Oruro, Bolivia. 22 de octubre de 2018
  • close

Ahora las agresiones son virtuales y aún más peligrosas

Urge construir una política pública contra el bullying y el cyberbullying

Las redes sociales se han convertido en el nuevo campo de batalla. Los agresores no tienen piedad, insultan y amenazan a niños y jóvenes, con quienes comparten el aula en la escuela o el colegio. El cyberbullying no reconoce fronteras. Las agresiones mortales se disparan cual balas por plataformas digitales como el Facebook y el WhatsApp, pudiendo

Cyberbullying por internet

account_box


EL FULGOR.com
location_city Oruro
date_range 13 de mayo de 2018

Insultos irrepetibles y amenazas a una niña leemos en el WhatsApp del teléfono inteligente que nos muestra Karen Flores, directora de Voces Vitales y especialista en el tema de bullying, como una prueba concreta de lo que ahora se conoce como cyberbullying (acoso digital), el nuevo campo de batalla, donde los agresores que no conocen límites para lastimar a sus compañeros de curso de escuelas y colegios, a través de las redes sociales.

Para la especialista el tema no pasa por el suicidio de una víctima  o una paliza para el responsable o los responsables, hombre o mujeres, sino va más allá. Se precisa con urgencia una política pública de protección y prevención de estos casos y así salvar la vida de niños y jóvenes, que no encuentran protección ante ataques despiadados, que con el pasar del tiempo se están convirtiendo en comunes y normales.

Pese a varios casos de agresiones al interior de unidades educativas, no existen cifras ni datos sobre el estado de situación a nivel nacional, aunque se conoce que por lo menos el 80% de los estudiantes fue en alguna oportunidad víctima de bullying y cyberbullying. Y a nivel departamental al menos unos seis de cada 10 niños y jóvenes fueron agredidos pero no lo denunciaron.  

“No entiendo cómo el Estado, las autoridades no prestan atención a esto, no es verdad de lo que no te mata te fortalece, lo que te mata te mata nomás y por otro lado no te fortalece sino te hace muy débil”,  reflexiona Flores, al mencionar que se precisa con urgencia una radiografía de lo que está pasando en las escuelas.

Las aulas son la caja de resonancia de la violencia

“El aula y el colegio son como la caja de resonancia de las infinitas violencias que hay en la sociedad, es aquí en estas aulas, dónde se magnifican las violencias”, sentencia la profesional, al recordar que como Voces Vitales, el 2009, presentaron un estudio sobre bullying junto al Ministerio de Educación, pero que no halló eco en las autoridades.

“El 2009 hemos hecho un estudio, que lo ha presentado el Ministro, un trabajo hecho por Voces Vitales, como cabeza de sector para que comprometa una política pública con este tema, lamentablemente se presentó el estudio y ahí quedó todo”, lamenta.

Ella insiste en que es necesario saber qué está pasando, porque el 2009 no había cyberbullying, por lo que en base a un estudio coherente, real, regionalizado, contextualizado se puede construir una política pública.

Entonces enumera algunas variables que deberíamos conocer para delinear una norma a fin de prevenir el bullying: Tasa global de casos más frecuentes de violencia, formas de violencia, los tiempos, la recurrencia, los métodos que se utilizan, de forma que se puedan  prevenir casos de violencia, confrontar y restituir derechos.

Víctimas y agresores, ambos víctimas de violencia

Si bien hay agresores y víctimas, explica que las familias deben proteger a ambos, porque detrás de cada agresor subyace una familia disfuncional. El agresor es agresor porque es víctima de violencia intrafamiliar.

Identifica la negligencia, la ausencia de comunicación, la carencia afectiva, la escucha poco asertiva como violencia, al margen de la violencia física, verbal y todo lo que los padres son capaces de ejercer; a lo que se suma la separación tecnología. ”Si bien las TICs han venido a aportar muchísimo también han venido a destruir muchísimo”.

“Ahora la mamá llega a casa cansada y se pone a ver el Face, el WhatsApp, sus grupos, etc, y su hija le quiere decir algo ’mamá te cuento que en el cole’ y la mamá ‘espera, después hablamos’”, menciona, sobre los procesos de comunicación padres-hijos.

“Chicos no se dejen, denuncien”

Entonces lanza un mensaje fuerte y claro a los niños y jóvenes víctimas del bullying. “Chicos no se dejen, si te acosan denuncia”.

Sentencia que nadie debe dejarse llamar por un sobrenombre que no le gusta, que nadie tiene porque golpearte, nadie tiene porque robarte tus cosas, porque cada uno tiene derecho a estar feliz en el colegio y que no permitan que nadie les quite ese derecho.

No se puede seguir ignorando las señales que están claras, cuando un niño se inventa un dolor de estómago para no ir al colegio, está siendo víctima de bullyin, no puede ser que esté pensando en cortarse los brazos porque prefieren sentir ese dolor antes que sentir el dolor emocional en el colegio.

Por ello dice “no permitas que te haga eso, siempre y cuando tengas un padre, una madre, un hermano, un abuelo, un tío que te den las herramientas necesarias para que seas capaz de defenderte de la primera agresión hazlo. Al primer golpe, tonto tú; al segundo golpe tonto yo que me deje”, concluye.

Karen Flores, especialista en Bullying


Madre, comunicadora y especialista en bullying

Flores, comunicadora social y una de las investigadoras más reconocidas en este campo del bullying, vivió esta tragedia en carne propia, al ver cómo su hija fue víctima de agresiones en su colegio, de ahí su interés profesional y personal por aportar a esta temática que amenaza la estabilidad emocional y hasta la vida de niños y jóvenes.

Con su Asociación Voces Vitales, la primera organización en Bolivia interviene en la prevención del Bullying y ha venido trabajando con más de 170 colegios y 300 niños, niñas y adolescentes. Su determinación la llevó a fundar el Cole Voces Vitales, donde estudian 30 niños, unos con autismo, síndrome de donw y también víctimas de bullying, con excelentes resultados y en el marco de la Ley 070.


Qué es el cyberbullying

El cyberbullying o, en español, el ciberacoso es un tipo de acoso que se vale de medios informáticos para el hostigamiento de una persona. Supone la situación de hostigamiento, abuso y vejación sostenido y repetido a lo largo del tiempo, de una persona por parte de un grupo de individuos. Se vale de las redes informáticas y de los recursos tecnológicos actuales, como computadoras, teléfonos inteligentes, tablets, e, incluso, consolas de videojuegos.

El ámbito de internet, además, propicia el anonimato, o la adopción de perfiles inventados para enmascarar en el cyberbullying, de modo que al estrés de la víctima puede sumarse la sensación de no saber quién lo está atacando.
Fuente: https://www.significados.com/ciberbullying/




Página vista 105 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia