Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

Hallan los restos del avión que tripuló el militar boliviano Rafael Pabón

Paraguay resalta espíritu "indomable" del legendario militar boliviano

En Villamontes se conmemoró los 83 años del cese de hostilidades entre Paraguay-Bolivia

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 08 de julio de 2018

A 83 años del cese de hostilidades de la Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay (1932-1935), en la localidad Florida, en el Chaco paraguayo hallaron los restos del Curtiss-Wright CW-CW-C14R Osprey, el avión biplano pilotado por el legendario militar, Rafael Pabón, héroe de la Guerra del Chaco.

En una entrevista con EL FULGOR.com, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que, justamente, cuando ambos países conmemoraron el junio pasado 83 años del cese de hostilidades, le reportaron esa grata noticia.

“Hemos recibido información desde el Paraguay de que una aeronave que data de la Guerra del Chaco fue encontrada hace algunos días atrás”, afirmó.

De acuerdo a la investigación de los historiadores paraguayos y autoridades de ese país, los restos de la aeronave pertenecerían a Rafael Pabón, militar y piloto boliviano, considerado uno de los más grandes ases de la aviación boliviana, en la contienda bélica.

Rafael Pabón fue un hombre que murió en la Guerra del Chaco producto de un combate aéreo con otra aeronave del Paraguay.

Para constatar ese hallazgo una comisión de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) se traslado al Paraguay para entrevistarse con autoridades paraguayas para que transmitan toda la información a los historiadores y tener certeza que esa aeronave fue piloteada por Pabón.

Según información procedente del Paraguay, en los restos encontraron una placa de fabricación, el tipo de avión y el lugar que coincide con el plan de vuelo que tenía el militar boliviano, indicó.

El Palco de Honor del acto de aniversario del cese de hostilidades.


Según la historia, Pabón fue el protagonista de la primera batalla aérea de la historia de América. La contienda se desarrolló el 4 de diciembre de 1932 en el denominado Km 7, a bordo de un Vickers Type 143 de fabricación británica, contra un Potez 25 paraguayo.

En el marco de los actos por los 83 años de la Batalla de Boquerón, en Paraguay resaltaron el espíritu “indomable” del soldado boliviano y en particular del piloto boliviano Rafael Pabón.

Han pasado 83 años de esta monumental batalla y cada vez retumba con más fuerza y claridad el espíritu indomable del soldado boliviano.

Consideran un ejemplo claro de esa fuerza, sobre todo, del piloto boliviano Rafael Pabón, entonces capitán.

Hay recodar que como resultado de un duelo aéreo gigante en la zona de Saavedra, en diciembre de 1932, derribó la aeronave del teniente paraguayo Trifón Benítez y el observador capitán, Ramón Ávalos.

Al terminar el duelo aéreo, Pabón se presentó en el lugar donde cayeron los oficiales paraguayos y personalmente se encargó de rendirles honores.

Posteriormente, en la Batalla de Florida, en agosto de 1934, la aeronave de Pabón fue derribada y los aviones bolivianos sobrevolaron el lugar cuyos ocupantes arrojaron flores.

“En ese sublime momento la artillería antiaérea paraguaya no realizó ni un sólo disparo respetando reverente el homenaje póstumo y honores que la aviación boliviana prodigaba a sus héroes”, según la historia paraguaya.

El ex comandante general de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB), Celier Arispe, expresó a EL FULGO.com, su satisfacción por tener al máximo héroe nacional como el piloto de combate Pabón, quien “en esas candentes arenas del Chaco destacó con sus propias luces”, dijo.

“Qué importante es ver en un combate bélico, estar enfrentados y a la vez ser amigos, es una cosa que debe enseñarnos la tenacidad que tuvieron nuestro héroes y a la vez tener esa personalidad de amigo y ayudarse en todo momento”, afirmó.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, en representación del presidente, Evo Morales, participo en el homenaje a los héroes bolivianos


FIN DE HOSTILIDADES

En la benemérita ciudad de Villamontes, el pasado 14 de junio el Gobierno recordó 83 años del cese de hostilidades de la Guerra del Chaco (1932-1935) contra Paraguay, en un acto de homenaje a quienes ofrendaron sus vidas en la defensa del territorio.

“Hoy aquí en Villamontes recordamos dos cosas sustanciales que Bolivia entera no debe olvidar, por un lado, a instituciones y los hombres y mujeres que en una actitud heroica, valiente y patriótica salieron a defender su modo de vida, a su familia, su territorio y su cultura”, expresó el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

Comentó que la actitud heroica demostrada entonces marca el patriotismo de una nación, de hombres y mujeres reflejado en los excombatientes, médicos y enfermeras y otros que participaron en esa contienda.

Subrayó que las Fuerzas Armadas estuvieron a la altura de la defensa de la patria en esa guerra que se valora cada 14 de junio en Villamontes.

A 83 años de cerrar ese momento aciago que vivieron ambos países, Bolivia y Paraguay, Zavaleta resaltó la valiente actitud de las autoridades políticas de ese entonces, quienes dieron por finalizada la Guerra del Chaco para evitar más derramamiento de sangre de bolivianos y paraguayos.

De esa época a la fecha, remarcó que en Bolivia hay nuevos valores y principios que están establecidos en la constitución que hoy es vital para el desarrollo y la convivencia pacífica.

Soldados bolivianos con el uniforme de la época de la Guerra del Chaco (1932-1935)


“La nueva constitución establece que Bolivia es un país pacifista, que no utilizará armas bajo ninguna circunstancia contra un hermano, contra cualquier país, pero establece la férrea defensa de nuestra patria y de nuestro territorio”, afirmó.

Para el ex ministro de Defensa, Reymi Ferreira, no hay temas pendientes entre Bolivia y Paraguay, y lo que prima es la amistad y la fraternidad.

Enfatizó que Bolivia no tiene temas pendientes con Paraguay, lo que hay es amistad, fraternidad después del cese de hostilidades y la paz del Chaco.

Rememoró que después de tres años de guerra sangrienta (1932-1935) entre ambos países, que costó 10.000 vidas, se firmó el Tratado de Paz y Amistad, que incluyó en un acceso directo y soberano al río Paraguay, en una franja de 50 kilómetros.

Sin embargo, aclaró que hasta la fecha los bolivianos no usaron, no se beneficiaron de ese acceso por el Canal Tamengo.

Uno de los objetivos estratégicos que el Gobierno del presidente Evo Morales se impuso el 2006, en el Plan de Desarrollo, fue usar esa vía, que nos lleva directamente al Océano Atlántico y que nos libera en gran medida de la opresión, del cercenamiento y discrecionalidad que tenemos en nuestro acceso al mar cercenado por Chile, apuntó.


Página vista 65 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia