Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

CAPUZ CULTURAL

La batalla de Boquerón, de los libros a la tecnología del WhatsApp

Investigadores bolivianos y paraguayos interactúan en las redes sociales

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 23 de septiembre de 2018

El 9 de septiembre de 1932 comienza un hecho histórico para la historia militar de nuestro país. Tiempo antes, en julio de ese año, el Fortín Boquerón, fundado por Paraguay fue tomado por segunda vez por tropas bolivianas. La primera, en el 1929, luego de la crisis del fortín Vanguardia, tropas bolivianas toman el Fortín Boquerón como represalia, adelantando lo que sería la guerra que se inicia en 1932.

Si bien Boquerón fue edificado por el Paraguay, en nuestro país su trascendencia histórica nos evoca el valor, la entrega y la unidad de aquellas bisoñas tropas enviadas desde lejanos departamentos como Oruro, La Paz y Cochabamba, para combatir en un territorio que se disputaba presencia entre uno y otro país, y solo la ocupación militar establecería una supuesta soberanía.

El 9 de septiembre de 1932, las tropas paraguayas, deciden retomar el fortín utilizando todas las fuerzas y además los recursos tecnológicos a su alcance, especialmente en artillería con el uso de morteros que en el caso boliviano aún era un arma desconocida. Los bolivianos, que perdieron al coronel Aguirre en la toma del fortín, fue sustituido por el teniente coronel Manuel Marzana Oroza quien en el mes de agosto toma la tarea de organizar la defensa ante el inminente ataque abriendo trincheras, colocando puestos de vigilancia, piezas de artillería, etc. La verdad, hizo que el Fortín se convirtiera en un espacio inexpugnable.

Los paraguayos, utilizando la fuerza de sus diferentes unidades agrupadas en divisiones que según algunos historiadores sobrepasaron los diez mil soldados, comenzaron el ataque que fueron rechazados una y otra vez por aquellos 612 bolivianos que en cada uno de sus puestos defendía como su hogar aquél fortín.

Importantes aportes a la historia de la Batalla de Boquerón

Tal vez, esta diferencia numérica y la duración de 23 días en esta batalla, hace que la misma se convierta en un “Verdún”, como apología a la gran defensa de los franceses en la Gran Guerra. Este hecho, muy estudiado, mereció que muchos protagonistas desde el comandante del Fortín Marzana, hasta oficiales como Alberto Taborga, Antonio Arzabe Reque y los propios soldados como Alberto Saavedra Peláez, dedicaran su propio testimonio en libros en los que relatan día a día aquella hazaña.

No dejamos de lado, el aporte de algunos otros estudiosos o también de quienes estuvieron fuera del cerco como Santiago Pol Belmonte o el diario del propio German Busch Becerra. Del lado de los paraguayos, también dedicaron sus líneas, siendo el más interesante el de Rafael Franco, Carlos José Fernández, Heriberto Florentín, Ramón Cesar Bejarano o Luis Verón.

No podemos dejar de mencionar, le hermosa película filmada por Tonchy Antezana llamada “Boquerón”, inspirada en el diario de Antonio Arzabe Reque, contando la historia de cuatro soldados de diferentes partes del país, que se unen en una causa que es la defensa del Fortín, una historia hermosa traída a la pantalla grande.

Sin embargo, en el último tiempo, gracias a las redes sociales y la Internet, la Guerra del Chaco y en particular la batalla de Boquerón, se convierte en un atractivo histórico para ambos países, por un lado, intentando aclarar la cantidad de fuerzas, por otro, el desplazamiento y en lo no se logrará el acuerdo final es si el Fortín Boquerón defendido por los bolivianos se rindió ante el Paraguay. Todo aquello es parte de un debate interesante y además que genera actitudes chovinistas de uno y otro lado.

La bibliografía se volvió escasa, algunos libros se los puede encontrar en la Internet, y otros prácticamente son piezas raras y de museo.

Boquerón ha marcado una epopeya del soldado boliviano


Por este motivo, hace unos tres años, Jesús Elías entusiasta intelectual, conocedor del tema de Boquerón y descendiente de un defensor del Fortín, decidió armar un grupo de Facebook sobre Boquerón, relatando día a día lo que sucedía en la aquella épica batalla. Sin embargo, el Whatsapp, se convierte en el mejor aliado para llevar hora a hora aquellos acontecimientos, es decir reproducir la batalla en “tiempo real”. Junto al que escribe estas líneas se decidió tomar esta aventura, llegando apenas a los cien usuarios. Este año, en pleno desarrollo de la batalla, se unieron para llevar adelante el desarrollo de la batalla Diego Rojas, Natalio Zegarra, y el joven investigador Juan Alberto Quiroz.

El éxito de este emprendimiento llevó a que se pueda crear un segundo grupo por la cantidad de usuarios que solicitaban el ingreso y conocer de primera mano este desarrollo. Los responsables, divididos en horarios para llevar adelante las acciones nocturnas, en la madrugada y en el día, ofrecen la posibilidad de conocer por este medio una de las batallas más importantes.

Así, utilizando una de las redes sociales, se tiene un recurso interesante para llevar adelante un emprendimiento que comenzó como una simple idea, pero que se convierte en un importante referente a nivel nacional de lo que es la batalla de Boquerón.

Tal vez, se pueda utilizar el mismo recurso para rememorar lo que fue la batalla de Alihuatá, Nanawa o la Defensa de Villa Montes. Con esto demostramos, que con la tecnología podemos movilizar a los usuarios que actualmente andan pegados a los dispositivos móviles, pero con la posibilidad de aprender y conocer su propia historia.


Página vista 504 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia