Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

Dos nuevos proyectos industriales se asientan en tierra de los Urus

La quinua un potencial que puede generar ingresos y empleo en Oruro

La quinua un potencial que puede general grandes ingresos para Oruro.

EL FULGOR.com
date_range 02 de septiembre de 2018

Ante la caída de la producción minera en la capital del folklore, el grano de oro se perfila como un potencial generador de ingresos y el comercio informal se consolida como generador de empleo. La construcción de la Fábrica de Cemento y la planta Solar Fotovoltaica posibilitará la industrialización de materias primas como la piedra caliza y la energía del solar, respectivamente, inversiones que apuntalarán la economía de la región.



Ante la descendente producción minera de Oruro, ahora en tercer lugar después de Potosí y la Paz como departamento productor, la quinua puede constituirse en un potencial productivo de esta región occidental, tanto para su industrialización y la generación de empleo, por su crecimiento acelerado a partir del 2008, consideró el economista Joshua Bellott Sáenz, en un análisis sobre potenciales de la economía del departamento.

Según el especialista en Economía Ambiental y Recursos Naturales la producción de quinua, desde el 2005 al 2013, incrementó de 4.900 toneladas a 35.000, registrando una baja en 2014 de cerca de 30.000 toneladas, lo cual no le impidió continuar generando un crecimiento acelerado desde hace 10 años.

“Hasta el 2013 se alcanzó una tasa de crecimiento de 617% (en nueve años), en 10 años la tasa acumulada alcanza a 509% (por la reducción). En cuanto al valor de las exportaciones de quinua, tenemos que de 5.5 millones de dólares llegaron a 153 millones de dólares el 2013 y a 197 millones de dólares el 2014, pese a la reducción explicó a EL FULGOR.com.

Si bien la industria de la quinua aún es pequeña, para Bellott tiene mucha perspectiva y potencial para incidir en revitalizar la economía del departamento, ahora en baja en contraste a sus años de oro de la minería.

Desde el 2005 al 2013, su producción se incrementó de 4.900 toneladas a 35.000.


El comercio y 100 mil empleos informales

“Sabemos que la economía informal en Bolivia está sobrepasando el 70% de la Población Económicamente Activa, y pienso que en Oruro es aún mayor. Por lo tanto, más de 100 mil personas en Oruro están dedicadas a la actividad informal, y especialmente ligadas a la actividad comercial”, estimó nuestro entrevistado, a tiempo de mencionar que esta variable no aporta al PIB porque los productos no son producidos en el país, sino resultado de las importaciones.

Por tanto, la venta de artículos varios, línea blanca, electrodomésticos, cristalería, ropa a medio uso y un sinfín de artículos importados son los que garantizan un empleo para miles de orureños, aunque muchos de esos productos ingresen de contrabando al país y específicamente a Oruro, donde tratar de eliminar esta actividad sería “un acto de suicidio”.

Sin embargo, en base a una revisión detallada de las importaciones –según Bellott- también podría invertirse en los rubros como: productos lácteos y huevos de aves; tabaco y sus productos; bebidas; productos químicos orgánicos, manufactura de corcho y madera, zapatos, aceites y grasas de origen vegetal y animal; legumbres; plásticos; y otros.

El comercio informal representa más del 70 por ciento de la Población Económicamente Activa.


Dos nuevas industrias, cemento y energía

En sus 237 años de vida de Oruro y su tradición minera con la extracción de valiosas rocas que sostuvieron su economía y la de Bolivia entera, nuevas e importantes inversiones se asientan en la región con la construcción de la Fábrica de Cemento, que se construye en Jeruyo del municipio de Caracollo y la producción de energía eléctrica con la instalación de la Planta Solar Fotovoltaica, que se construye en la comunidad de Ancotanga, distante a 41 kilómetros de la ciudad.

La cementera con una inversión de 306 millones de dólares y una capacidad de producción de 1.3 millones de toneladas de cemento al año, se perfila también como una industria para la generación de 300 empleos directos y 3.000 indirectos, según informó el gerente de la Empresa Pública Nacional Estratégica de Cemento de Bolivia (ECEBOL), José Luís Jiménez Olmos; quien confirmó su inauguración para el primer trimestre de 2019.

En el caso de la Planta Solar Fotovoltaica, en la cual se invierten 54,7 millones de dólares, generará 50 Megavatios (MW) de energía para cubrir la demanda de electricidad de los orureños, en una primera fase y en una segunda otros 50 MW, sumando un total de 100 MW en total, gracias a la instalación de 151. 520 paneles fotovoltaicos, lo que convertirá al departamento en el mayor productor de energía fotovoltaica, según confirmó el Presidente Ejecutivo a.i. ENDE Corporación, Ing. Joaquín Rodríguez.

La planta fotovoltaica de  Jeruyo, en el municipio de Caracollo, insuflará nuevos recursos al departamento.



Ampliar la frontera agrícola

Oruro cuenta con 346 mil hectáreas arables y 3 millones de hectáreas no arables, que pueden ser mejoradas en un 20%, con lo que alcanzaríamos a 500 mil Hectáreas disponibles. Se tiene el dato que en la actualidad se utilizan 60 mil has, para la quinua.

Si aumentamos 10 veces la frontera agrícola, podríamos producir como departamento 300 mil toneladas año, monto que si multiplicamos por el precio de la quinua (7 mil dólares, el 2014), obtendríamos un valor de exportación de 2100 millones de dólares anuales (100 veces el PIB de Oruro).

Cabe aclarar que si se quiere hacer realidad este emprendimiento, se debe contar con una inversión muy importante en recuperación de suelos, debido a la alta degradación del suelo que provoca este cultivo.


Minería estancada

Durante muchos años la economía de Oruro ha dependido de la minería, la participación de este sector en el PIB ha oscilado como máximo en un 42% el 2011, y en la actualidad representa un poco más del 28% del total del Producto del departamento. Los otros sectores importantes son: Servicios de la administración pública (19%) y Transporte, almacenamiento y comunicaciones con un 11%. El comercio, que se supone que es una actividad muy importante para el departamento, desde el 2005, nunca rebasó el 7% de participación en el PIB departamental.

Por lo tanto, Oruro cuenta con una economía muy pobre en cuanto a industria, exceptuando la minería. Adicionalmente, queda claro que la economía orureña tiene una gran dependencia a la inversión pública, que depende en gran medida del precio de las materias primas, y por lo tanto, no se constituye en una fuente de crecimiento sostenible.

De manera que si comparamos el número de empresas mineras por departamento, Oruro ocupa un quinto lugar, por debajo de Potosí, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, lo cual implica que no existen inversiones nuevas en el departamento.


PRODUCCIÓN MINERA DE LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS




Página vista 261 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia