Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

En Potosí, se cae el Patrimonio de la Humanidad

Primero fue el cerro de Rico, ahora el techo del templo de San Agustín

Derrumbe del techo de la Iglesia de San Agustín

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 13 de mayo de 2018

Con la caída del Techo de la Iglesia de San Agustín, se derrumbó algo más que 400 años de historia de un templo que junto con otras veinte iglesias  coloniales como San Lorenzo, Santa Bárbara y el Cerro Rico de Potosí, son los iconos que contribuyeron a que Potosí sea declarado por la UNESCO, como Patrimonio  de la Humanidad en 1987 y que recientemente, la misma Unesco incluyera a la ciudad minera en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro.

El 17 de junio de 2017 el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que realizó su  congreso anual en Doha, Qatar, declaró que la ciudad colonial de Potosí estaba en peligro “debido a la operaciones mineras descontroladas y la falta  de conservación de su patrimonio”.

Al ser un patrimonio en peligro, Potosí  y el país enfrentan una severa observación por parte de la Unesco, como son la degradación del sitio debido a las operaciones mineras, la inestabilidad del Cerro Rico, las deficiencias en su conservación, una legislación de protección ineficaz en su patrimonio y un negativo impacto ambiental que afecta a su población.

El sacerdote Octavio Huanca, Superior del Convento de San Francisco, que es el custodio oficial del templo San Agustín, corroborando lo que ya dijo la Unesco, sostuvo que la falta de una intervención preventiva que fue anunciada por las autoridades locales a través de una Ley Municipal provocó el desplome del patrimonio.

Después del accidente del pasado viernes, las autoridades locales visitaron el templo para evaluar los daños, pero el trámite para su reparación sigue en proceso.

Lamentó que la caída del techo provocó el deterioro de algunas imágenes de santos, pero celebró que el derrumbe se produjo cuando no había ninguna celebración religiosa lo que evitó daños personales.

Recordó que en octubre del 2017,  la Iglesia Católica ha enviado una nota a la Alcaldía alertando los daños en la cubierta y las rajaduras, pero no se ha visto alguna preocupación no obstante que hay una recomendación de la Unesco para preservar los templos, la parte arquitectónica y el centro histórico de la ciudad, si es que se quiere todavía ostentar el título de Patrimonio de la Humanidad.

Los escombros han sido retirados con asistencia de los bomberos y los padres franciscanos, quienes además  anunciaron que presentará otro proyecto de ley de emergencia para encarar la reconstrucción y llamaron la atención de la Alcaldía, la Gobernación y el Ministerio de Culturas, a quienes recordaron que el país tiene una  Ley Nacional, que le obliga a preservar el patrimonio cultural.

Por su parte la concejal Azucena  Fuentes explicó que desde el 2013 está vigente la Ley Municipal Nº 002/2013 que establece de Prioridad Municipal, la Refacción y Restauración de Templos declarados Monumentos Nacionales por la Unesco y  los templos dentro de la Jurisdicción del Municipio de Potosí entre ellos el Templo de San Agustín.

Señaló que el artículo 2) dispone que el Órgano Ejecutivo del Gobierno Autónomo Municipal de Potosí, mediante la Oficialía Mayor Administrativa y Financiera y la Dirección de Patrimonio, dentro de su POA para cada gestión, asignará presupuesto para desarrollar tareas de refacción, conservación, preservación, salvaguarda y protección de los Templos declarados Patrimonio y Monumentos Nacionales, a partir de la promulgación de la presente Ley.

“Está en riesgo el título otorgado porque no hemos cumplido las recomendaciones de preservar el entorno paisajístico y los monumentos arquitectónicos. El año pasado yo estaba de presidente de la Comisión de Culturas (del Concejo Municipal)  y la misión ha dejado una serie de recomendaciones que no se han cumplido”, declaró molesta con la caída del techo.

Recordó que en días pasados estuvo de visita la ministra de Culturas Wilma Alanoca para promocionar una feria gastronómica y anunciar un plan de promoción de las catatumbas  y las de San Agustín son las mejores conservadas.

Por su parte el director de Patrimonio del Gobierno Municipal de Potosí, Oswaldo Nina, informó  que se hizo una evaluación de la caída de la cubierta del templo de San Agustín y confirmó que un soporte de adobe de la cercha central cedió hasta causar la inflexión y fractura del techo y su ruptura en un 80 por ciento.

Explicó que no hay deterioro ni desplazamiento en el resto de la pared, no era visible la fractura, ni humedad y se descartó el daño por las lluvias. Dijo que se hizo  una clasificación de los materiales de la cubierta y los escombros  y que con  prioridad se encarará la restauración del techo y para eso se adecuará el proyecto que se tiene con el estudio y análisis de los daños y se buscará la bibliografía para conocer el artesanado original de madera y se procederá activar la Ley que declara prioridad para la asignación de recursos y encarar la reposición del techo del templo.

Pero, no es el único patrimonio que se cae,  en septiembre del 2016, el  Cerro Rico de Potosí, se hundió y el 21 de noviembre del 2017, se abrió un boquete 33 X 28 metros y una profundidad de 10 metros, que mató  a dos personas. El hundimiento del cerro es un hecho recurrente, que aún no encuentra una solución, pues, se tienen 5.000 bocaminas abiertas, que desde la colonia a la fecha siguen siendo explotadas.

Después de su fundación Potosí, sigue explotando, la mayor mina del mundo el Cerro Rico, aunque hoy, ha empezado a perder el glamur, pues la corana del cerro se enfrenta al hundimiento por el saqueo al que aún es sometido.

La montaña quedó perforada por innumerables socavones destinados a la extracción de miles de toneladas de mineral. En la cima se produjo un cráter y el constante hundimiento que sufre el cerro exige el cese de operaciones a partir de la cota 4.400. No obstante, continúa la explotación de plata y estaño, debido a que los mineros no cuentan con nuevas áreas de trabajo.

Potosí es una ciudad de Bolivia, capital del departamento del mismo nombre, situada en la cordillera Oriental de los Andes, al pie del famoso Cerro Rico de Potosí. La ciudad surgió al amparo de las minas y llegó a convertirse en la mayor ciudad de América —con más de 150.000 habitantes en el siglo XVII—.

De Potosí salían las caravanas con la plata en mineral y acuñada en la gran Casa de la Moneda —hacia el virreinato del Perú y también hacia el sur al Río de la Plata.

Actualmente, Potosí por la explotación de minerales recibe alrededor de 58 por ciento de las regalías mineras de todo el país.  Casi el 70 por ciento de la regalía minera que percibe el Gobierno Autónomo del Departamento de Potosí proviene de tres empresas las que juntas entregaron 207.649.587 Bolivianos en el periodo enero - agosto de la gestión 2016.

La Secretaría de Minería y Metalurgia de la Gobernación hizo conocer que la Minera San Cristóbal, Pan American Silver Bolivia y la Empresa Minera Manquiri (proyecto San Bartolomé) son las que más aportan mientras que las cooperativas mineras están registradas en el grupo "otras empresas" siendo su aporte del 15 por ciento de la regalía minera.

A pesar que sigue siendo un departamento al que año tras año se le saquea su riqueza, no sólo por extranjeros sino sus propios ciudadanos, ninguno invierte en su departamento pues, prefieren  llevar su dinero a Sucre, Tarija y Santa Cruz donde edifican grandes casas o lo derrochan en bebida. La preservación de su patrimonio arquitectónico prácticamente, está a su suerte porque no hay recursos para mantenerlos. Pero, para el conjunto del país, Potosí no sólo es historia, sino que sigue siendo nuestra fuerza económica.

Potosí, iglesia San Agustín


San Agustín

Aurelio Augustín de Hipona, San Agustín, nació en Tagaste (África Romana)  la actual Argelia, el 13 de noviembre del año 354 .Fue un teólogo latino y la máxima expresión del cristianismo, Según cuenta el mismo, fue irracible, soberbio y díscolo, pero fue educado por su madre Santa Mónica, en el cristianismo.

Era un mal estudiante, rechazaba a los griegos, pero como le gustaba jugar aprendió a estudiar, en su municipio estudio gramática, en Metauro artes liberales y en Cártago retórica. A pesar de que se casó, llevaba una mala vida “dedicada al teatro el robo” lo que le llevó  a renegar de su formación cristiana inducida por su madre. Cuestionó la fe impuesta no fundada en la razón. Pero, su preocupación mayor que le acompañaría toda la vida, fue el problema del mal, que fue determinante para  adherirse al maniqueísmo que tenía dos sustancias opuestas: una buena  (la Luz)  y la otra mala (las tinieblas) eternas e irreductibles.

San Agustín,  pensaba que era bueno conocer el aspecto bueno y luminoso  que cada hombre posee para vivir de acuerdo con él para alcanzar la salvación. Años después de predicar y llegar a lo más alto de la vida maniqueísta se alejó, hasta que encuentra en Milán simpatía por el pensamiento de San Ambrosio que parte de la idea que “Dios es luz sustancia espiritual  de la que depende y no depende nada”. Comprendió que las cosas estando subordinadas a Dios derivan todo su ser de Él, de manera que el mal sólo puede ser entendido como pérdida  de un bien, como ausencia  o no ser, en ningún caso como sustancia.

El 387 se hizo bautizar y se consagró a Dios. Regresó a África y fue ordenado sacerdote en Hipona, predicó la palabra y sostuvo un enconado combate  contra lo que llamó las herejías que amenazaban la ortodoxa católica, reflejado en las controversias que mantuvo con maniqueos, pelagianos, donatistas y paganos.

El  395 fue nombrado obispo de Hiponia, desde ahí proyectó  su pensamiento occidental. Fue celebre porque escribió  cartas a sus amigos, adversarios extranjeros , fieles y paganos. Fue pastor, administrador orador y juez.

Roma cayó el 410 y se responsabilizó  a los cristianos. San Agustín volvió a su ciudad natal Hipona donde presenció y  combatió la invasión bárbara del norte de África. Al tercer mes de asedio a Hiponia, cayó enfermó y murió.

El tema central del pensamiento de San Agustín de Hipona es la relación del alma, perdida por el pecado y salvada por la gracia divina, con Dios, relación en la que el mundo exterior no cumple otra función que la de mediador entre ambas partes.

El hombre aspira a la felicidad, pero, conforme a la doctrina cristiana, no puede ser feliz en la tierra; durante su existencia terrenal debe practicar la virtud para alcanzar la salvación, y gozar así en la otra vida de la visión beatífica de Dios, única y verdadera felicidad.

 

Iglesia de San Agustín

En el año de 1583, Fray Diego de Castro, acompañado de cuatro religiosos, establecieron su convento en Potosí,  posteriormente, impulsaron la construcción de  iglesia, de una nave y con crucero, a la que luego se adosó la capilla de Aránzazu, cuya construcción comenzó el año de 1600, y el campanario para dicha capilla se hizo posteriormente, habiéndose concluido en 1611.

El templo mantiene la hermosa portada renacentista, tallada en piedra a principios del XVII, es de dos cuerpos, el arco de medio punto flanqueado por dos pares de columnas jónicas, tiene cuatro hornacinas, donde aún se pueden ver pinturas murales de santos de la Orden, en el cuerpo superior la única hornacina tiene igualmente columnas jónicas a una por lado. La mandó trabajar el Prior Fray Fernando Maldonado.


Parroquia de Nuestra señora de Copacabana de Potosí

En 1585 ya existía esta iglesia, nombrada entonces simplemente como parroquia de San Agustín, allí primero arribaron Fray Diego de Castro y las monjas agustinas. La iglesia cambio de nombre  a Nuestra Señora de Copacabana de Potosí debido a que Francisco Tito Yupanqui labró la imagen de la Virgen de Candelaria en el lugar  1582, y luego se hizo famosa en el santuario de Copacabana, naciendo una nueva advocación.

La iglesia en forma de cruz latina, por fuera no presenta mayor interés. Es por dentro donde se aprecia la cubierta mudéjar de las capillas laterales y presbiterio, y especialmente la cúpula de media naranja del crucero, considerada la mayor y más hermosa de América




Página vista 373 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia