Oruro, Bolivia. 15 de diciembre de 2018
  • close

Instituto de mayor nivel académico de la Armada Boliviana celebra 47 años

Instituto de mayor nivel académico de la Armada Boliviana celebra 47 años

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
location_city La Paz, Bolivia
date_range 28 de mayo de 2017

La Escuela de Comando y Estado Mayor Naval ¨Dr. Ladislao Cabrera Vargas¨ conmemoró el 23 de mayo 47 años de creación y se constituye en el instituto de mayor nivel académico de la Armada Boliviana.

Esta casa Superior de Estudios fue creada el 25 de marzo de 1970 como Escuela de Guerra Naval. Fueron muchas las denominaciones que recibió en el transcurso del tiempo, hasta el año 2012 cuando mediante Resolución 088/12, cambió su estructura y nombre al de “Escuela de Comando y Estado Mayor Naval”.

La organización actual es el Curso de Comando y Estado Mayor Naval, Curso de Aplicación Naval, Curso Básico a Distancia y Escuela de Postgrado de la Armada Boliviana.

En estas diferentes unidades académicas se realiza la capacitación y especialización del personal de señores oficiales superiores, oficiales subalternos de la Armada; así como, la población en general a través de los postgrados en Medio Ambiente y Recursos Humanos.

El comandante general de la Armada Boliviana, Vicealmirante Yamil Borda, expresó su satisfacción y un sentimiento de alegría realzar con su presencia en este templo del saber en ocasión de los 47 años que tiene esta casa superior de estudios.

Convocó a los oficiales que se preparan para los ejercicios de comando, especializarse en el campo militar, de los intereses marítimos y al desarrollo que son tareas constitucionales.

El director de la Escuela de Comando y Estado Mayor, Capitán Hernán Darío Crespo, recordó que en 1970 consolidaron la creación de la Escuela de Comando y Estado Mayor Naval instituyéndose la fecha de aniversario el 23 de mayo como un homenaje al natalicio del defensor del Litoral Boliviano “Dr. Ladislao Cabrera Vargas”.

"Desde entonces este instituto es el centro de generación de la doctrina naval, donde se estudia la guerra naval, desde una perspectiva conducente a la creación del pensamiento naval y la especialización de los oficiales con capacidades efectivas para resolver problemas y situaciones complejas que se plantean en el servicio naval", afirmó.

Reconoció y recordó a todos los visionarios jefes, que el año de 1965 visualizaron la necesidad de implementar un Curso de Comando y el establecimiento de la Misión Naval Argentina de Instrucción, contribuyente a la organización y funcionamiento de los institutos de formación, capacitación y especialización naval, acciones que el año 1970, consolidaron la creación de la Escuela de Estado Mayor Naval.

Desde entonces, agregó, que este instituto es el centro de generación de la doctrina naval, donde se estudia la Guerra Naval desde una perspectiva, conducente a la creación del pensamiento naval y a la especialización de oficiales con capacidades efectivas para resolver problemas y situaciones complejas que se plantean en el servicio naval.

Considera que este proceso evolutivo y constante no fuera posible sin el compromiso institucional de todos los oficiales que dieron lo mejor de sí cuando les tocó desempeñarse como instructores, catedráticos o evaluadores.

Un especial reconocimiento a los ex directores y al plantel docente constituido por señores almirantes, generales, oficiales superiores, oficiales de la misión Naval Argentina quienes son el nexo entre el pasado, presente y futuro transmitiendo su sapiencia, conocimientos y sobre todo experiencia a los oficiales cursantes que son el futuro inmediato de la institución.

Dijo que en estos 47 años de historia del instituto, la formación y preparación de los cursantes ha sido orientada a satisfacer las necesidades institucionales propias de la situación y realidad, preparando oficiales de Estado Mayor Naval con competencias de liderazgo para comandar dirigir y asesorar eficaz y eficientemente.

“La visión estratégica que desde sus inicios trazó el rumbo de esta Escuela de Comandantes prevalece vigente en la formación de los oficiales de Comando y Estado Mayor Naval consolidando su profesionalismo y prospectiva que hoy tras casi medio siglo de trayectoria, transita por una senda cimentada en principios, valores y consecuentemente en virtudes y esfuerzos”, dijo.

Añadió que fueron, son y seguirán siendo la savia generosa que se trasmite para lograr la profesionalidad, firmeza de carácter, fuerza de voluntad, profundo sentimiento del deber y un elevado sentido del honor como cualidades de liderazgo del Oficial de Comando y Estado Mayor Naval.

Para cumplir su misión la escuela imparte los cursos de Comando y Estado Mayor Naval y de Aplicación que profesionalizan al personal en los niveles de especialización y aplicación respectivamente buscando como resultado desarrollar en ellos capacidades.

Como la toma de decisiones, asesoramiento, planificación, supervisión y conducción de pequeñas y grandes unidades navales en el nivel táctico y estratégico, tareas que se complementan con los respectivos cursos Básicos a Distancia y la Escuela de Postgrado.

Este proceso de evolución y actualización continua iniciado hace 47 años, mediante el estudio y debate de distintos tipos de estrategias sobre el empleo del poder naval, permite capacitar no solo a oficiales nacionales, sino también extranjeros, dotados de un amplia visión estratégica.

Esta singladura exitosa, es el resultado de la contribución de muchas personas que con esfuerzo, profesionalismo y visión han sabido comprender la importancia fundamental de la preparación de los oficiales de Comando y Estado Mayor para enfrentar los desafíos del siglo XXI.

En ese sentido, la esencia fundamental del oficial de Estado Mayor contenida en su perfil de egreso, es de un líder con valores y principios, con capacidad para ejercer el don de mando y liderazgo militar; con iniciativa y conocimiento pleno de la doctrina naval militar, competencias en las funciones administrativas y un gran conocimiento de nuestra historia.

De esta manera, la Escuela de Comando y Estado Mayor Naval no solo idealiza, sino también trasciende a través de la concepción, preparación y ejecución de tareas vinculadas al servicio de la sociedad de la que vienen y a la que se deben, teniendo como premisa dar a la institución los mejores comandantes.

En este contexto, Crespo, indicó que la administración del proceso educativo se desarrolla conjuncionando procedimientos de naturaleza educativa, administrativa y técnica, sostenida por las nuevas tecnologías de la información permitiendo una adecuación al modelo educativo socio comunitario productivo, de forma efectiva dialógica, dinámica, personalizada, actual y realista.

Por ello, subrayó que en cada acción, en cada palabra, en cada paso y ademán, instructores, docentes y personal de planta se consagran con empeño y tesón para reflejar esa cultura en cada cursante, pero sobre todo, para que se fortalezca el conjunto de valores que han regido de manera omnipresente la vida del oficial de Comando y Estado Mayor Naval, con la firme certeza de que su aplicación constituye un círculo virtuosos que preserva el espíritu de la Armada.

Todo lo mencionado, agregó, no fuera posible sin el decidido apoyo y la importancia que el Sr. Comandante General de la Armada Boliviana proporciona a este instituto, imponiendo tareas orientadas a la constante actualización y superación del personal de cursantes, la ejecución de ejercicios y los juegos de guerra.

JUEGO DE GUERRA TEMPO

La Escuela de Comando y Estado Mayor de la Armada Boliviana prepara a futuros comandantes de grandes y pequeñas unidades bajo el principio socio productivo comunitario y los nuevos paradigmas de la institución.

La escuela tiene para la presente gestión dos cursos, el primero de aplicación naval destinado a 33 tenientes para que a futuro sean parte de las plantas mayores y, el curso de comando y estado mayor, a 27 oficiales superiores, entre esos uno de la Armada argentina, que son futuros comandante de grandes y pequeñas unidades.

Del curso de Comando y Estado Mayor, Crespo indicó que se clausuró el primer módulo denominado 'Juego de Guerra Tempo 2017', orientado a la toma de decisiones bajo parámetros de costo beneficio y buena administración de los recursos y el tiempo real.

Explicó que después las materias se complementan en un segundo módulo orientado a la parte estratégica operacional, es decir, a la conducción de las fuerzas dentro de un teatro de operaciones, donde también culmina con el juego de gabinete.

El año académico concluye con el juego de guerra conjunto, donde interactúan las escuelas de comando y estados mayores del Ejército y Fuerza Aérea para comprobar los conocimientos adquiridos en la formación y capacitación de los oficiales superiores, puntualizó Crespo.


Página vista 421 veces


local_offerFuerzas Armadas








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia