Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

La determinación de la Corte es inapelable

Bolivia unida espera fallo favorable de la CIJ para negociar su acceso al mar con Chile

Equipo jurídico de Bolivia durante los alegatos

EL FULGOR.com
date_range 23 de septiembre de 2018

Bolivia interpuso la demanda contra Chile en 2013. En 2015 la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, se declaró competente, ante una impugnación de vecino país. Este primer logro, le permitió a Bolivia continuar con la demanda, a fin de que la Corte emita un fallo que le permita al país un acceso soberano al Océano pacífico, en cumplimiento a varios compromisos históricos hechos por ex presidentes y autoridades chilenas.



Después 139 años, de aquel nefasto 14 de febrero de 1879 de la invasión chilena a las costas de Antofagasta del Litoral boliviano, ningún boliviano o boliviana ha perdido las esperanzas de volver a las costas del Océano Pacífico con soberanía y libertad. Con ese mismo sentimiento, más de 11 millones de bolivianos dispersos por el mundo esperan, este 1 de octubre, el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que obligue a Chile a sentarse a la mesa del diálogo y llegar a un acuerdo para que Bolivia tenga un acceso soberano al mar.

En días pasados la CIJ dio a conocer que el 1 de octubre, aproximadamente 09:00 hora de Bolivia, la Corte compuesta por 15 jueces, elegidos por un período de nueve años, dará a conocer el fallo inapelable sobre la demanda interpuesta por Bolivia en contra de Chile, para lograr un acceso soberano a las costas del Pacífico.

Después de cinco años, de presentarse los alegatos escritos y orales con los antecedentes históricos y jurídicos, la sesión donde se lea el fallo, tendrá una duración de aproximadamente dos horas, en presencia de ambas partes, abogados y agentes, sin posibilidades de pronunciamiento de ninguna de las partes, explicó al respecto el Secretario General de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, Emerson Calderón.

Según la autoridad los fallos dictados por la Corte causan Estado, no son sujetos a ningún recurso de impugnación salvo a una aclaración en caso de existir algún conflicto de interpretación que tenga alguna de las partes; sin embargo, el fallo que dicta la Corte, es inapelable, tiene efecto vinculante, por tanto las partes están obligadas a acatarlo, cumplirlo e implementarlo.

En consecuencia, el cumplimiento del fallo debe ser acatado por Bolivia y Chile, como países que suscribieron el Tratado de Resolución Pacífica de Controversias, conocido también como el Pacto de Bogotá de 1948, mediante el cual aceptaban la jurisdicción y competencia de esta Corte para resolver disputas y controversias.

En este contexto, Calderón explicó que Bolivia ha sido clara en el petitorio que ha interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia para lograr un acceso al mar el 2013.

En 2013 Bolivia interpuso la demanda contra Chile


“Fundamentalmente ha solicitado a ese alto Tribunal que determine que 1. Chile está obligado a negociar con Bolivia un acuerdo que le permita de obtener un acceso plenamente soberano al Océano Pacífico, 2. Que esa obligación de negociar a la fecha está incumplida y 3. Chile tiene el deber de cumplir con esa obligación,  de buena fe, en un plazo razonable, en eso consiste el petitorio de Bolivia y la Corte se ha declarado competente, el 24 de septiembre de 2015, para conocer en su totalidad el petitorio de Bolivia, en ese contexto nosotros estamos confiados en que la Corte se va a pronunciar determinando que existe una obligación  de negociar un acceso soberano a favor de Bolivia, que hasta la fecha esa obligación no se ha cumplido, por tanto los Estados deben entablar el diálogo y la negociación”, sostuvo en detalle.

Por lo tanto, una vez que se conozca el fallo y sea a favor de la demanda boliviana, ambas partes deben entablar el diálogo y la negociación hasta agotar todas las medidas y acciones posibles para tratar de alcanzar un acuerdo.

“En eso precisamente consiste esta obligación que va a determinar la CIJ, las partes no podrán retractarse, las partes no podrán pretender culminar con el diálogo y la negociación si es que no llegaran a un resultado y el resultado dependerá de las destrezas, habilidades y negociaciones que impongan las partes en este proceso”, dijo.

Existe confianza en el Gobierno por un fallo favorable


SEGUNDO PASO, LA NEGOCIACIÓN

Para Calderón después de la demanda y el fallo, existe un segundo paso en este proceso, el mismo que se refiere a la negociación entre partes, cuya habilidad determinará las características del resultado final.

“La obligación de negociar, una vez conocido el fallo de la Corte. Ambos Estados deberán ver la manera, cómo van a entablar el diálogo y la negociación, cuáles van a ser las formalidades que se van a llevar para entablar este diálogo, en el transcurso de este diálogo las partes determinarán cuáles son los resultados a los cuales se alcanzarán, pero el fin, el objetivo con el cual se van a sentar a la mesa va a ser dialoga y conversar acerca del acceso soberano de Bolivia al mar”, concluyó en sus declaraciones a un canal de televisión.



Piñera: “Todos los temas fronterizos con Bolivia fueron resueltos”

Fiorella Aste

Ante la inminente sentencia que emitirá este 1 de octubre la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, sobre el caso “obligación de negociar a un acceso al Océano Pacífico” iniciado por Bolivia contra Chile en 2013, el Presidente Sebastián Piñera sostuvo “todos los temas fronterizos con Bolivia fueron resueltos en forma clara y categórica en un Tratado de Paz y Amistad que ambos países firmamos de forma libre y voluntaria y que se encuentra plenamente vigente”.

Junto con ello, el Mandatario aseguró que “Chile siempre ha sido un país respetuoso del derecho y tratados internacionales y, en consecuencia, Chile va a cumplir y hacer cumplir el tratado de 1904”. “Pero, además, como presidente, quiero dar la más plena garantía que como siempre ha sido nuestro país –porque esto es una política de estado- hemos y vamos a seguir defendiendo con todos los instrumentos de la historia, del derecho y derecho internacional, nuestra integridad territorial”.

Además, el jefe de Estado indicó que el país “siempre ha estado dispuesto a conversar, dialogar, con todos los países del mundo, especialmente con los países vecinos para avanzar en la solución de problemas, obviamente que dentro del marco del cumplimiento de los tratados internacionales, válidamente celebrados y plenamente vigentes, y dentro de buena voluntad y de respeto entre las partes”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, también se refirió al anuncio de la CIJ. El canciller hizo un llamado “a la unidad de todos los chilenos y a la unidad en torno a la defensa de los que son los intereses de nuestro país”.

Bolivia el 2013 presentó la demanda ante la Corte de la ONU, donde sostiene que Chile tiene la obligación de negociar para otorgarle un acceso totalmente soberano al Océano Pacífico. Apuntan, además, que Chile ha violado esa obligación.

Chile, por su parte, sostiene que la demanda no tiene fundamento jurídico, ya que ambas naciones establecieron sus fronteras en el Tratado de Paz y Amistad de 1904, además que no se le puede exigir a un país a negociar.

En marzo de este año, concluyó la fase de alegatos orales por los equipos de ambos países ante la CIJ, luego de cuatro años de iniciado el juicio.


Es anhelo de todos los bolivianos volver al océano Pacífico



Pacto de Bogotá

El Pacto de Bogotá, también conocido como Tratado Americano de Soluciones Pacíficas, es un tratado internacional suscrito el 30 de abril de 1948 por la mayoría de los países de América reunidos en la IX Conferencia Panamericana en la ciudad de Bogotá (Colombia).

El objetivo del tratado es imponer una obligación general a los signatarios para resolver sus conflictos a través de medios pacíficos. También se les obliga a agotar los mecanismos regionales de solución de los asuntos antes de acudir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Este pacto tiene en cuenta los siguientes medios de solución pacífica de conflictos: buenos oficios, mediación, investigación y conciliación, arbitraje y procedimiento judicial. Es uno de los tratados que confiere jurisdicción a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda.

El tratado entró en vigencia el 6 de mayo de 1949 y se registró en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) siete días más tarde. Posteriormente, entre los veintiún países signatarios del convenio, ocho lo ratificaron sin reservas (Brasil, Costa Rica, Haití, Honduras, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay), seis lo ratificaron con reservas (Bolivia, Chile, Ecuador, Nicaragua, Paraguay y Perú), cinco no lo ha lo han ratificado (Argentina, Cuba, Estados Unidos, Guatemala, y Venezuela y uno lo denunció (El Salvador).

En abril de 2013, Bolivia retiró su reserva al Tratado y aceptó su vigencia plena para el tratamiento de sus asuntos. Ello llevó a que Chile tomara la misma decisión. El paso le permitió a Bolivia plantear una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia. Chile también hizo lo mismo con un tema diferente.


Página vista 36 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia