Oruro, Bolivia. 20 de octubre de 2018
  • close

Condicionado por la CAF a que funcione la planta de aguas ácidas de la mina San José

Empieza el embovedado del canal Tagarete

El embovedado cubrirá 4,4 kilómetros.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 02 de septiembre de 2018

La Planta de Aguas Ácidas construida en el nivel 340 de la Mina San José con una inversión 2,3 millones de bolivianos financiada por la Unión Europea, corre el riesgo de convertirse en un elefante blanco pues nadie quiere hacerla funcionar porque requiere 400 mil dólares anuales.  Si funciona la Planta de Tratamiento de Aguas Ácidas dejará de inundar la mina, disminuirá la acides de sus aguas evitando que se corroa el cemento del embovedado del canal, pero sobre todo dejará de contaminar los lagos Uru Uru y Poopó donde los peces prácticamente han sido exterminados por la minería.



Felicidad, alegría, sonrisas; pero sobre todo,  esperanza de tener una  mejor calidad de vida, eso reflejaron los rostros de los vecinos de la calle Kollasuyo y Quintanilla al noreste de la ciudad cerca al estadio Jesús Bermúdez, pues allí se dio inicio al embovedado del canal Tagarete, obra que está condicionada por el principal financiador la Corporación Andina de Fomento (CAF) al funcionamiento de la Planta de Tratamiento de Aguas Ácidas de la mina San José, que es la empresa que vierte sus aguas a este canal que además se ha convertido en un verdadero basural.

La obra cubrirá un espacio de 4,4 kilómetros por donde hace medio siglo corren las aguas ácidas y se ejecutará con una inversión de 93 millones de bolivianos en un espacio de 360 días.

"Vivo aquí hace más de 10 años el olor es insoportable. Creen que el canal es basural botan sus animales muertos. Es insoportable aguantar el olor pero, que vamos hacer no podemos comprar otra casita tenemos que aguantar”, dice Rosa Guarachi feliz, pero al mismo tiempo con algo de incertidumbre sobre el tiempo que llevará la ejecución de la obra que es de 360 días.

“Estamos esperanzados ojala que no sea otra burla primero hablaron de embovedar tramos y dejar espacios abiertos, ahora dicen que va ser todo, esperemos que sea así”, dijo Benigna Soto, vecina del Barrio Magisterio otro tramo que será canalizado.

"Estamos iniciando obras formalmente, tenemos firmados los contratos con las dos empresas encargadas, ellos tienen un plazo de 360 días para la ejecución de este importante proyecto y nosotros estamos con la voluntad de coadyuvar en que esta importante obra entre en funcionamiento la próxima gestión", dijo el ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, en el acto de inicio de obras, quien por espacio de dos horas tuvo que soportar el fétido olor que desprende el canal Tagarete que prácticamente atraviesa todo el noreste, mientras que el canal Roso otro canal que tiene similar problema rodea el anillo fuera de la ciudad desembocando también en el lago Uru Uru, gravemente afectado por la contaminación ambiental.

La entidad ejecutora del proyecto es Medio Ambiente y Agua mientras que las empresas que se encargarán de las obras de emboveda son Charcas SRL y la Asociación Accidental Armen y Asociados mientras que la empresa supervisora de obras será la  Asociación Accidental Nuevo Tiempo.

Según el SICOES las obras de embovedado del canal fueron licitadas por Emagua en dos tramos la primera fase tramo I con 37.794.434  bolivianos  adjudicada al consorcio Charcas SRL y la  fase I tramo II con 48.043.523 bolivianos  adjudicado  a la Asociación Accidental Armen y Asociados.

El cauce está saturado de aguas ácidas.


El ministro de Medio Ambiente y Aguas, Carlos Ortuño, en el acto fue enfático al señalar que el objetivo del proyecto es encarar una segunda fase para avanzar con el embovedado por la parte sudeste y este, sostuvo debe ser un trabajo conjunto con la Alcaldía y la Gobernación.

“Hay que trabajar para buscar financiamiento porque este es un tema de enorme importancia y prioridad para Oruro, dijo el ministro.

El embovedado del canal Tagarete se financiará con 44,3 millones de bolivianos (50%) provenientes del crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Gobierno Municipal de Oruro con 35,5 millones de bolivianos (40%) y la Gobernación con 8,9 millones de bolivianos (10%).

El financiamiento de la Corporación Andina de Fomento está condicionado al funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas ácidas de la mina San José, una de las minas de Oruro que quedó dentro los límites de la ciudad y que bota el agua de copajira, agua con metal al canal Tagarete, contaminando gran parte de la ciudad de Oruro.

“Las aguas ácidas que se genera en el interior de la mina San José bombea 8 litros por segundo sin ningún tratamiento a la ciudad y gradualmente va dejando el metal hasta desembocar en el lago Uru Uru, generando un fuerte impacto ambiental por la elevada carga de metales pesados tóxicos y su elevada acidez”, dice el trabajo de Investigación sobre el tratamiento de aguas ácidas de la mina San José que ganó el primer premio en la Feria Nacional de Investigación del Sistema Universitario.

El estudio propone tres procesos el tratamiento de aguas ácidas de la mina por evaporización o cristalización, el tratamiento físico químico activo por neutralización precipitación con cal y separación sólido-líquido en superficie, que es lo más recomendado tomando en cuenta que los lodos  de alta densidad son los más  convenientes para el tratamiento de aguas ácidas y finalmente está el tratamiento por sistemas reductores o productores de alcalinidad, sostienen los galardonados de la investigación Gerardo Zamora y Elvis Trujillo.

El estudio ganador no fue tomado en cuenta, sin embargo el Directorio de la Cuenca del Lago Poopó  a través de la Gobernación gestionó  del  entonces Viceministro de Recursos Hídricos y Riego y hoy ministro Carlos Ortuño un crédito de la Unión Europea para realizar un estudio, producto de este financiamiento los años 2013-2014  el Consorcio Internacional GITEC COBODES con participación de expertos nacionales  e internacionales, realizó el diagnóstico y presentó el Plan  para mitigar la contaminación los Lagos  Poopó y Urú Uru  dos de las regiones más afectados por la contaminación.

Es altamente contaminante y cementerio de animales muertos.


Planta de tratamiento de aguas ácidas de la Mina San José a punto de ser un monumento

El Programa de Cuencas del Lago Poopó a través del Viceministerio de Recursos Hídricos logró el año 2015 el financiamiento de la Unión Europea de 2 millones 43 mil bolivianos para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Ácidas de la Mina San José la misma que fue emplazada en el nivel 340 de la mina.

El año 2015 la Gobernación de Oruro inscribió en su presupuesto los 2 millones 43 mil bolivianos para la construcción de la planta, la misma fue concluida y entregada en junio pasado, pero nunca funcionó.

“El bombeo de estas aguas se va al canal Tagarete y por eso no se puede hacer el embovedado porque las aguas ácidas de la mina San José dañaría la infraestructura” dijo el Gobernador Víctor Hugo Vásquez, al momento de entregar la obra que, sin embargo, puede convertirse en un monumento al cemento dentro de la mina porque no hay quien quiera encarar su administración pues está alcanza a 400 mil dólares anuales.

El Instituto de Desarrollo y Medio Ambiente de la Universidad Técnica de Oruro señaló que las aguas ácidas que expulsa la mina San José no sólo ponen en peligro de inundación a los socavones y las filtraciones hacia el centro de la ciudad, sino que los más peligroso es que está alcanzando los bolsones y venas de agua dulce del sector de Challapampita, de donde se abastece de agua la mayor parte de la ciudad de Oruro.

Por eso, una de las condicionantes que la Corporación Andina de Fomento (CAF), puso para el financiamiento del proyecto, fue que la planta de tratamiento de aguas ácidas de la mina San José empiece a funcionar, ya que la misma no opera aún por falta de recursos económicos

Ante el inicio de obra de embovedado del canal Tagarete, la Brigada Parlamentaria de Oruro presentó un proyecto de ley a la Cámara de Diputados para que la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedecomin), la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO) y el Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru) financien y se hagan cargo de la administración de las Planta de Aguas Ácidas de la Mina San José.

Bajo este proyecto de Ley que se convirtió en compromiso la Corporación Andina de Fomento emitió la "no objeción" para que el embovedado arranque y se realice el primer desembolso, sostuvo el Gobernador, Víctor Hugo Vásquez.

"Son condiciones que justamente el financiador estableció y hemos logrado levantar, estuvimos varios meses en espera, ya teníamos el contrato en marcha, lo que faltaba es la no objeción, eso se logró levantar con el compromiso y gestiones que realizó la Brigada Parlamentaria de Oruro", dijo por su parte el ministro Ortuño.

El inicio de obras del embovedado del "Tagarete", ha devuelto la esperanza a los vecinos del sector  noreste, quienes por medio siglo vienen  soportado vivir en la fetidez y la contaminación causada por las aguas de la mina San José que desembocan en el canal y se han convertido en mitigadores de la contaminación pues la basura hace bajar el metal y hace que las aguas lleguen a los  lagos Uru Uru y Poopó menos ácidas, pero esto a costa de los vecinos que ven día a día convertirse al canal en basurero y cementerio de animales.


Página vista 43 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia