones Primarias.

Según la autoridad, la Ley 1096 de Organizaciones Políticas, vigente desde el 1 de septiembre, manda  que la actualización del registro de militantes se haga bajo el sistema biométrico, registro que debe concluir el 2021. “Nosotros vamos a impulsar esta actualización del registro de militantes en concordancia con el registro biométrico, de hecho toda la contrastación de la información que ha sido recopilada por las organizaciones políticas ha sido contrastada con el padrón electoral”, explicó a los medios de comunicación.

En este sentido, confirmó que el registro manual de militantes, en los libros, es de entera responsabilidad de los partidos políticos, el mismo que está siendo habilitado para las elecciones Primarias; y que en el caso del Padrón Biométrico Electoral es un sistema completo que permite a los bolivianos participar y emitir su voto en los procesos electorales y de consulta.

Por tanto a la larga el Padrón de militantes será compatible con el Biométrico, “así va a ser, porque además la información que corresponde a cada ciudadano está contrastada con el Sistema de Registro Civil, con el Sistema de Identificación de las personas y con el Sistema Biométrico, eso ya tiene una consistencia, ha sido medida esta eficiencia por las auditorías de la OEA y supera en el 96%, entonces tenemos un padrón electoral altamente confiable”, sostuvo Costas.

Sólo los militantes de los partidos podrán votar en las primarias.


Riguroso control a los partidos políticos

Para Costas, desde la institucionalización del Órgano Electoral, por primera vez en la historia política del país, existe un control riguroso al accionar de los partidos políticos, lo que le hace bien a la democracia.

“Yo creo que es la primera vez, en todo este período, desde que se institucionaliza la Corte Nacional Electoral que los partidos políticos han sido sometidos a un control tan riguroso que ha expuesto a todos, inclusive al Tribunal Supremo Electoral la situación de cómo se hacía el registro de los militantes, ha evidenciado porque habían denuncias, habían denuncias aisladas de personas que decían yo nunca he autorizado, pero estaban completos los registros”, explicó.

El alcalde paceño Luís Revilla fundador de Sol.bo y no aparece registrado en su propio partido.



Registros dudosos

Entre los casos más emblemáticos que pusieron en duda el registro de militancia política de los ciudadanos en los partidos políticos están los casos del expresidente Carlos Mesa, el actual alcalde del Municipio de La Paz, Luis Revilla, que no aparecen en las filas del FRI y de Sol.bo, respectivamente; y el caso del diputado Rafael Quispe, que apareció inscrito en las filas del MAS, sin pertenecer a este partido.

Habiéndose inscrito y al enterarse de este extremo, el actual candidato por el Frente de Izquierda Revolucionaria (FRI) Carlos Mesa, sostuvo que este accionar "es violatorio de las garantías de participación ciudadana en la actividad política", poniendo en duda la confiabilidad del padrón de militantes debido a estas irregularidades.

Por su parte, el líder de Soberanía y Libertad (Sol.bo), Luis Revilla, denunció no estar inscrito en la tienda política del cual es fundador y líder. “Yo me inscribí a Sol.bo públicamente el año 2014 y no estoy en el padrón de militantes, eso no es culpa de los partidos”, denunció a los medios.

Y si unos no están inscritos como lo quisieran, otros se sorprendieron al aparecer inscritos en tiendas políticas de las cuales son adversarios públicos, como es el caso del diputado opositor Rafael Quispe, quien denunció que aparece irregularmente como militante del Movimiento al Socialismo (MAS).

"Ni loco, no borracho, ni drogado puedo ser militante del partido más corrupto de la historia de Bolivia", sostuvo indignado, al anunciar que pedirá al Ministerio Público realizar una investigación al respecto.


Página vista 47 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia