Oruro, Bolivia. 14 de noviembre de 2018
  • close

Vigorizan la desconcentración para fortalecer la Policía Comunitaria

Los grupos especiales de la Policía se preparan para tareas de seguridad ciudadana

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 04 de noviembre de 2018

Para la efectiva y eficaz aplicación de la Ley 264 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, la Policía Boliviana encara el reto de vigorizar la desconcentración de sus unidades con la finalidad de fortalecer la nueva visión de la Policía Comunitaria para estar cerca del vecino y así combatir y prevenir los delitos desde las Estaciones Policiales Integrales (APIs) o los Módulos Policiales.

En una entrevista con EL FULGOR.com, el director nacional de Comunicación y Relaciones Internacionales del Comando General de la Policía, Cnl. Jorge García Sanjinés, expresó que la intención de prestar un mejor servicio de la institución, es crear mayor confianza y relación Policía-Comunidad.

Por ello, la norma de Seguridad Ciudadana planteó desterrar los viejos moldes y se aplique un nuevo modelo de verdadera policía que responda a la demanda actual, que plantea necesidades de protección y de seguridad personal y patrimonial, pero esta vez con apoyo y participación plena de gobernaciones y alcaldías, a través Impuesto Directo de los Hidrocarburos (IDH) y de otras instituciones como el denominado control social que no es otra cosa que los vecinos que coadyuvan con las EPIs y los módulos policiales.

Para el coronel, Sanjinés, la desconcentración de los servicios policiales constituye un proceso estratégico operacional a nivel institucional, sobre todo, preventivo, interviniendo los factores que favorecen o promuevan el delito, estableciendo un vínculo más dinámico entre la problemática delictiva y la labor policial, motivo por el cual se estructuraron unidades desconcentradas que son las EPI’s instaladas estratégicamente en todo el territorio Boliviano, buscando el apoyo y la solidaridad comunitaria para lograr sus objetivos en la lucha contra el delito.

Cnl. Jorge García Sanjinés, director nacional de Comunicación de Relaciones Internacionales de la Policía

Policía Comunitaria

Las EPI’s y el modelo de la Policía Boliviana en el marco de la desconcentración de servicios se convirtió en la clave del éxito de la Seguridad Ciudadana para atender la demanda social y construir la cultura de la Policía Comunitaria para aportar al bien común, a través de un creciente acercamiento y prevenir delitos de connotación Socio-Policial.

Declaró que de acuerdo a esta nueva filosofía de trabajo y acercamiento a la sociedad se tiene hoy todos los servicios desconcentrados en las EPI’s y Módulos Policiales, donde se encuentran equipos multidisciplinarios e integrales; Transito, Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y otras.

Recordó que el rol policial es integrador, garantiza la presencia del Estado y cumplimiento de sus competencias, resguardando el ejercicio pleno de sus funciones a nivel nacional, en especial, puntos fronterizos, compartiendo con los lugareños de regiones y territorios alejados, logrando con su participación civismo y patriotismo, puesto que por lo general se constituye en el único contacto que tiene la sociedad con el representante del Estado.

En el rol preventivo, mantenimiento y restablecimiento de la Seguridad Ciudadana, manifestó que la función institucional es orientar a la defensa de la sociedad y el cumplimiento de las leyes con el objetivo de reducir los índices delictivos, logrando minimizar la percepción de la inseguridad.

Cultura de Seguridad Ciudadana

En el rol educativo y de liderazgo en la Seguridad Ciudadana, precisó que la Ley 264 hace que la institución del orden a través de la implementación del Modelo de Policía Comunitaria en el marco de la desconcentración de servicios; desplegó servicios en las estaciones y módulos para converger los esfuerzos con representantes de la comunidad y autoridades departamentales, municipales e indígena originario campesino, con el objetivo de reducir la percepción de inseguridad en la población.

Para consolidar este propósito la Policía forma mujeres y hombres para que tengan la calidad de líder policial que se unirán a los esfuerzos de la comunidad junto a su rol educativo para lograr promover en la sociedad la cultura de seguridad ciudadana y así lograr la premisa de “VIVIR BIEN.”

Los grupos especiales de la Policía se preparan para tareas de seguridad ciudadana

Visión de Seguridad Ciudadana

A partir del 2016 se visibilizaron las mejoras sustanciales en el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana que baso su accionar en un efectivo desarrollo normativo, la modernización policial y el restablecimiento de la confianza y la corresponsabilidad ciudadana, declaró el coronel Sanjinés.

El objetivo central, agregó, es garantizar el ejercicio pleno de la ciudadanía y los derechos en el país en armonía con los niveles sub nacionales, lo que contribuye a reducir los altos índices de violencia y logrando una convivencia que nos asegurará la paz social de estantes y habitantes.

Además, se adiciona criterios de intervención de la estrategia del plan nacional de Seguridad Ciudadana, en el marco de las etapas y ámbitos de su intervención, criterios fundamentales en las intervenciones, que orientaran las acciones estratégicas a implementar.

Seguridad Humana

Para la autoridad, el manual de implementación de la Policía Comunitaria determina que la Seguridad Humana es “proteger las libertades vitales, que significa proteger a gente expuesta a amenazas y a ciertas situaciones, robusteciendo sus fortalezas y sus aspiraciones que le permitan supervivencia y de medios de vida digna.

De esta manera, agregó, que la evolución del concepto de la seguridad hace grandes diferencias entre el antiguo y el actual paradigma, pero la seguridad humana se relaciona más con el problema de la persona y su patrimonio, lo que tiene muchas conexiones con el propio entorno, como la desintegración social, la falta de empleo, accesos a los servicios de salud, condiciones de saneamiento, agua potable, educación, vivienda y sistemas de seguridad social.

Actores de la Seguridad Ciudadana

Expresó que los actores y puntales de la Seguridad Ciudadana son la Policía, autoridades locales (gobernaciones y municipios) y toda la comunidad para darle sostenibilidad y consolidar la política pública de seguridad ciudadana.

El Paquito, la mascota de la Policía en campañas educativas de Seguridad Ciudadana

DDHH

Los derechos humanos son un conjunto de principios de aceptación universal, reconocidos constitucionalmente y garantizados jurídicamente, orientados a asegurar al ser humano, su dignidad como persona en su dimensión individual, social, material y espiritual.

“Todos nacemos iguales en dignidad y derechos, los derechos morales, inalienables e inherentes que poseen los seres humanos, se articulan y formulan en lo que hoy llamamos Derechos Humanos”, apuntó.

Aseguró que todos tenemos derechos, pero los derechos deben asociarse siempre a las obligaciones que tenemos, respecto a la sociedad y al Estado.

Los derechos humanos son el conjunto de normas y preceptos basados en la condición libre, igual y digna que poseen todos los seres humanos sin importar nuestro sexo, raza, religión, condición social, o cualquier otra característica.

Estos principios, agregó, mundialmente reconocidos, establecen el margen para el ejercicio y desarrollo del ser humano, determinan el límite de las acciones y poder del Estado frente a la persona, y se sustentan en un requerimiento cada vez mayor de la humanidad de protección para la vida.

Son derechos inherentes al ser humano que constituyen límites al poder del Estado que él mismo se auto impone frente a la sociedad y que tiene la obligación de respetar, defender y garantizar.


Página vista 35 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia