Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

CAPUZ CULTURAL

25, 26 y 27 de mayo

Orureños que hicieron historia en otros departamentos y su valor es el común denominador de estos hijos de la ¨serranía sagrada de los Urus¨

Pintura de la Batalla del Alto de la Alianza

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 27 de mayo de 2018

Hace una semana publicamos en este nuestro espacio un trabajo titulado “Fechas Mayas Orureñas”, en esta oportunidad, podremos referirnos a las fechas mayas que rememoran hechos históricos de trascendencia y que son estudiados en las aulas escolares; sin embargo, con el aditamento, destacaremos la presencia orureña en estas magnánimas fechas.

25 de mayo de 1809, levantamiento de Chuquisaca. Es conocido por todos, que la princesa Carlota, hermana del Príncipe de Asturias, se encontraba en Rio de Janeiro junto a su esposo el Rey Regente de Portugal Juan VI, habiendo huido de la invasión de Napoleón a Portugal.

Al ser hermana del príncipe cautivo, reclamó el trono del Virreinato del Rio de la Plata encomendado a José Manuel de Goyeneche que convenciera a los doctores en Charcas de tal pretensión. En ese tiempo, la relación de Ramón García Pizarro con los oidores no era de las mejores, y con esta pretensión se suscitaron dos frentes; por un lado quienes apoyaban a la princesa Carlota y por otro lado quienes apoyaban al Príncipe Fernando estableciéndose dos partidos: “Carlotistas” y “Fernandistas”.

El movimiento popular se generó cuando se dispuso el apresamiento de Domingo Anibarro, Manuel Zudañez, Jaime Zudáñez y algunos otros. Uno de los más entusiastas en este levantamiento frente a las pretensiones del partido “Carlotista” fue un paisano nuestro: Esteban Agustín Gascón, que se encontraba desempeñando funciones como abogado junto a Mariano Moreno el más entusiasta entre el pueblo.


Este personaje, casi desconocido, después del levantamiento de Chuquisaca, participó en el Congreso de Tucumán el 9 de julio de 1816 que le dio la independencia de Argentina. Si bien representó a la Provincia de Buenos Aires, en su escasa biografía se refieren como altoperuano nacido en la Villa de Oruro y cuyo retrato se encuentra en la casa de la Libertad de la ciudad de Tucumán en la República Argentina.

26 de mayo de 1880, Batalla de Tacna o del Alto de la Alianza. En la madrugada de aquel miércoles comenzó con el intercambio de disparos de Artillería. El ejército aliado se encontraba en los altos de la ciudad de Tacna, y el Ejército de Chile ya se encontraba en formación para iniciar una batalla que se la esperaba varios meses.

En esta batalla, destacan muchos orureños que rindieron su vida en algunos casos y otros, se destacaron por su valentía. Es el caso del Cnl. Ildefonso Murguía, que toma el mando del Batallón “Alianza” o Colorados y con su grito inicia el ataque, el Capitán Gumercindo Bustillo comanda una de las escuadras de este batallón; muchos de ellos perecen en el ataque del cual reconoce hasta el enemigo su valentía.

Otros paisanos nuestros ubicados en diferentes unidades como el “Sucre”, el “Chorolque”, el “Murillo” y los escasos cañones de artillería dirigidos por Alexander Dehne, que si bien era de nacionalidad prusiana, escogió Oruro como su hogar. Destacamos la presencia de las ambulancias bolivianas, fundadas por el Dr. Zenón Dalence y apoyado por otros galenos de nuestra región como Abelardo Rodríguez, Julio Quevedo, Adolfo Mier y otros.

Su presencia permitió cuidar a los heridos de los tres países pidiendo el respeto del símbolo de la “Cruz Roja Boliviana”, se retiraron del campo de batalla tiempo después, luego de concluir con su labor humanitaria.

Alegoría de las mujeres en la Coronilla


27 de mayo de 1812, defensa de Cochabamba en la Coronilla. Se encuentra en debate la autoría de la famosa novela atribuida a Nataniel Aguirre; sin embargo, este hecho histórico que se desarrolla un día antes de la Fiesta de Corpus Christie en la Villa de Oropeza o ciudad de Cochabamba ante la invasión de las tropas españolas dirigidas por José Manuel de Goyeneche encontró a la población pobremente armada, compatriotas armados de “macanas” se apostaron en la colina de la “Coronilla”, muchos de los defensores eran mujeres que acompañadas de sus propios hijos tomaron algún objeto y se apostaron en el lugar.

Una mujer que impulsó a todas ellas era Manuela de la Tapia, que hasta muy avanzada edad combatió inclusive contra el régimen de Mariano Melgarejo. Es poco conocida la historia de esta mujer que habiendo nacido en Oruro, contribuyó en este hecho histórico y en sucesos posteriores.

Podemos sentir orgullo en estas fechas por el aporte de nuestros ascendientes en el contexto de la historia nacional, como ejemplo de vida y de trascendencia que rompe la línea de la inmortalidad, en este espacio sagrado que pertinentemente tituló don Carlos Condarco Santillán como “la serranía sagrada de los Urus”, cuyos hijos fuera de su hábitat contribuyeron a la historia nacional.


Página vista 381 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia