Oruro, Bolivia. 18 de agosto de 2019
  • close

EDITORIAL

El alimento del futuro

timerTiempo estimado de lectura: 3 minutos
EL FULGOR.com
REDACCIÓN
date_range 25 de noviembre de 2018

El VIII Congreso Mundial sobre Camélidos, efectuado entre el miércoles 21 y el viernes 23 de este mes de noviembre de 2018, en Oruro, determinó que la carne de llama, será el alimento del futuro.

La cita mundial congregó a representantes de una veintena de países cercanos como Argentina, Chile, Perú y tan lejanos como Kazajistan, Nueva Zelanda, España, Francia y Canadá.

Los expositores entre otros asuntos, se refirieron al gran potencial alimenticio de la carne de llama, baja en colesterol, en grasas y rica en proteínas, lo que constituye una gran ventaja para competir con otras carnes.

Bolivia, es el primer productor de camélidos del mundo con el 71 por ciento del número de cabezas del planeta, sin embargo, su consumo es aún mínimo y se requiere de la introducción de tecnología para cuidar y repoblar la especie.

En países como Argentina que cuenta con hatos ganaderos menores, se obtienen grandes beneficios por medio de los productos derivados de la carne de llama transformada en salame, mortadela, lomito, salchichas y otros.

En tanto que el Perú se enfoca más bien en el mejoramiento de la fibra de alpaca para la elaboración de prendas de vestir muy cotizadas en los mercados internacionales de todo el mundo.

Oruro mantiene en su territorio una gran cantidad de llamas cuyo manejo se realiza a través de técnicas aprendidas a lo largo de los años que se agrupan en los llamados saberes ancestrales.

Pero en este tiempo es urgente acudir también a la ciencia y a la tecnología. De ahí que la construcción de un moderno matadero en Turco, permitirá el aprovechamiento del ganado camélido, asegurando su sostenimiento en el tiempo.

Procesar la carne con moderna tecnología abrirá los mercados de consumo tanto en Bolivia como en el exterior además, consolidará a la región como la mayor en la cría, y comercialización de la carne de llama.

De acuerdo al Programa Mundial de Alimentos, el hambre se constituye en el mayor riesgo para la salud en el mundo, mata más personas cada año, que el Sida, la malaria y la tuberculosis juntos.

Alrededor de 795 millones de personas en el planeta no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa

La gran mayoría de estas personas viven en países en desarrollo donde el 12,9 por ciento presenta desnutrición.

La mala alimentación es la causa de muerte de casi la mitad (45%) de las muertes de niños menores de cinco años, 3.1 millones cada año. Y 66 millones de niños en edad escolar primaria asisten a clases con hambre en los países en desarrollo, según los datos del (PMA).

Esta cruda realidad mundial nos hace ver la vital importancia que el gobierno y el sector privado debería darle al sector de los camélidos en nuestra región que se convirtió desde hace ya varios años en otra de las potencialidades económicas de la región.

Oruro no es sólo minería, es también ganado camélido cuya explotación racional y científica logrará grandes ingresos para la economía regional y un mayor y mejor nivel de vida para los productores.

El Congreso Mundial dio las señas y mostró el camino, es responsabilidad de las autoridades apoyar a los productores de camélidos para explotar este recurso animal en las mejores condiciones para qué continué siendo el alimento del presente y del futuro.


Página vista 162 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia