Oruro, Bolivia. 18 de diciembre de 2018
  • close

CAPUZ CULTURAL

Constitucionalismo Social

Militar boliviano que se destacó en la Guerra del Chaco

account_box


El FULGOR.com
location_city Oruro, Bolivia
date_range 06 de mayo de 2018

Hemos celebrado hace pocos días el esperado “Día del Trabajador”, efemérides que es recordada en colegios y por supuesto en las fuentes laborales; en el primer caso con tareas alusivas y en el segundo con festejos a veces que rayan en las buenas costumbres.

Este año, el primer Mandatario decidió celebrar en Oruro, en la Avenida Cívica, que tanto significado tiene para nuestro terruño, no solo vinculado a lo cultural o folklórico, sino porque hace 32 años de allí salieron los mineros en la famosa “Marcha por la Vida”, en protesta por la famosa “relocalización”.

De aquella época, las nuevas generaciones no comprenden, y menos entenderán los estados de sitio, las manifestaciones violentas, las detenciones en la Policía y otros procesos ligados a las protestas sociales de la época.

Sin embargo, la celebración del 1 de mayo, vinculado a los mártires de Chicago, en nuestro país merece atención diferente, mucho más antes de la mal llamada “revolución” del 9 de abril de 1952, nos encontramos con medidas sociales muy adelantadas para el país, inclusive antes de la fundación de la Central Obrera Boliviana (COB).

Nos referimos a las medidas de carácter constitucional en el gobierno del Teniete coronel German Busch Becerra. No podríamos decir que el Presidente era de corriente socialista, pero estableció medidas enteramente de esa corriente en una época difícil, particularmente por la década posterior a la gran crisis económica de 1929.

El 24 de mayo de 1938 se aprobó la Ley General del Trabajo, con medidas imprescindibles al proceso laboral: 8 horas de trabajo, el desahucio, la asociación de los trabajadores a través de los Sindicatos, el derecho a la huelga, las excepciones del trabajo nocturno y las horas extras.

Estas medidas aún vigentes son parte de la relación contractual y todos quienes formamos la masa laboral nos acogemos a los beneficios como también a su régimen disciplinario.

La dura situación económica, la constante devaluación monetaria y ante todo la gran cantidad de ex combatientes que se insertaban a la economía del país, fue parte de esta necesidad que de alguna manera recibió la influencia de Carlos Montenegro, que de otra manera se considera el ideólogo del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) de 1952; sin embargo, mucho más antes se fue pensando en estas medidas. Otra figura, también de influencia: Augusto Céspedes que escribió su libro “El Dictador Suicida”.

Germán Busch generó medidas a favor de la clase trabajadora


Es menester reconocer a este Presidente, de quien aún se habla mucho pero se dijo poco, hace poco tiempo Robert Brockmann publicó “Dos Disparos al amanecer” y la familia colateral se enfocó solo en el nacimiento y en su muerte (aduciendo el famoso y mentado asesinato), pero no se profundiza sobre este proceso importante para el país.

Un análisis sobre estas medidas y todas aquellas que beneficiaron al país en su momento, lamentablemente no tuvieron continuidad y fueron atribuidas lamentablemente al proceso de 1952 sin mayor victoria como el decreto del 7 de junio que establecía que el 100% de las exportaciones de minerales debían concentrarse en el Banco Central de Bolivia (BCB).

Fue una importante medida, pues si las empresas tenían trabajadores debía establecerse la base económica para solventar las disposiciones sociales, más aun cuando en Europa se iniciaba una guerra y se requería de la materia prima producida en las minas. Esta medida, realmente era revolucionaria y estaba atacando a la “rosca” minera que tenía una gran cantidad de empleados en sus empresas en condiciones inadecuadas. Entonces ocurrió la intempestiva muerte de Busch y meses después el gobierno que le sucedió de Carlos Quintanilla la derogó

Se debe mencionar, también para evitar falsas “apropiaciones” que el día del Indio fue una medida de Busch establecida un 2 de agosto, con la intención de dignificar a este grupo mucho más antes, además de haber organizado el Primer Congreso Campesino.

Lo que nos queda es la aplicación de la Ley General del Trabajo, incluida por primera vez en la Constitución por la Convención de 1938 el 28 de octubre proclamando los Derechos S    ociales del Hombre configurado en el Régimen Social, además del Familiar, Campesino y Cultural. Reconoce además, a la educación como la más alta función del Estado, entre sus medidas más importantes.

De esta manera, apropiarse de estas medidas solo porque coyunturalmente alguno de los personajes estuvo presente en la firma de estas disposiciones es una falacia, el reconocimiento tiene mérito en German Busch que no fue político, pero quiso tener una línea, la misma que fue primigenia en el nacionalismo y el socialismo. Años después, se apropiaron de estas medidas inclusive de su figura, pero la historia nos muestra lo que realmente sucedió en un Presidente que en poco tiempo generó una revolución social sin precedentes. Rememorar el 1 de mayo, consideramos relevante en la figura de German Busch.

¡Qué hubiese pasado si no moría!


Página vista 278 veces










ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia