Oruro, Bolivia. 20 de octubre de 2018
  • close

La falta de empleo los lleva a ser mulas del dinero “fácil y rápido” o a la cárcel

El tráfico de cocaína y marihuana está contaminando a los jóvenes de Oruro

Uno de los aprendidos el 21 de abril de 2015 el operativo “Triple hierro” en Oruro que incautó droga por $us48 millones.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 12 de agosto de 2018

Una reporte de la FELCN dice que en Oruro jóvenes de menos de 30 años, sobre todo mujeres de zonas rurales y pobres son reclutados como mulas o tragones por $us500. Jueces confunden el consumo con microtráfico con la Ley 1008 que no diferencia esta figura legal llevando a la cárcel de inocentes y soltando a peces gordos alerta un informe de Naciones Unidas.



Si hay  algo  que lacera el corazón es ver que el narcotráfico se apodere de los jóvenes, niños y mujeres la mayoría sumida en la pobreza, que ante la falta empleo espera que el dinero “fácil y rápido” les resuelva sus problemas, pero, como son pobres y no los “peces gordos”  por lo general pasa lo contrario;  acaban en la cárcel.

Este es el caso del joven de 20 años, Joel V. F. quien en la madrugada, del 5 de abril del 2018, fue detenido por la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), cuando transportaba 97 cápsulas de cocaína en su estómago (1,1 kilogramos) e intentó salir por Vitochallacollo, una población de Oruro cerca a la frontera Pisiga que sale a Chile.

Como Joel está Rubí C.H. de 19 años, Pamela M.M. de 22,  Mayda M. C. de 28, Maribel M. C. de 34, Yeni M.C. de 28 años que el 2 de abril del 2018, fueron detenidas en la tranca de Pisiga, Oruro porque en su estómago cada una tenía 49 cápsulas, poniendo en riesgo no sólo su libertad, sino también su vida, pues una sola cápsula que se pinche puede matarlas, porque contaminaría la sangre y su sistema circulatorio y; todo por ganar por $us500 dólares.

A estos nombres hay que sumar miles de jóvenes que entran y salen de las cárceles del país, pero casi nunca se logra dar con los peces gordos, pues utilizan un sistema piramidal hoy modernamente llamado multiniveles.

Ancaraví, Sevaruyo, Huachacalla, Sabaya, Challapata, el camino a Uyuni, Pisiga y las poblaciones de La Paz frontera con Chile se han convertido en las zonas productoras y distribuidoras de cocaína a territorio Chileno desde donde se la despacha a Europa, África y Estados Unidos.

“Sólo en los primeros días de abril de este año se realizaron 18 operativos (2 al 7 de abril), el resultado un vehículo secuestrado 11 aprehendidos, 274,9 kilos de cocaína y 9 kilos de marihuana incautada que tenía un valor de $us873.500 ”, dijo el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Oruro, Omar Zegada Muriel.

Por su parte, el Fiscal Departamental de esa ciudad, Gonzalo Álvarez, apenado explicó que por semana en Oruro caen 12 tragones, la mayoría mujeres y hombres jóvenes de áreas rurales. “En los primeros seis meses se registró 136 casos,  200 personas  detenidas quienes preventivamente”, explicó al mencionar que el 90% son jóvenes menores de 30 años. 

Según un informe de Naciones Unidas en las 26 cárceles para mujeres de todo el país se estima que hay 1.372 internas 56% están por delitos de narcotráfico. En el país la población total de reclusos hombres y mujeres alcanza a 17.836 y el 60% está por narcotráfico y de esta cifra, un 80% son mulas o tragones, 10% peces gordos y 10% medianos traficantes.

“La mayoría de los detenidos son tragones o mulas que caen en el mundo del narcotráfico seducidos principalmente por los pagos que les prometen los traficantes y luego, al ser descubiertos pagan con años de prisión”, sostuvo el Fiscal de Oruro.

Las Fuerzas Armadas y Umopar ingresando en una población rural de Oruro en un operativo antidroga.


LA JUSTICIA NO DIFERENCIA AL CONSUMIDOR DEL MICROTRAFICO

Un vació en la Ley 1008, hace que los efectivos de la FELCN y los jueces de sustancias controladas actúen con arbitrariedad y no diferencien a los consumidores de los micro traficantes.

Entre los años 2014 y 2015 un estudio de Naciones Unidas encontró una desproporcionalidad en operativos de la FELCN y la dictación de penas en la justicia boliviana en casos relacionados contra jóvenes consumidores de clase media, especialmente de La Paz y Oruro.

María R. en La Paz, fue sentenciada a 12 años de cárcel por llevar 13 gramos de cocaína en su bolsillo y José A.B. en Oruro le dieron 8 años de cárcel por portar 21 gramos de marihuna y la joven Mariel paso un año en la cárcel después de ser detenida en San Pedro con 10 cigarrillos de marihuna (35 gramos) en su cartera cuando se dirigía a inscribirse a la universidad.

Mientras, que mujeres tragonas que injieren de 30 a 40 capsulas han recibido sentencias desde un año hasta cinco años, sin una relación ni coherencia simplemente obedeciendo a la discrecionalidad del juzgador.

El año 2017, el ministro de Gobierno alertó que en la ciudad de La Paz, la FELCN identificó 54 puntos de venta de droga al raleo cerca a unidades educativas, universidades. Anunció la instalación de cámaras de seguridad, que en muchos casos a la FELCN le sirven para perseguir a jóvenes consumidores no a los traficantes. Tras la aprensión de jóvenes de clase media consumidores hay en la Policía, el Poder Judicial y la Fiscalía una red que lucra con estos casos, como es el caso de la joven Mariel que tiene un dramático relato que llegó a las Naciones Unidas.

El microtráfico no está  relacionado al consumo. Quienes tragan cápsulas son traficantes de droga que son contratados por una suma de dinero por   comercializadores de narcóticos y afectan a la sociedad, mientras que un consumidor la compra para envenenarse sólo.

ORURO LA RUTA DEL MICROTRÁFICO DE COCAÍNA

Lo que nunca se percibió, hoy es muy visible en Oruro al igual que en El Alto y los municipios cercanos a la frontera con Chile, estos se han convertido en productoras de cocaína que organizados en pequeños grupos familiares distribuyen de forma piramidal o en multinivel la droga en las ciudades del país y para el tráfico local e internacional.

La organización de bandas familiares y núcleos pequeños de producción y comercialización de cocaína y marihuna nace aproximadamente el año 2005, cuando se descabezó a los grandes narcotraficantes del acopio de hoja de coca, producción, cristalización y comercialización de estupefacientes en el país.

El presidente Jaime Paz Zamora el año 1992 en un acuerdo con Estados Unidos promulgó el Decreto Supremo que permitió a los “narcotraficantes” más connotados  “arrepentirse” y entregarse a la justicia a cambio de reducirles penas y no ser extraditados a Estados Unidos.

Se entregaron Issac “Oso” Chavarría, Meco Domínguez, Villavicencio y otros 20 narcos grandes, pero en 1988 en Bolivia se detuvo a Roberto Suárez Gómez “El Rey de la cocaína” quien fue condenado a 15 años de cárcel y liberado después de cumplir cuatro y en 1990 en Estados Unidos, Jorge Roca Suárez “Techo de Paja” y su hermana “Chunty” Roca Suárez fueron encarcelados. Jorge fue sentenciado a 30 años, cumplió 27 y fue expatriado a Bolivia en abril del 2018 por el gobierno de Evo Morales y hoy está libre.

Los Suárez-Roca operaron desde 1970, cuando el dictador Bánzer introdujo las fábricas de cocaína en el oriente y vinculados a carteles de Colombia y México, muchos amparados por grupos de efectivos de las Fuerzas Armadas que en las dictaduras se hicieron del poder hasta coronar con Luis García Meza y Arce Gómez cuando encomendaron a las Fuerzas Armadas manejar la Aduana para combatir el contrabando y el narcotráfico.

Entonces las rutas del tráfico de cocaína era la  frontera de Chile, cuando pequeñas pistas clandestinas llegaron a operar la droga salía directo a Estados Unidos, Brasil y Argentina. Las carreteras eran llenadas con la cocaína en  llantas de camiones camufladas con la exportación de gasolina y aceite.

Después, que se descabezó a las “bandas” de narcotraficantes y el Poder Judicial, Fiscales, Policías se hicieron del dinero, en el país no se frenó la producción de cocaína sino que se diversificó en pequeños grupos en su mayoría pobladores de áreas rurales, que operan  en un sistema piramidal. El que entra al negocio trae otro, ese otro y así sucesivamente, han señalado investigadores de la FELCN en Oruro, al mencionar que ahora los tragones no sólo llevan cápsulas y la entregan, sino que retornan en sus mochilas con marihuna enviada de Chile y utilizan las mismas rutas que el contrabando.

Hace poco la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de Chillán, en Chile, encontró a 14 personas y decomisó 744.000 dosis de marihuana, armamento y dinero, valuado en $us 6 millones. Es el decomiso más grande de Chile, la droga estaba en Iquique, Antofagasta, Santiago y Chillán y la banda estaba integrada por bolivianos y chilenos asentados en Oruro.

En el patio de la FELCN de Oruro un efectivo custodia los ladrillos de droga incautada.


Los grades en cisterna y camuflado en chatarra

Desde el año 2015, la  FELCN y el Ministerio de gobierno decidieron hacer públicos a través de la prensa los operativos contra el narcotráfico.

En el primer trimestre del 2015 la FELCN realizó 3.263 operativos, secuestró 10 toneladas y 999 kilogramos de cocaína, 23 toneladas y 253 kilogramos de marihuana, aprehendió a 1.060 presuntos narcotraficantes y frustró y detuvo las operaciones de ocho “narcoavionetas”, dijo la FELCN ese año.

El 21 de abril de 2015 el operativo más grande denominado “Triple hierro”  en el puesto fronterizo Tambo Quemado en Oruro la FELCN incautó 654 kilogramos de cocaína contenida en 623 paquetes tamaño ladrillo camuflados  . La droga tenía un valor aproximado de $us48 millones su destino final Málaga, en España. La empresa transportadora era Menacho de Oruro, que camuflaba la droga en camiones que exportaban chatarra. Días antes Menacho hizo la misma operación en Santa Cruz con una carga incautada de 70 millones de dólares.

En Oruro, también traficaba Sósimo Teófanes Bermudo Crespo y Percy Santa Santillán, peligrosos cabecillas del narcotráfico en el VRAE de Perú y  vinculados al “Cártel de Tijuana”, quienes también fueron detenidos, con varios jóvenes de zonas rurales que hacían micro tráfico.

En Oruro y Santa Cruz se detuvo a dos cabecillas que se dedicaban al acopio, lavado de dinero, comercialización y distribución de droga mediante el micro tráfico en al menos cinco países. Roly Delgado Salinas, era buscado desde 2005, por su vínculo con el Comando de la Capital Vermelho de Brasil y Jorge Rivera Soruco, socio por su vínculo con Perú.

Delgado eludió más de 12 años a la policía, e incluso perdió la pierna en un accidente de avioneta el 2012. Ese mismo año, en el municipio de Yapacaní, Delgado encabezó una emboscada a una patrulla de Umopar, dejando como saldo un policía muerto y otros cuatro heridos.

En abril,  de este año la FELCN también logró dar con un pez gordo a quien en un tracto camión (cisterna)  se le incautó 264 kg de cocaína pura que atravesaba por Caracollo. En el operativo fue aprehendido Omar O.P.  de 74 años de edad  boliviano quien conducía el vehículo Volvo FH13 y junto a él habían jóvenes de comunidades rurales.

El 25 de abril, de este año, Evo Morales, aprobó la Ley de “fortalecimiento de lucha contra el contrabando” que crea el Viceministerio de Lucha contra el Contrabando y establece que la Unidad de Control Aduanero pase a ese despacho. Además faculta a militares y policías en las fronteras hacer uso de sus armas proporcionalmente en situaciones de riesgo en la lucha contra el contrabando y el narcotráfico.

El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, dijo que inicialmente el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada operarán “en la zona más calientes”, las poblaciones de Oruro que tengan frontera con Chile como Tambo Quemado, Pisiga, Sabaya y Huachacalla. A la fecha los resultados son escasos.

Lo cierto que Oruro no sólo es una ruta del narcotráfico, sino que sus jóvenes que no encuentran empleo están siendo contaminados con un negocio que seguro no los sacará de la pobreza, sino que los llevará a la cárcel si sus autoridades no los ayudan a frenar esta lacra heredada y fortalecida en las dictadura militares de Bánzer y García Meza y hoy por la falta de empleo.



Página vista 61 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia