Oruro, Bolivia. 14 de noviembre de 2018
  • close

EDITORIAL

Santa Nazaria de Bolivia

EL FULGOR.com
date_range 21 de octubre de 2018

El pasado domingo 14, el papa Francisco elevó a los altares a la madre Nazaria Ignacia March, convirtiéndola así, en la primera Santa de Bolivia y de Oruro, donde ejerció su ministerio y pidió ser enterrada.

Santa Nazaria Ignacia, cuya sepultura es visitada por devotos para, en oración, pedirle favores especialmente salud, nació en Madrid, en 1889 y fundó la Congregación de las Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Llegó a Oruro en 1912 donde observó las lamentables condiciones de vida de los más pobres, especialmente de las mujeres a quienes dedicó todos sus esfuerzos para sacarlas de su situación, luchando por la defensa de su dignidad y de sus derechos.

Murió en Buenos Aires en 1943, sus restos fueron trasladados a Oruro, por expresa petición suya.

Oruro recibió con júbilo la noticia de la canonización de la Madre Nazaria tal como aquí se la conoce, el domingo se efectuó una multitudinaria procesión y también se celebró la santa misa.

Nazaria Ignacia recibió la primera comunión a los 9 años y la historia revela que por la noche ya dormida escuchó la voz de Dios que le decía: “Tú Nazaria, sígueme” y ella respondió: “Te seguiré, Jesús, lo más cerca que pueda una humana criatura”.

Desde entonces su vida se consagra al servicio de Dios y al llegar a Oruro encuentra un templo abandonado donde funda la nueva congregación que ahora está presente en 21 países.

En esa infraestructura se halla la cripta donde descansan los restos mortales de Santa Nazaria y donde también, sus hermanas alimentan a entre 150 y 200 pobres cada día.

En 1993, después de 50 años de su muerte, se abrió el cajón como requisito para su beatificación encontrando un cuerpo perfectamente conservado como signo de santidad.

Los médicos entonces certificaron que se podían doblar sus manos y pies y que se encontró en el interior del sarcófago una palma que aún permanecía verde y que la data de la muerte de esa persona era de 18 días.

El milagro que le dio la santidad se produjo cuando una de las hermanas María Victoria Azuara, tuvo un ataque y quedó sin habla, las hermanas se postraron en oración y los pocos días la enferma recuperó el habla y la plenitud de sus facultades.

Bolivia tiene una Santa que ahora intercede por el pueblo creyente que es mayoritario y que con su fe en Dios se inclina humildemente pidiendo mejores días para todos los bolivianos (as) por intermedio de Santa Naazaria.


Página vista 64 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia