Oruro, Bolivia. 20 de octubre de 2018
  • close

En 6 años se logró estatizar la terminal de buses

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
date_range 02 de septiembre de 2018

Trascurrieron algo más de 6 años, desde julio de 2012, cuando producto de una movilización cívica orureña, la infraestructura de la terminal de buses y el Hotel Terminal de Oruro, “lucían” el rótulo de  nacionalización y por disposición del Decreto Supremo 1297 debían pasar a poder del Gobierno Departamental, hecho que recién con documentos y de manera definitiva, se consolidó éste 2018 tras el registro del derecho propietario de estos bienes en Derechos Reales.

Si bien desde entonces la administración estaba a cargo de la gobernación, no se podían realizar mejoras o modificar la infraestructura, sin contar con el respaldo del derecho propietario.

Según el gobernador Víctor Hugo Vásquez, consolidar ese derecho demandó una serie de trámites judiciales, pues hasta en tres ocasiones esta intención fue denegada en instancias de la oficina de Derechos Reales.

El decreto 1297disponía la creación de una empresa pública estatal para la administración de dichos bienes  y además se instruyó el avaluó, descontar los pasivos y devolver recursos conforme corresponda a quienes hasta entonces ostentaban la calidad de dueños.

Se hizo el avalúo en 19 millones de bolivianos, “valoramos los pasivos y encontramos muchas deudas, el resto debemos pagar a los dueños”, mencionó el gobernador Vásquez.

El procedimiento plantea dos etapas, una jurídica y otra administrativa. En el procedimiento administrativo se emitió una convocatoria pública para que quienes se creyeren dueños acrediten legalmente su derecho propietario. Según afirmó Vásquez, el hotel  era de la familia Loayza “no hay donde perderse, pero la terminal tiene muchos dueños”. En determinado momento se cuantificaron 54.

A la convocatoria pública dirigida a los posibles dueños se presentaron 15 interesados, pero no necesariamente acreditaron su derecho propietario. Este trámite ya fue cerrado y lo que corresponde es que quienes se consideren con éste derecho pueden recurrir a la vía judicial.

“En el momento en que un juez diga quienes eran dueños, nosotros tenemos la platita para pagarles, ni un solo día haremos esperar”, afirmó sin precisar cifras establecidas para este pago, pues todo debe establecerse en el proceso judicial.

Con el respaldo documentado en Derechos Reales,  comenzaron las tareas de  refacción de los predios y según anunció Vásquez, la planta baja será habilitada para el servicio de transporte y atención a pasajeros en los denominados “surubíes” o “minivans” tanto a nivel interdepartamental o interprovincial.

La primera planta será un centro comercial, “antes era como una yapa a los  floteros, no generaba ni un solo centavo”, dijo la autoridad. Tras la refacción se estima que solo la primera planta generará ingresos de por lo menos 50.000 bolivianos al mes, lo que al año representa 600.000 bolivianos, sin tomar en cuenta los recursos por concepto de alquiler de oficinas a los transportistas  que operarán en la planta baja.

Recientemente organizaciones de comerciantes de electrodomésticos manifestaron su intención de asentar sus negocios en dichos predios, entre tanto avanzan las labores de remodelación y refacción de lo que según se proyecta se convertirá en centro comercial.

ANTECEDENTES

Según Vásquez, entre 2012 y 2015, gestión que le corresponde al exgobernador Santos Tito, “solo se han dedicado a administrar la terminal y punto” generando ingresos  que no superaban el millón de bolivianos

“Cuando llegué el 2015 hice todas las acciones técnicas y legales. Tres años de batalla jurídica, por fin un juez estableció que de manera incorrecta nos estaban prohibiendo la inscripción de esta propiedad el Derechos Reales.”, expresó.

Hasta el 2015, la terminal de buses generaba una ganancia estimada entre 500.000 a un millón de bolivianos por año. Luego, dijo el gobernador Vásquez la ganancia subió a cifras estimadas entre el 1.2 millos y 1.8 millones de bolivianos.

Anticipó que para este año la expectativa es menor, los ingresos mermaron a raíz del conflicto generado luego de la habilitación de la nueva estación de autobuses, hasta donde migraron las empresas de buses de transporte interdepartamental. “Hemos sido perjudicados por quienes decían que defendían la terminal, pero en el fondo defendían sus negocios asentados en inmediaciones de la terminal, a raíz de eso disminuirán los ingresos”, reiteró.

La antigua terminal operaba con 145 trabajadores, de los cuales el 50  por ciento fue transferido a la nueva estación de autobuses. “Teníamos una planilla inflada y eso era la peor situación que nos pasaba, lo correcto era retirar a todos, pero hemos negociado con la estación de autobuses y ahora tenemos menos”, reveló.

La Terminal de Buses fue privatizada en noviembre de 1995 y el hotel en octubre de 1996, ambas estructuras pertenecían a la entonces conocida como Corporación de Desarrollo de Oruro (Cordeor).


Página vista 53 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia