Oruro, Bolivia. 20 de octubre de 2018
  • close

A casi 4 años del desastre ambiental

Lago Poopó vuelve a la vida con la siembra de alevines de pejerrey

El Lago Poopó nuevamente tiene agua y hay esperanza

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 24 de junio de 2018

A casi cuatro años del desastre ambiental que cobró la vida de millones de peces y miles de aves en el lago Poopó, el segundo más grande de Bolivia, vuelve la vida y la esperanza de las familias Uru Murato, con la siembra de 100 mil alevines de pejerrey.

Esta es la primera vez que se vierten pequeños peces para repoblar el lago, pues siempre contó con pejerreyes que llegaron de forma natural, a través del Río Desaguadero.

El lago Poopó tuvo un periodo de sequía extrema desde 2014, provocando el cambio de vida de los comunarios que de pescadores por excelencia, se convirtieron en mineros, artesanos, albañiles y otros oficios.

“Sufrimos mucho, vivimos del lago, hoy estamos muy contentos, porque Dios ha querido, tanto hemos sufrido, hemos llegado incluso a las cárceles, por la necesidad, pero ahora es cuando para los Urus”, expresó don Rufino Choque, quien actualmente se dedica a las artesanías y promueve el turismo en su sector.

Con esta siembra cuya inversión es de 200 mil bolivianos, se pretende generar recursos económicos para 380 familias de 14 cooperativas pesqueras, reactivando la actividad piscícola en el lago Poopó.

La inversión se realizó de forma concurrente entre la Gobernación con un 50 por ciento, y la otra mitad estuvo a cargo de los municipios de El Choro, Poopó, Challapata, Huari y Toledo.

Las autoridades departamentales garantizaron la siembra de los alevines, luego de haber realizado un análisis de las aguas, junto a estudiantes de la Universidad de San Simón, habiendo establecido una profundidad de 1.20 metros y adecuada oxigenación para la sobrevivencia de los pequeños peces.

Miles de alevines son echados al lago


El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez Mamani reiteró una vez más que el lago tiene una vida cíclica, que hay años que se seca y otros que se llena nuevamente, y que en su máxima expresión el lago Poopó tuvo 4 mil kilómetros cuadrados, pero, se tiene un promedio de 2 mil kilómetros cuadrados.

“En este momento estamos en 1.400 kilómetros cuadrados, tomando la media de 2 mil m2 estamos hablando de más del 50 por ciento, en tema de profundidad estamos hablando de 60 centímetros en promedio, y actualmente se cuenta con 120 centímetros”, señaló la autoridad departamental.

Indicó que en ocho meses estos peces tendrán en peso un promedio de 300 a 350 gramos, por lo que se contará por lo menos con 17 mil toneladas de carne de pescado, pero lo que se espera sobre todo es que se permita la repoblación, pues cada pez hembra pone un aproximado de 60 mil huevos, lo que implica contar con millones de peces nuevamente en este lago.

El gobernador una vez más coloca su esperanza en las lluvias para que el lago pueda mantenerse, y se constituya nuevamente en la fuente de economía de las comunidades aledañas.

“Lo único que les pido es respetar la veda, cuanto más rápido se procreen, en los próximos años tendremos mayor posibilidad de pescar”, pidió a los pesqueros.

“Cuando entré a la Gobernación este lago lo recibí sin agua, quisiera, en los dos años que me falta, entregar el lago al nuevo gobernador con agua y con millones de pejerreyes”, sostuvo.

Meses atrás el lago estaba seco


OTRAS ESPECIES

La secretaria de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Lizeth Márquez señaló que se analiza también repoblar el lago Poopó con peces carpa, cuyas características son las más adecuadas para habitar en este ecosistema.

“Por las características que tiene este pez, aguanta menores temperaturas en frío y requiere menor cantidad de oxígeno disuelto en el agua, y estamos pensando en repoblar la carpa para no perder esta variedad, porque lamentablemente por el consumo de trucha y de pejerrey estamos viendo que estamos disminuyendo esta cantidad”, refirió.

La carpa es una variedad de pez que crece a una velocidad mayor, y su alimento puede ser bastante variado, no es tan selectivo como el de la trucha y el pejerrey.

Actualmente el pez carpa está presente en mayor cantidad en el lado de los valles, pero se indicó que aún existe en el lago Poopó, lo que permitiría su repoblación sin necesidad de adquirirlo de otros lugares.

La veda que actualmente se tiene en el lago Poopó es de más de 6 meses, que se debe respetar para que pueda crecer el número de peces, por lo que en febrero se evaluará para hacer la cosecha.

Pobladores Urus tienen la esperanza de volver a vivir de la pesca


CONTAMINACIÓN

La oxigenación y el grado de salinidad del lago, está en los rangos admitidos, y aunque se habló de la presencia de arsénico en el lago, se indicó que es una cantidad mínima.

El gobernador sostuvo que con la puesta en marcha del dique de colas de la mina en Huanuni, se evitará que el lago Poopó continúe siendo el receptor de toda la contaminación que emite esa empresa del Estado.

Alevines de pejerrey


Página vista 227 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia