Oruro, 23 de abril de 2018
  • close

El humo del tabaco es el contaminante más peligroso para la salud

El humo del tabaco es el contaminante más peligroso para la salud

account_box


Periodista | EL FULGOR.com
email [email protected]
location_city Oruro, Bolivia
date_range 28 de mayo de 2017

Existe evidencia científica contundente reunida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que demuestra que el consumo y la exposición al humo del tabaco es uno de los contaminantes más peligrosos para el cual no existe un umbral mínimo de exposición y que produce graves consecuencias para la salud de los fumadores y no fumadores que lo inhalan, por contener más de 7.000 sustancias químicas entre partículas y gases tóxicos, 70 cancerígenos y la nicotina una droga más adictiva que la heroína.

La responsable del programa de Salud Mental del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Nancy Condarco de Torrico informó que de cinco personas que mueren a causa del tabaco dos son personas que no lo consumieron directamente, sino fueron lo que se conoce como “fumadores pasivos”, los que inhalan el humo porque alguien cerca está fumando.

La nicotina, explicó Condarco, es el componente que provoca la adicción, modifica estructural y funcionalmente el cerebro es una sustancia que posee una gran capacidad adictiva ya que activas los receptores nicotínicos específicos cerebrales casi instantáneamente luego de su inhalación.

El cigarrillo es una droga legal socialmente aceptada y que está arraigada profundamente en la personalidad de cada fumador, porque ha crecido y ha vivido por años con el tabaco, esto hace que la dependencia que genera el cigarrillo abarque aspectos físicos, biológicos, psicológicos y sociales.

Entre las consecuencias del consumo de los productos del tabaco y exposición al humo de tabaco ajeno se encuentra una gran variedad de enfermedades como cáncer de todos los tipos, cardiopatías, enfermedades respiratorias, diabetes, bajo peso al nacer, mortalidad neonatal, aborto espontáneo, parto prematura, otitis, asma, alergias, embolia, arterioesclerosis, y otras, además de acusar discapacidad y muerte prematura, se estima que se pierde el 15 por ciento de años de vida o más al consumir tabaco.

En Bolivia el tabaco es la segunda droga más consumida después del alcohol con una prevalencia de 25 por ciento al año en una población de 12 a 65 años de edad.

Según una encuesta realizada hace dos años, los jóvenes aceptaron que se inician en el consumo del tabaco desde los 14 o 15 años, pero existen algunos casos que incluso lo hacen desde los 8 o 9, y lo hacen en eventos sociales, culturales, casas de amigos y otros, y tanto en el altiplano y los valles, predomina el consumo en el sexo femenino.

DIA MUNDIAL

Este 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, por lo que la OMS insta a los países a priorizar y agilizar los esfuerzos realizados para luchar contra el consumo de tabaco.

Asimismo informó que el consumo de tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, una cifra que, según las previsiones, aumentará hasta más de 8 millones de fallecimientos anuales en 2030 si no se intensifican las medidas para contrarrestarlo. El tabaquismo es perjudicial para cualquier persona, con independencia de su sexo, su edad, su raza, su cultura y su educación. Causa sufrimiento, enfermedades y fallecimientos, empobrece a las familias y debilita las economías nacionales.

Obliga a aumentar el gasto sanitario y produce una reducción de la productividad, generando costos sustanciales para la economía de los países. Además, el consumo de tabaco agrava las desigualdades sanitarias y la pobreza, ya que las personas más pobres dedican menos recursos a necesidades básicas como la alimentación, la educación y la atención sanitaria. Cerca del 80% de las muertes prematuras causadas por el consumo de tabaco se registran en países de ingresos bajos y medianos, que tienen más dificultades para alcanzar los objetivos de desarrollo.

En el cultivo del tabaco se utilizan grandes cantidades de plaguicidas y fertilizantes que pueden ser tóxicos y contaminar fuentes de suministro de agua. Cada año, estos cultivos utilizan 4,3 millones de hectáreas de tierra y causan entre un 2% y un 4% de deforestación del planeta. Además, la fabricación de productos de tabaco genera 2 millones de toneladas de residuos sólidos.

Es ante esta realidad que muestra la OMS que también en Oruro se han tomado previsiones, y además de contarse con una Ley 3029, se tiene la resolución departamental 020 y una normativa municipal, que prohíbe el consumo de tabaco en ambientes cerrados.

Son 64 instituciones que han sido certificadas, pero muchas de ellas tienen sus dependencias y llegamos más o menos a 150 resoluciones que declaran ambientes libres del humo del tabaco.

Es un gran avance pues se llegó a instituciones como las universidades, oficinas públicas, pero también privadas, y locales donde se efectúan eventos sociales, con la intención de proteger sobre todo a las personas que no fuman, evitar que esta gente inhale humo ajeno.

Este trabajo cada vez está llevando más a la conciencia de la población, por lo que poco a poco se abarca a más gente que evite por lo menos fumar en ambientes cerrados, e incluso esto debe ser acatado en cafés pub, discotecas, karaokes y otros donde el consumo de cigarrillo es indiscriminado.

“Si bien no podemos prohibir que se consuma el cigarrillo a las personas mayores, éstas deben hacerle en un ambiente abierto, pues no se puede considerar en un ambiente cerrado uno para fumadores y otro para no fumadores”, explicó Condarco.

Oruro se encuentra en el quinto lugar a nivel nacional de incidencia en el consumo del tabaco, y con estas medidas se espera que reduzca, para prevenir enfermedades, gastos insulsos y la muerte.


Página vista 237 veces


local_offerTabaco














ElFulgor.com © 2016-2017 Oruro, Bolivia