Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

Ingreso de Ecebol reconfigura el mercado cementero desde 2019

account_box


date_range 02 de septiembre de 2018

El próximo año, con la puesta en marcha de la planta de la Empresa Pública Nacional Estratégica Cementos de Bolivia, se reconfigurará la oferta de cemento y gran parte de las obras públicas absorberá la producción de la estatal.

Con casi el 100% de las obras de instalación de la planta de Cementos de Bolivia (Ecebol), se prevé un cambio crucial en el mercado boliviano del cemento, ya que la estatal prevé cubrir del 25 al 30% de la demanda del país, según información de esa compañía.

De acuerdo con la planificación de la estatal, esta semana arrancan las pruebas de la maquinaria de la fábrica en Caracollo, Oruro. Esta planta es construida por la sociedad alemana-española Sacyr, por 244,1 millones de dólares.

Actualmente, la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce) produce unas 900.000 toneladas del producto al año, la Fábrica Nacional de Cemento SA (Fancesa) llega a 870.000 toneladas y la compañía Itacamba produce 1,2 millones de toneladas.

Para el primer semestre de 2019, la planta de Ecebol en Oruro tendrá disponible 1,3 millones de toneladas, un volumen importante de producción que busca reemplazar la producción de las fábricas mencionadas.

El panorama se torna más complejo con el aumento de producción de la Sociedad Boliviana de Cemento (SOBOCE), que con la ampliación de Viacha y las operaciones de sus plantas de Santa Cruz, Oruro y Tarija incrementó, desde julio, en más de 70% su capacidad productiva. Subió de 1,6 millones de toneladas anuales a más de 2,9 millones.


Panorama orureño

El mercado de Oruro demanda cerca a las 210,000 tn de cemento al año, frente a las 1,3 millones al año que producirá en una fábrica moderna ECEBOL Oruro, se convierte en un competidor muy importante frente a la planta cementera privada EMISA. Se sabe además que los molinos de EMISA, en Oruro, datan de 1940 y que en los últimos años han operado con arreglos e importantes esfuerzos en mantenimiento.

El requerimiento de materia prima también se plantea como un desafío para las operaciones de las fábricas orureñas, tanto privada como estatal, ya que los proveedores son comunidades que deberán plantearse nuevas formas de hacer negocios ante el aumento de la demanda.

Uno de los grandes compradores de cemento en el país es el Estado, a través de todos sus niveles, que demanda el producto para las obras en diferentes partes del territorio nacional. En los últimos años se ha vivido un importante crecimiento en el sector de la construcción que, si bien se ha ralentizado en las dos últimas gestiones, no deja de ser el puntal del movimiento económico.

Se prevé que desde la planta de Ecebol saldrán al menos 200 camiones de carga pesada cada día, una cifra que no se compara con lo que sale de la planta de EMISA en ese departamento.


Página vista 33 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia