Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

EDITORIAL

Volver al Pacífico con soberanía

EL FULGOR.com
date_range 30 de septiembre de 2018

Tras 134 años de negociaciones, acuerdos y de promesa no cumplidas por parte de Chile, la justicia internacional podría devolverle a Bolivia su cualidad marítima a través de un acceso soberano a las costas del Océano Pacífico.

Este 1ro de octubre de 2018, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que tiene sede en la ciudad holandesa de La Haya, hará conocer el fallo sobre la demanda boliviana de obligar a Chile a negociar de buena fe y en un plazo previamente establecido un acceso al Pacífico.

El gobierno del presidente Evo Morales, cansado de las permanentes dilaciones chilenas y de los acuerdos no cumplidos, decidió presentar ante la CIJ una demanda el 13 de abril de 2013.

El gobierno chileno objetó la competencia de la CIJ sobre la demanda boliviana pero el tribunal internacional se declaró competente el 25 de septiembre de 2015.

Luego de cumplirse varios plazos, las partes presentaron sus alegatos finales en marzo de 2018.

Se trata del intento más serio en 134 años de enclaustramiento marítimo para que Bolivia retorne al mar a través de un acceso con soberanía, la decisión asumida por Morales cuenta con el respaldo emocionado y esperanzado de todo el pueblo boliviano.

El ejército chileno invadió Antofagasta que era parte del departamento del Litoral el 14 de febrero de 1879, arrebatando a Bolivia 400 kilómetros lineales de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

En 1904, le impuso la firma de un tratado denominado como de Paz y Amistad bajo la amenaza de las armas a través del cual Bolivia renunciaba a sus territorios costeros a cambio de un tránsito irrestricto por los puertos chilenos, que nunca se cumplió.

Desde entonces, los sucesivos gobiernos bolivianos pidieron a Chile en 20 diferentes oportunidades un acceso soberano al mar, recibiendo como respuesta permanentes dilaciones y engaños.

Una de estas ofertas se dio en el año 1975 cuando los dictadores Hugo Banzer Suárez de Bolivia y Augusto Pinochet Ugarte de Chile, se reunieron en la ciudad fronteriza boliviana de Charaña y luego de un abrazo anunciaron que Chile cedería a Bolivia un corredor en el norte de Arica a cambio de igual cantidad de territorio en Bolivia.

Acuerdo que sólo quedó en otra promesa no cumplida.

El gobierno de Sebastián Piñera lanzó una campaña a través de medios digitales desinformando a su pueblo sobre la verdadera dimensión de la demanda boliviana.

En diferentes audios y videos se dice que Bolivia exige territorio chileno en una falta absoluta a la verdad ya que no es la soberanía marítima chilena la que está en juego sino la obligación de dialogar con Bolivia una salida soberana al Pacífico, sin trampas, de buena fe y en un plazo determinado.

Finalmente la decisión está en manos de la Corte Internacional de Justicia cuyo fallo es inapelable y de cumplimiento obligatorio.

Tras esta decisión ambos gobiernos deben emprender un camino que lleve a ambos pueblos a una nueva era de progreso basada en la amistad que sus habitantes sostienen desde siempre.

El pueblo boliviano espera  la palabra de los jueces del más alto tribunal creado por la humanidad, confiado en que por fin se hará justicia y Bolivia retorne al mar que le perteneció, con soberanía.


Página vista 103 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia