Oruro, 21 de julio de 2018
  • close

El Templo de la Historia Militar celebró 38 años reivindicando el regreso a las costas del Pacifico

EL FULGOR.com
date_range 21 de mayo de 2017

La Academia Boliviana de Historia Militar, el templo de la leyenda de las Fuerzas Armadas celebró el 17 de mayo 38 años de creación, manteniendo latente nuestra reivindicación marítima de retornar a las costas del Pacífico; y por la noble misión de formar patriotas, a través del culto a la historia militar, maravillosa, legendaria y épica.

De acuerdo a la historia, la Plaza Murillo y sus alrededores son las pruebas más objetivas de acontecimientos históricos que permitieron la construcción nacional, como parte significativa de ello se encuentra la academia otrora “Palacio Goitia”, que antiguamente albergaba al cuartel de las milicias españolas durante la colonia se mantienen hasta hoy, pese al paso del tiempo, los túneles, que hasta hace poco llegaban al Palacio de Gobierno, el otro túnel llegaba a la Asamblea Plurinacional, en el pasado convento católico de Loreto, ambos túneles formaban parte de una estrategia realista para lidiar los permanentes cercos indígenas a la ciudad de La Paz.

El nuevo director de la academia, Gral. Juan Antonio Olivera, contó a EL FULGOR.com.bo, que fue una casa solariega donde funcionó la primera sala cinematográfica y el primer restaurante de lujo de la ciudad de La Paz y también el Círculo Militar y precisamente en su salón de honor se llevaron a cabo magnos eventos, entre ellos la despedida que se hizo a los valerosos cadetes de la Promoción “Tres Pasos al Frente”, quienes en la primavera de sus vidas marcharon a las candentes arenas del Chaco enseñando de esta manera que “la Patria debe vivir así tengamos que morir”.

Desde su creación la academia ha construido laboriosa y científicamente la reserva histórica más importante de las FFAA, manteniendo en su seno, una biblioteca importante por la calidad de sus documentos bibliográficos.

Olivera comentó que hoy cuentan con el Museo de la Guerra del Chaco de gran valor histórico porque en sus ambientes se aprecia el armamento bélico empleado en esa contienda, que recuerdan hechos épicos.

Quienes visitan este museo pueden apreciar el “Diario de Campaña del Capitán German Busch, un aguerrido satinador que fue comandante del histórico Regimiento “Lanza 5 de Caballería”.

Este museo de la Guerra del Chaco sin lugar a dudas nos ofrece los laureles, el bronce y las glorias de la Patria.

Comentó que la Academia Boliviana de Historia Militar también tiene un valioso documento; el Tratado de Paucarpata en el cual el Ejército chileno al mando del Gral. Blanco Encalanada se rinde ante el Mcal. Andrés de Santa Cruz y Calahumana “protector de la Confederación Perú-Boliviana”, quien cumplió los postulados de Sun Stu “el mejor general de las Armas”.

Adornan también, los ambientes de la academia, una pintura del mariscal Bernardino Bilbao Rioja, artífice de la “defensa de Villamontes”, hecho histórico que recuerda a esa Guerra injusta, injustificada y fratricida con la República del Paraguay.

En trabajos bibliográficos nuestro mayor aporte a la riqueza cultural de las FFAA y del país, nos cuenta Olivera, fue la historia de los primeros 100 años del Ejército Nacional, escrita y detallada por su propia pluma en cuatro tomos y con copia digitalizada del Gral. Antonio Díaz Villamil, soldado de niño en la Guerra de la Independencia y anciano en la Guerra del Pacífico.

Sigue que luchó en las dos guerras en el siglo XX y no existe otra autoridad más importante que el, se suma invalorablemente el Cnl. Julio Diaz Arguedas con la historia del Ejército desde su nacimiento en la Batalla de Aroma, hasta el inicio de la contienda chaqueña, destacándose en un sinfín de obras: “Elegidos para la Gloria”, “Los Generales en Bolivia”, y “Fastos Militares”, en el pasado más reciente contamos también con valiosos aportes históricos del Gral. Roberto Flores Becerra.

En fin dice Olivera, la academia no solo es el pasado de la Historia Militar, es el presente y por siempre será el futuro de las gloriosas y fastos militares.

La Academia Boliviana de Historia Militar es un organismo oficial de investigación y difusión histórica y cultural de las FFAA, fue creada el 17 de mayo de 1979, en el Gobierno del Gral. David Padilla Arancibia.

Al año siguiente el Estado Nacional reconoce la personería jurídica de esta nobel corporación académica.

En 1981, se establece la posesión de la primera mesa directiva, y lo que se ha escrito hasta ahora en el ámbito nacional no ha sido la expresión de la verdad, sino, el producto de ideas preconcebidas, con razón se ha dicho: “Esas piezas escritas que llamamos de buena fe, documentos históricos, se han encargado de disfrazar la verdad con astucia y mala fe”.

Se comprende que la doctrina militar se asienta principalmente en la historia y esta nos permite filosofar, analizar y producir las bases históricas, ideológicas de las FFAA, la que nos permite construir un pensamiento, una visión estratégica y este al mismo tiempo nos da el reto mayor de bolivianizar el pensamiento militar, abriendo sus puertas a militares y ciudadanos civiles que junto a la mujer entregan su fuerza y su lucha como la legendaria Juana Azurduy de Padilla.

La Academia coordina y fomenta las investigaciones historiográficas en las FFAA, con rigor documental y bases científicas, durante todo el proceso de formación, capacitación y especialización militar, para crear la cultura histórica, cívica y patriótica en el personal militar, a fin de formar ciudadanos con identificación y conciencia nacional y alto compromiso con la Patria.

Se constituye también en el centro cultural de las FFAA, único y con responsabilidad en el establecimiento y manejo de los objetivos, políticas, estrategias y acciones culturales.

Siendo además, asesor y coordinador con la Universidad de las FFAA en materia histórica, geografía, sociología, filosofía y etnografía en los diferentes niveles de formación, capacitación y especialización, asimismo, el ente rector en implementación, manejo y conservación de los museos y bibliotecas de las FFAA.

Su objetivo central es crear conciencia nacional y fomentar la investigación, estudio y difusión de la historia militar de nuevos documentos para acrecentar el patriotismo y espíritu cívico de todos los bolivianos.

El Gral. Juan Antonio Olivera, recientemente fue designado por el comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Gral. Luis Orlando Ariñez Bazan, en el cargo de director nacional de la Academia Boliviana de Historia Militar.

Expresó que este nuevo reto en su larga trayectoria militar le compromete a trabajar con esmero, dedicación y compromiso en beneficio de la historia militar.

Asimismo, nos manifestó que se siente profundamente orgulloso de trabajar con historiadores y patriotas que conforman la honorable Junta Académica, así también con los integrantes del ateneo de estudios geopolíticos y estratégicos.


Página vista 277 veces


local_offerFuerzas Armadas local_offer Historia












ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia