Oruro, Bolivia. 15 de octubre de 2018
  • close

¿Cómo patear el peor y el mejor penalti según la historia mundialista?

El arquero danes Kasper Schmeichel ataja el penal a Rebic de Croacia

BBC
date_range 08 de julio de 2018

España y Dinamarca fueron las primeras víctimas de la dramática definición por penales en Rusia 2018. En el duelo frente a los rusos, que terminó 1-1 en el tiempo reglamentario, el portero del equipo anfitrión Igor Akinfeev, se convirtió en el verdugo de los ibéricos al atajar los disparos de Koke e Iago Aspas en la definición por penales.

En el segundo partido de la jornada, la estrella croata Luka Modric falló un penal en el tiempo de prórroga frente a Dinamarca, lo cual obligó a la definición desde los 11 metros. Ahí Croacia se impuso 3-2, y aseguró su paso a cuartos de final, donde enfrentarán a Rusia el 7 julio.

¿Qué hace que un penal cobrado en un Mundial sea perfecto?, ¿Hay un elemento de suerte?

En BBC Mundo repasamos la historia de la definición por penales en la historia de los mundiales. Antes de Rusia 2018, un total de 26 partidos se decidieron con este formato desde que fue introducido en 1978, aunque ese año no fue necesario usarlo en la cita de Argentina.

COBRANDO EL PENAL PERFECTO

De los 240 tiros cobrados en la definición por penales en mundiales antes de este torneo de Rusia 2018, fueron anotados un total de 170. Suponen un promedio de un poco menos de siete por cada diez lanzados.

El lugar más popular para dirigir los penales es abajo y hacia la izquierda del portero, según las datos de los expertos de fútbol de Opta.

El peor penal es el que se lanza abajo y hacia el centro de la portería, ya que tiene un promedio de éxito de apenas 58%.

Infografía de penales fallados


APUNTA ALTO

Si un jugador decide patear su penal directo al medio, la idea es pegarle alto. Ya van 15 cobrados así y jamás un portero ha podido detenerlos en una definición por penales.

De hecho, buscar la parte alta de la portería es generalmente una buena estrategia, tal como demostró el inglés Harry Kane con los dos que cobró hacia la esquina superior izquierda en el partido ante Panamá en la fase de grupos.

Las estadísticas de Opta muestran que más del 90% de los penales cobrados arriba y a cualquier lado del centro de la portería, terminaron dentro de la red.

Sin embargo, esa estrategia conlleva el riesgo de fallar completamente el objetivo, tal y como descubrió el delantero italiano Roberto Baggio en la final de 1994 cuando mandó el balón a las nubes para darle la victoria a Brasil.

Solo uno de cada cinco penales ha sido detenido en un Mundial —49 de 240 intentos—, y 28 porteros han sido los responsables de esas atajadas.

Los penales detenidos han sido divididos prácticamente de igual forma a cada lado de la portería: 24 paradas hechas con el arquero lanzándose a la izquierda y 25 a la derecha.

Un total de 12 balones pegaron a un poste o al travesaño.


Página vista 55 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia