Oruro, Bolivia. 16 de diciembre de 2018
  • close

A sus 29 años es un apasionado por entender el comportamiento de las neuronas y los circuitos que forman en el cerebro

Científico boliviano desafía concepciones sobre Neurobiología

El Doctor Mohammed Andrés Mostajo Radji.

EL FULGOR.com
date_range 17 de junio de 2018

Después de tantos años de estudio y como Dr. en Biología Molecular y Celular - Universidad de Harvard, Cambridge, Massachusetts, su carrera comenzó con una pregunta que desafía algunos conceptos preestablecidos de la neurociencia ¿qué pasaría si forzamos a las neuronas a cambiar?” y de allí que sus avances llamaron la atención de otros científicos y universidades que apoyaron sus desafiantes investigaciones.

Actualmente, su trabajo en “Centro Eli and Edythe Broad de Medicina Regenerativa e Investigación en Células Madre”, San Francisco, Estados Unidos se enfoca en “entender cómo el cuerpo crea los distintos tipos de neuronas que conforman el cerebro y cómo estas neuronas se reconocen entre ellas para formar circuitos cerebrales que necesitamos sean muy precisas para el funcionamiento de nuestro cuerpo”.

En una entrevista exclusiva con el Semanario EL FULGOR.com, el Dr. Mostajo, destacado científico boliviano comparte su trabajo y aporte a otras investigaciones, pero también algunos secretos sobre cómo llegar a ser un profesional especializado y exitoso, que tuvo que tener 3 trabajos, uno de ellos servir café para estudiar dos carreras y un diplomado. Conozca su historia.

EL FULGOR (EF): Qué camino tuvo que recorrer para llegar donde se encuentra actualmente, después de estudiar en Bolivia?

Dr. Mostajo: Estudie mis licenciaturas y mi diplomado en el Instituto Tecnológico de Rochester, donde empecé a fascinarme por el funcionamiento del cerebro. Particularmente, me enfoque en estudiar el rol de las hormonas en la pérdida de audición. Algo que pocas personas saben es que como a los estudiantes de licenciatura no se les paga por su trabajo en el laboratorio, yo tenía tres trabajos más: era jefe de piso en la residencia universitaria, ayudante de cátedra y trabajaba sirviendo café en un Starbucks de la universidad. Estudiar dos carreras y un diplomado al mismo tiempo y tener esos trabajos fue un desafío desde el comienzo.

Particularmente porque me pusieron de jefe de piso de un piso de sordomudos entonces tenía que en las noches aprender el idioma también. Pero me enseñó a optimizar mi tiempo.

Busqué distintas pasantías y proyectos para los veranos así aprendía cosas nuevas que no te enseñan en la universidad. Al final me fue muy bien y publiqué buenos artículos científicos en los distintos proyectos en los que participé. Se pasó la voz y varias universidades buscaron reclutarme para que haga mi doctorado con ellos.

Fue un periodo bien confuso en mi vida porque recibes llamadas de científicos muy conocidos, viajas cada fin de semana a reunirte con las distintas universidades y entender sus ofertas. Harvard fue al final la universidad que me dio una mejor oferta, no sólo en temas de salario, sino la posibilidad de tomar cursos en gobierno y en negocios, trabajar con equipos específicos con los que yo quería trabajar y enseñar los cursos que a mi parecían interesantes.

En noviembre de 2015 publique el artículo de reprogramación de circuitos cerebrales y fue ahí cuando mi trabajo actual se me acercó. Tuvimos varias llamadas y discutimos proyectos, oportunidades, etc; hasta que en mayo de 2016 visité San Francisco, donde me hicieron una oferta concreta.

Comencé mi trabajo actual en mayo de 2017, así que llevo ya un año. Ni yo me la puedo creer. Me gusta mencionar que tomó 18 meses de preparación el transitar de un trabajo a otro porque muy rara vez nos damos cuenta de la planificación que se requiere para hacer un trabajo en ciencias.

EF: Como científico cuál es su especialidad, en qué área desempeña su trabajo?

Dr. Mostajo: Mi interés científico se enfoca en entender cómo el cuerpo crea los distintos tipos de neuronas que conforman el cerebro y cómo estas neuronas se reconocen entre ellas para formar circuitos cerebrales que necesitamos sean muy precisas para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

EF: Hablan de usted como experto en reprogramación neuronal y la reinstrucción de circuitos cerebrales, cómo se explica esto en palabras simples y cuál ha sido su aporte a la ciencia desde su especialidad?

Dr. Mostajo: En los libros de neurociencia se nos enseña que el cerebro no cambia: Que una vez creamos las distintas neuronas, estas se mantienen estables por el resto de nuestra vida. Yo me hice la pregunta de “qué pasaría si forzamos a las neuronas a cambiar?” y demostré que existía mucho más plasticidad en el cerebro de lo que habíamos pensando. Esto es importante porque ataca a uno de los fundamentos mismos de la neurociencia moderna y abre las puertas a diseñar terapias con esta nueva información.

EF: Algunos de sus aportes y o descubrimientos están siendo aplicados en beneficio de la humanidad, cuál de ellos es el más importante en su criterio?

Dr. Mostajo: Mi trabajo se enfoca más en “desafiar” las preconcepciones que tenemos en la neurobiología. Otros investigadores usan el trabajo que yo desarrollo como base para generar nuevas hipótesis y crear terapias.

EF: Usted trabaja solo o con algún equipo de científicos de otras partes del mundo y cuáles sus proyectos futuros, solo o con su equipo?

Dr. Mostajo: Trabajamos en equipo. Las ciencias son cada vez más interdisciplinarias y los proyectos actuales requieren expertos en distintos áreas.

Extraña la calidez de la gente boliviana.


CLUBES DE CIENCIA PARA JÓVENES, UNA GRAN INICIATIVA

EF: También promueve los Clubes de Ciencia, cuáles los resultados de esta iniciativa y cuál su aporte para tener más científicos en Bolivia?

Dr. Mostajo: Los Clubes de Ciencia tienen dos metas específicas: inspirar a estudiantes a seguir carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) y conectarlos con el resto del mundo. En Bolivia hemos tenido resultados extraordinarios, donde vemos que la gran mayoría de nuestros estudiantes continúan envueltos en proyectos y estudios en las mejores instituciones del país y del mundo. Vemos que muchos de ellos realizan sus propios proyectos que van desde divulgación científica hasta empoderamiendo de mujeres indígenas y vemos que están arrasando con todas las becas y pasantías que se ofrecen en el país.

EF: En su experiencia, qué necesita un joven para llegar a niveles de especialización como el suyo y convertirse en un científico destacado?

Dr. Mostajo: Creo que lo más importante al entrar en las ciencias es seguir tu pasión. Trabajar 10, 12, 15 horas al día los 7 días a la semana es normal en el mundo de las ciencias y he visto personas pasarlo muy mal simplemente porque estaban en el proyecto incorrecto. Todos tenemos dentro de nosotros una pregunta o tema que te hace brillar los ojos cuando pensamos en él y es ese el tema que tenemos que seguir, lo demás se va acomodando en el camino.

EF: Desde su experiencia y conocimiento, que se necesita en Bolivia para que hayan más científicos que aporten a su país y al mundo?

Dr. Mostajo: Bolivia necesita un cambio cultural alrededor de las ciencias. Bolivia es uno de los países que más invierte en educación en el mundo entero (8.3% de su PIB) y consistentemente somos los últimos de la región en temas de innovación. Y esos datos te dicen que las políticas públicas no son las adecuadas.

Yo siempre he sido muy crítico a programas como olimpiadas científicas y estos tipos de concursos, porque presentan una imagen de la ciencia que no es correcta y que más bien aleja a la ciencia de la sociedad. El mejor científico no es el que memoriza más datos, es el que genera nuevas ideas y conecta personas para poder llevarlas a cabo.

Así como los bolivianos hablamos de futbol, clima o política, de igual manera deberíamos hablar de ciencias. Y es por esto que programas como Clubes de Ciencia son importantes, porque aterrizan a las ciencias en la realidad nacional y abren este tipo de debates.

EF: Un mensaje a los jóvenes profesionales en Bolivia?

Dr. Mostajo: Cuando era chico mi mama me decía “Sé lo que quieras ser, estudia lo que quieras, si quieres ser barrendero, bienvenido se barrendero y apoyaré tu decisión. Pero da todo de vos mismo para ser el mejor barrendero que exista. Porque en algún momento se pasará la voz y todos te van a buscar para que barras sus pisos”. Esa lección se aplica a cualquier carrera: Mostrá tu pasión, hacé tu trabajo como si el mundo dependiera de ello y vas a ser exitoso.

Impartiendo clases.


10 HORAS DE TRABAJO DIARIO, LECTURA, VIAJES Y CHAT CON OTROS CIENTÍFICOS

EF: Cómo es un día en la vida del Dr. Mostajo-Radji?

Dr. Mostajo: ¡Ocupaaadoooo! Cada día es muy distinto al anterior, así que no hay un día estándar, pero generalmente estoy en reuniones, haciendo experimentos, operando, escribiendo propuestas de financiamiento o enseñando. Intento llegar a mi oficina entre las 8:30 y 09:00 y normalmente estoy allí hasta al menos 21:00. Ya cuando llego a casa me pongo a ver las cosas de Clubes de Ciencia, ya que siempre hay algo para hacer. Finalmente termino el día leyendo los nuevos artículos científicos que hayan salido y chateando con mis colegas al respecto. Últimamente  me ha tocado viajar mucho, y eso siempre hace que se me acumule trabajo.

EF: Qué es lo que más  extraña de su tierra natal, familia y amigos que dejó en Bolivia?

Dr. Mostajo: La calidez de la gente.

EF: Qué es lo que le agrada de la nueva ciudad y sociedad en la que vive?

Dr. Mostajo: San Francisco es una de las ciudades con más diversidad de personas en el mundo y es esa diversidad la que la hace fuerte. La ciudad tiene la mentalidad de que este es un buen lugar para vivir “gracias” a la diferencias entre personas y no “a pesar” de ellas.

EF: Planes a futuro, nuevos proyectos de vida, familia tal vez?

Dr. Mostajo: Estoy trabajando en un par de proyectos que nos permitirán entender que hace al cerebro humano especial. Recientemente publicamos la “receta molecular” de cómo el cerebro humano genera los distintos tipos de neuronas y ahora queremos enfocarnos más en genómica comparativa para ver las diferencias con otras especies.

EF: Alguna anécdota que le guste recordar?

Dr. Mostajo: Cuando recién llegue a Rochester, no me di cuenta que la gente en USA no saluda con beso ni agarrando la mano. Y siempre que llegaba a clase iba y saludaba a uno por uno a todos mis compañeros como estaba acostumbrando a hacerlo. No fue hasta 3 semanas después que hacía esto todos los días, que una compañera se me acerco y me hizo notarlo.


PERFIL PROFESIONAL

Nombre: Mohammed Andrés Mostajo Radji

Edad:  29 años

Lugar de nacimiento: Santa Cruz. Se crió en Santa Ana del Yacuma.

Estudios: Licenciaturas en Biotecnología y Bioinformática - Instituto Tecnológico de Rochester, en Rochester, Nueva York.
Diplomado en Ciencia, Tecnología y Gobierno - Instituto Tecnológico de Rochester, en Rochester, Nueva York.
Maestría en Biología - Universidad de Harvard, Cambridge, Massachusetts.
Doctorado (PhD) en Biología Molecular y Celular - Universidad de Harvard, Cambridge, Massachusetts.

Trabajo actual: Investigador en neurociencia evolutiva en el “Centro Eli and Edythe Broad de Medicina Regenerativa e Investigación en Células Madre”, San Francisco, Estados Unidos.


Página vista 2949 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia