Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

Después de 10 años entregan muro perimetral de nueva cárcel en Oruro

Según acuerdo entre autoridades en septiembre de esta gestión el nuevo penal entraría en funcionamiento

Puerta de ingreso al nuevo penal de Oruro.

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 08 de julio de 2018

A 10 años de la entrega de los bloques de celdas y otros, en días precedentes se entregó el muro perimetral del nuevo centro penitenciario, obra financiada por el Gobierno Autónomo Departamental de Oruro.

El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez Mamani manifestó que el tema de las cárceles es muy sensible, delicado y complejo, por las condiciones en las que actualmente se vive en estos centros penitenciarios a nivel nacional.

El proyecto de la construcción del muro perimetral estuvo abandonado por varios años, desde que fue entregada la infraestructura, en enero del 2008, y se indicó que por falta de coordinación no era ejecutado.

La nueva cárcel está ubicada en el sector de Socamani, zona Este de la ciudad, y tuvo un costo de más de 2.5 millones de bolivianos.

En una reunión interinstitucional en la que participaron las principales autoridades orureñas, se estableció que hasta septiembre esta infraestructura debe estar funcionando, habiéndose concluido con las obras complementarias y el equipamiento.

El muro perimetral recién entregado.


“El objetivo es dejar atrás el hacinamiento, en ese marco nos hemos puesto de acuerdo para las siguientes obras complementarias. La Alcaldía se hará cargo del relleno interno y externo, del alumbrado público y del equipamiento de talleres y de la Policía. Régimen Penitenciario se está haciendo cargo de la conexión de servicios básicos, agua, luz, alcantarillado, incluso un transformador, además comprará camas y colchones. La Gobernación se hizo cargo de la construcción del muro perimetral, pero además compraremos catreras y equiparemos el comedor”, señaló Vásquez.

El pasado jueves la responsable de la Dirección Departamental de Seguridad Ciudadana, Sandra Soto informó que se está disponiendo de medio millón de bolivianos para la compra de 175 catreras camarotes de dos pisos y las mesas y sillas para el comedor y cocina de la nueva cárcel.

“Este recinto penitenciario debe estar funcionando en septiembre porque nuestro objetivo es llegar al 24 de ese mes, Día del Privado de Libertad, con mejores condiciones de vida, pues por diversas razones no ha funcionado hasta ahora, y lamentablemente algunas cosas sin funcionar se están acabando”, expresó Vásquez.

Cuando se le consultó al gobernador si se asumirán algunas medidas por la dejadez de autoridades, manifestó que se debe ver al futuro y no en el pasado, y pensar en positivo, caso contrario se pensaran en cosas que perjudicarán más a esta obra.

Una vista del interior de la nueva cárcel.


“De todos modos lo que queda claro es que este recinto penitenciario hace 10 años que no está funcionando, esa es la realidad, pero lo importante es la voluntad de las instituciones para hacer funcionar hasta septiembre”, remarcó la autoridad.

El director general de Régimen Penitenciario, Jorge López Arenas indicó que de lo que se trata es de dignificar la vida de las personas privadas de libertad, para ello la cárcel debe cumplir con las dos funciones de una cárcel, proteger a la sociedad del delito, pero también con la reinserción de las personas privadas de libertad.

El nuevo recinto penitenciario tiene capacidad para 216 personas, y en la cárcel de “San Pedro”, actualmente están recluidos casi 900 personas, por lo que la incógnita es quienes serán trasladados a la nueva infraestructura.

López explicó que junto al director del centro penitenciario y un equipo multidisciplinario integrado por abogados, trabajadores sociales, médicos, se hará una valoración técnica y profesional para determinar el traslado de los detenidos.

“Son 884 personas privadas de libertad en Oruro, a nivel nacional tenemos 18.895, tenemos un 70 por ciento con detención preventiva y 30 por ciento con sentencia”, indicó López.

El director general de Régimen Penitenciario, Jorge López Arenas.


La construcción de muro perimetral fue paralizada más de 2 años porque hubo problemas administrativos, y se tuvo que rescindir contrato. Y luego lo que se hizo es agilizar este proceso a través de una invitación directa.

La preocupación del hacinamiento que se sufre en el centro penitenciario de “San Pedro”, que tiene una capacidad de albergar a 350 personas,  pero se está llegando casi a 900 privados de libertad.

“Es un hacinamiento del más del 100 por ciento; la sección mujeres es la que más nos preocupa y sensibiliza porque están las señoras y sus hijos, actualmente son 15 niños menores de 6 años que viven con sus madres”, señaló Soto.

Lo cierto es que la nueva cárcel construida hace más de 10 años, estaría entrando en funcionamiento en septiembre de esta gestión, y aunque no cuente con un mayor albergue de 216 personas, se paliará en algo el hacinamiento, aunque se dice que también se tiene espacio para construir otros pabellones, y así tener mayor espacio no solo para la sanción sino para posibilitar la reinserción a la sociedad de los privados de libertad.

La responsable de la Dirección Departamental de Seguridad Ciudadana, Sandra Soto.



Página vista 176 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia