Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

En Oruro en más de 90 instituciones se prohíbe fumar

Siete millones de personas en el mundo mueren cada año por el consumo de tabaco

Según la OMS en el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.

Millones de personas mueren cada año a causa del tabaco

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 03 de junio de 2018

En Oruro, más de 90 instituciones prohíben el humo generado por el consumo de tabaco en sus ambientes, habiendo sido declarados como “ambientes libres del humo del tabaco”, por el Servicios Departamental de Salud (Sedes), ya que de cada 10 personas que mueren con enfermedades relacionadas al cigarrillo, dos son no fumadores.

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, que este año está dedicado a prevenir su consumo por la incidencia que tiene en el corazón, con cardiopatías, haciendo más propensas a las personas a esas afecciones, en su mayoría mortales.

El consumo de tabaco, en Oruro, en promedio se inicia a los 14 años en actividades sociales, y el promedio en Bolivia es a los 17 años, siendo la población femenina que va en aumento.

La responsable del programa de Salud Mental del Sedes, Nancy Condarco de Torrico informó que son 7 millones de personas que mueren al año por enfermedades relacionadas al consumo del tabaco, de las cuales más de 6 millones son consumidores directos y alrededor de 890 000 son no fumadores expuestos al humo ajeno.

El Sedes y el Comité Departamental de Salud Mental (Codesame) desde hace varios años, ejecutan una serie de acciones para que las diferentes instituciones declaren a sus ambientes libres del humo del tabaco, evitando de esta forma que personas que no fuman sean afectadas.

Pues el humo ajeno que llena restaurantes, oficinas y otros espacios cerrados contiene 4 mil productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.

Hombres y mujeres tienen el hábito de fumar


De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no existe un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno, en los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.

“Todas las personas deberían poder respirar aire sin humo. Las leyes contra el humo protegen la salud de los no fumadores, son bien acogidas, no perjudican a los negocios y animan a los fumadores a dejar de fumar”, recomienda la ONU.

Más de 1300 millones de personas, o el 18% de la población mundial, están protegidas por leyes nacionales integrales sobre espacios sin humo, y hoy lo que se busca es que también se prohíba el consumo de tabaco en discotecas, café pubs y otros lugares cerrados, donde se realizan reuniones sociales.

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, tanto para la salud como en otros ámbitos, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

El día Mundial Sin Tabaco trató de que las personas puedan conocer, analizar y reflexionar sobre la relación entre el tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular, que, conjuntamente, son las principales causas de muerte en el mundo.

Además sobre posibles medidas y acciones que destinatarios importantes, entre ellos los gobiernos y el público en general, pueden adoptar para reducir los riesgos para la salud causados por el consumo de tabaco.

A pesar de que se conocen bien los daños para la salud cardiaca que provoca el tabaco y de la disponibilidad de soluciones para reducir la morbimortalidad que ocasiona, amplios sectores de la población desconocen que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en todo el mundo, y el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno contribuyen a cerca del 17% de las defunciones por cardiopatías.

El consumo de tabaco es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, después de la hipertensión arterial.

Cerca del 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos medianos y bajos, que son los que soportan la mayor carga de enfermedad relacionada con este producto.

Fumar produce muchas enfermedades en el ser humano

METAS PARA ESTE 2018

-    Poner de relieve la relación entre el consumo de productos de tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares.

-    Aumentar la concienciación de la población en general sobre las consecuencias para la salud cardiovascular del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno.

-    Proporcionar al público en general, los gobiernos y otros destinatarios la posibilidad de comprometerse a promover la salud cardiaca protegiendo a las personas del consumo de productos de tabaco.

-    Animar a los países a reforzar la aplicación de las medidas de lucha contra el tabaco de la OMS, cuya eficacia está demostrada.


Causas de muerte en Latinoamérica

LOS EFECTOS BENÉFICOS PRINCIPALES DE DEJAR DE FUMAR

1. Todos los fumadores que abandonan el tabaco obtienen beneficios inmediatos y a largo plazo.

Los efectos benéficos sobre la salud:

-    A los 20 minutos, disminuye el ritmo cardiaco y baja la tensión arterial.

-    Dentro de las 12 horas siguientes, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye hasta valores normales.

-    Después de 2-12 semanas, mejora la circulación sanguínea y aumenta la función pulmonar.

-    En 1-9 meses, disminuye la tos y la dificultad para respirar.

-    En 1 año, el riesgo de cardiopatía coronaria es un 50% inferior al de un fumador.

-    En 5 años, el riesgo de accidente cerebrovascular corresponde al de un no fumador entre 5 y 15 años después de dejar de fumar.

-    En 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta ser el 50% del de un fumador, y disminuye también el riesgo de cáncer de boca, de garganta, de esófago, de vejiga y de páncreas.

-    En 15 años, el riesgo de cardiopatía coronaria es el de un no fumador.

(Fuente OMS)


Página vista 383 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia