Oruro, Bolivia. 14 de noviembre de 2018
  • close

El fertilizante en producción y venta es casi monopólico entre EE.UU. Rusia, Canadá, China y Brasil

Bolivia se incorpora al mercado mundial de producción y venta de cloruro de potasio

Una hermosa vista de la Planta de Cloruro de Potasio emplazada en pleno Salar de Uyuni.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 28 de octubre de 2018

El mayor productor mundial es Canadá junto con Rusia los mayores consumidores China, Estados Unidos y  Brasil. En el mundo la producción y comercialización de cloruro de potasio, el fertilizante más cotizado es casi monopólico. Bolivia entrará a las grandes lides y venderá al país carioca su producción. El cloruro de potasio es un fertilizante que abona, oxigena disminuye el consumo de agua y  logra  mejores resultados en la producción  agrícola. Científicos afirman que el producto   será cada vez más requerido debido al calentamiento global, la falta de agua y la mayor demanda de alimentos que se produce debido al acelerado crecimiento poblacional de las ciudades.



Con la inmensa alegría que produce a un niño recibir un juguete nuevo y con la esperanza que sea una fuente de empleo para la región del sur, así recibió Potosí y Bolivia la inauguración de la Planta de Cloruro de Potasio emplazada en el lugar más maravilloso del mundo, el Salar de Uyuni.

La Planta de Cloruro de Potasio fue  construida por la empresa China CAMC Enegineering Co. Ltda.  con una inversión de 188,1 millones de dólares, inversión, que pretende recuperarse en cinco años por la gran demanda del producto.

Se estima que el 2018 la producción llegará a 32.000 tonelada, el año  que viene será de  95.000 toneladas, hasta el año 2020 se espera pueda procesar 180.000 toneladas del fertilizante, informó el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú. Mientras que el presidente Morales dijo que la meta es producir 350.000 toneladas año.

La planta está construida en 2.500 metros cuadrados y se espera que el  90% de la  producción de cloruro de potasio sea para la exportación, principalmente al mercado de Brasil.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, quien el 7 de octubre, pasado, inauguró la planta junto al vicepresidente Álvaro García Linera, declaró que la Planta de Cloruro de Potasio, forma parte del complejo de la industria del litio y sal que se emplazará en el Salar de Uyuni.

“Bolivia comenzará a explotar las reservas de litio más grande del mundo, situadas en el salar de Uyuni. Bolivia tiene la reserva más grande de litio de todo el mundo, para eso hay que planificar, para eso hay que acompañar la planificación con inversión y hay una combinación entre hermanos profesionales muy visionarios, que tienen mucho sentimiento por la patria, por nuestra nueva Bolivia", dijo.

"Es un orgullo para los bolivianos, esta planta cien por cien de los bolivianos y construida con plata de los bolivianos. Es un día histórico, ahora tenemos industria", exclamó el presidente a los participantes al acto sobre todo vecinos del municipio de  Colcha K, Uyuni  y la provincia Nor Lípez del departamento de Potosí.

“Ya superamos la producción en las plantas piloto, ahora viene la construcción de otras plantas como la construcción de la  planta de  hidróxido de litio, de cátodos y después la de baterías de litio, con lo se ingresará plenamente en la etapa de la industrialización”, sostuvo el mandatario.

El 8% de la producción mundial de cloruro de potasio se emplea en la industria agrícola el 20% va a la producción de la industria química, farmacéutica –medicamentos-, metales potásicos, producción de alimentos y es un sustituto libre de sodio para la sal de mesa, por ser dos minerales esenciales para el cuerpo humano junto con el cloruro de magnesio. Se utiliza para la calibración de equipos de radiación.

El presidente Morales inspeccionando la Planta


Colcha K pide más regalías

La Planta de Cloruro de Potasio fue emplazada en Llipi Llipi  municipio de Colcha K, ubicado en la provincia Nor Lípez en el Salar Los Lípez del departamento de Potosí, una región hermosa pues forma parte del Salar de Uyuni y su geografía árida y seca tiene cerros ricos en minerales, arcillas y piedras de gran calidad.

Colcha K  es el primer municipio de Nor Lípez que recibió regalías por la explotación minera. La Secretaría de Minería y Metalurgia del Gobierno Autónomo  de Potosí,  señaló que  las regalías mineras del departamento entre enero y marzo de 2018   fue de 30.978.728 bolivianos  ($us4,4 millones) de  los cuales 17.815.452 fueron para el Gobierno Municipal de Cocha K, un municipio que no supera los 1.000 habitantes, la mayoría aún pobres pese a la inmensa riqueza de su territorio.

Colcha K recibe ese monto de regalías  porque ahí también se asienta el gran emporio de la mina San Cristóbal de la empresa minera Sumitomo  que es considerada la minera más grande del país  la sexta de Sud América  extrae zinc.  Le sigue en regalías la el municipio de Potosí donde se asienta la empresa minera Manquiri que es la única que exporta lingotes de plata pura, pero además, está el aporte de los cooperativistas mineros. Le sigue el municipio de Porco con 2,8 millones de bolivianos y Atocha con 1,2 millones de bolivianos.

Previa a la inauguración de  la Planta de Cloruro de Potasio, alrededor de 400 personas de 4  comunidades del municipio de Colcha K bloquearon la planta demandando  a la Gobernación de Potosí  se incremente sus regalías tomando en cuenta que es la zona de mayor explotación de minerales y donde se han asentado las más grandes empresas mineras del país. En los próximos meses el tema será abordado por la Gobernación y la población de Colcha K.

El 24 de noviembre de 2007, después que la empresa japonesa San Cristóbal inició operaciones para la explotación de zinc y otros concentrados,  se promulgó la Ley 3787 que divide la regalía minera para las prefecturas y los municipios productores. Además, el importe recaudado por regalía minera se distribuye en 85 % para la gobernación del departamento productor y el 15 % para el municipio productor.

Además, obliga a que las gobernaciones a invertir hasta un 10% en actividades de prospección y exploración, reactivación productiva y monitoreo ambiental en el sector minero.

Las autoridades de Gobierno y la Gobernación  recordaron que en enero de 2013 se promulgó la Ley 339 de Delimitación  de Unidades Territoriales donde los artículos 7 y 29 establece la división territorial del Salar de Uyuni por polígonos, por lo tanto ninguno de los polígonos pertenece a ninguna de las jurisdicciones de los municipios que colindan con el salar como son Uyuni, llica, Tahua y Colcha K.

La gobernación aclaró que pese a que la Planta de Cloruro de Potasio está más cerca de Colcha K, ninguno de los municipios recibirá regalías y que será sólo la gobernación la que reciba y administre las regalías que producirá la explotación de litio y sus derivados en el Salar de Uyuni.

La industrialización del Salar de Uyuni

La inauguración de la Planta de Cloruro de Potasio en Colchaca K, es parte de la Estrategia  de Nacional de Industrialización de los Recursos Evaporíticos que presentó el Gobierno el año 2010. La estrategia señala  que el Estado desarrollará esta industria con sus propios recursos, hasta concluir con la producción industrial de carbonato de litio.

La primera fase de la industrialización de litio en Bolivia comenzó en 2012, con el desarrollo del proceso tecnológico y la producción de plantas pilotos de fertilizantes.

La segunda fase fue el año 2015 con la construcción de las plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio para exportación.

La tercera fase es la producción de baterías de litio con la alianza de ACI Systems socio estratégico con el que recientemente se firmó una minuta de constitución de la sociedad.

Según autoridades de Gobierno la  planta de Cloruro de Potasio, ubica a  Bolivia   en el noveno lugar de la industria de cloruro de potasio en el mundo y en el tercero de Sudamérica.

Muy cerca a la Planta de Cloruro de Potasio se encuentra la Mina San Cristóbal, el coloso japonés que desde 2007 explota zinc  en el municipio de Cocha K, una población pobre de menos de 1000 habitantes.


Los fertilizantes sacan a los países de la pobreza

Bolivia es uno de los países más ricos de sud américa en recursos naturales, una de ellas es el Salar de Uyuni donde existen once capas de sal  que van desde un metro a diez metros  en una profundidad del salar de 120 metros.

Las capas están compuestas por salmueras superpuestas y barro lacustre. La salmuera se compone de litio, boro, potasio, magnesio, carbonatos (bórax)  y sulfatos de sodio.

El cloruro de potasio al igual que la urea son fertilizantes agrícolas de gran calidad y con gran demanda en el mercado mundial, al igual que el guano o el salitre -1879 -lo que provocó la usurpación del Litoral Boliviano por parte de Chile cuando en invadió y arrebató a Bolivia las Costas del pacifico

El guano y el salitre cuyos  enormes reservorios de este fertilizante natural se encontraban en Mejillones logaron  hacer lo que es hoy Chile, el país más estable  y rico de la región. El cloruro de potasio es el agua salada  que evaporada se convierte sulfato de calcio, cloruro de sodio (sal), cloruro de potasio y sales de magnesio.

Hoy el cloruro de potasio es el fertilizante más demandado en el mundo, pues las zonas agrícolas cada vez son menores por el crecimiento de la población, el cambio climático, la falta de agua,  cada vez hay menos tierras agrícolas,  los cambios alimenticios en la población que demanda cada vez más carne y hay que producir más alimentos para los animales –gallinas, cerdos, vacas, etc-

Estudios realizados por la FAO dicen que para producir hoy un kilo de carne vaca   e requiere 7 kilos de alfalfa maíz o trigo. El consumo de carne en China se duplicó de 19  kilos el  2009  a 50 kilogramos per cápita  año  y en  Estados Unidos  subió a  126 kilogramos por año.

Por eso la agricultura requiere cada vez más fertilizante, porque en poco espacio debe producir más, utilizar menos agua y que la semilla rinda. Para eso, la producción pasa a ser transgénica y se utiliza más y más fertilizantes.

Una vista del edificio de Colcha K, municipio más próximo a la Planta de Cloruro de Potasio que reclama más regalías.


La producción y la competencia en el mundo

La producción mundial de cloruro de potasio o potasa alcanza a 30 millones de toneladas por año, Bolivia se incorporará con la producción anual que podría llegar a 350.000 toneladas año.

Los cuatro países de mayor consumo cloruro de potasio China (1,3 millones), EE.UU. (exportaciones de productos agrícolas), India (1 mil millones) y Brasil (exportador de productos agrícolas) y estos mismos países son también los mayores productores, después de Canadá que lidera la producción en el mundo junto con Rusia.

El fertilizante se utiliza principalmente en el cultivo de frutas y hortalizas (17%), maíz (15%), trigo (15%), arroz (14%), la producción de azúcar (4%), algodón ( 4%), soja (4%) y aceite de palma (2%). El cloruro de potasio contienen tres elementos básicos llamados NPK: nitrógeno (N) para el desarrollo de la planta, el fósforo (P) para la resistencia y de potaso (K) para el rendimiento, la calidad y la resistencia al estrés (enfermedad de y la sequía).

Como el fertilizante reduce la transpiración de la plantas, disminuye su consumo de agua y las hace a las  plantas más resistentes a la sequía.

En el mundo el cloruro de potasio es un fertilizante casi monopólico en su producción y venta, pues son China, Estados Unidos, Rusia y Brasil los mayores productores y consumidores, además de Canadá y Rusia. Algunos dicen que en esta guerra es difícil entrar, pero, ahí estará Bolivia con un mercado casi seguro como es el Brasil.


Página vista 142 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia