Oruro, Bolivia. 20 de octubre de 2018
  • close

EDITORIAL

Desactivando el botón nuclear

EL FULGOR.com
date_range 17 de junio de 2018

La histórica cumbre que efectuaron los presidentes de Estados Unidos Donald Trump y su homólogo de Corea del Norte Kim Jong-un, el pasado 12 de junio, en Singapur, tuvo la virtud de desterrar el fantasma de una guerra nuclear que sería catastrófica para la humanidad.

Los líderes de ambas naciones que en el pasado intercambiaron insultos de grueso calibre que llegaron incluso al plano personal, se estrecharon la mano y firmaron un acta de compromiso que, aunque no detalla cómo y cuándo honrarla, significan un gran avance para la prosperidad y la paz mundial.

El encuentro se produjo luego de seis meses de intensas negociaciones, de avances y retrocesos, de temores de que la ansiada cumbre no se produzca y que el botón nuclear sea presionado provocando un holocausto en todo el planeta.

Los temores quedaron atrás y la cita cumbre se produjo logrando un acuerdo histórico. Ahora pueden dormir en paz dijo el mandatario estadounidense a su pueblo, a su regreso a Washington, en una clara alusión a que el temor de un conflicto nuclear había desaparecido.

Uno de los principales acuerdos firmados por ambos mandatarios es el de restablecer relaciones para construir una paz estable y duradera en la península coreana.

Probablemente es más importante de todos, sea el compromiso de la República Popular Democrática de Corea de “trabajar en la desnuclearización completa de la península de Corea”.

"Hoy hemos mantenido una reunión histórica, y estamos listos para dejar atrás el pasado. El mundo va a presenciar un gran cambio", dijo el dictador norcoreano, tras la firma del acuerdo.

Por su parte Trump, destacó que el acuerdo alcanzado era muy detallado y que estaba construyendo “un vínculo muy especial” con Kim y que el proceso de desmantelamiento de la infraestructura nuclear de Corea, comenzará muy rápido.

Como una prueba de buena voluntad el presidente Trump anunció la suspensión de unas maniobras militares que debían efectuarse junto a la Corea del Sur.

Por su parte, desde Pyongyang Kim declaró que “era urgente para su país y Estados Unidos, detener las irritantes y hostiles acciones militares entre sí”

Lo cierto es que tras la cumbre de Singapur y la firma del histórico acuerdo la amenaza de un conflicto nuclear cede a la esperanza de encontrar la paz mundial y la prosperidad que merecen no sólo Corea del Norte y Estados Unidos sino todo los pueblo de nuestro planeta.



Página vista 95 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia